Os traemos un nuevo vídeo del profesor Juan Ramón Rallo, un vídeo en el que te explica porqué el uso obligatorio de mascarillas en exteriores es una cacicada política. Una cacicada política que, además, tiene una razón jurídica, la redacción del propio Decreto Ley, tal y como ya hemos denunciado en estas mismas líneas.

[La publicación del BOE PERMITE QUE NO SE USEN MASCARILLAS EN EXTERIORES]

Os dejamos con el vídeo del profesor Juan Ramón Rallo en el que te explica porqué el uso obligatorio de mascarillas en exteriores es una cacicada política…

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

14 Comentarios

  1. Pena de muerte para todos los ejecutores y colaboradores necesarios de este golpe de estado mundial y de este genocidio. Pena de muerte para todos ellos, no nos conformaremos con menos.
    ¿Saben si VOX ya ha denunciado en los tribunales este asunto? Ah no que no era para hoy sino pa’mañana, ya ya.

  2. Este Rallo explicando lo explicable, hay que ver ka cantidad de vueltas políticamente correctas para decir que esto es solo una gilipollez totalitaria mas.

    Yo creo que el “liberalismo”es otra trampa mas de la razón.

    Pero en fin, es solo mi punto de vista, que puede ser tan erróneo como el de Rallo, “hay gente pa to”.

  3. Sinceramente Rallo no está para explicar nada sobre esto, está para que se lo expliquen a él. Por que no se entera o o se quiere enterar de nada.
    De que virus hablas Rallo? vete con el Ferreras que es tú habitat natural.

    • Es como Jano y tantos otros, un ftalatado con sed de fama y pasta intentando jugar al doble juego. Sin saber que es imposible un doble juego.

  4. Estos parguelas que han estado dos años alimentando o siguiendo la corriente a la farsa genocida y tiránica lo mejor que podrían hacer ahora es cerrar sus labios de pitiminí. Indignos.

  5. Vais dando palos de ciego, sin criterio, sin el menor conocimiento de nada de lo que ocurre, sois la disidencia de Puerto Hurraco, y cada día os metéis más en el lodazal. Las palabras de Rallo son bochornosas, infames, asume en todo el discurso de los genocidas, salvo que consiera que “la evidencia de que se produzcan contagios generalizados en exteriores es muy escasa”. Rallo asume un virus presente, contagioso, asume todo el discurso oficial, salvo la necesidad de usar bozal al aire libre. Es evidente que estamos ‘acabados’, por falta de juicio, por falta de capacidad para discernir, por falta de formación, de criterio y arrastrados además por una cobardía sin límites. Decía Klaus Schwab, uno de los voceros de este Genocidio, que nos olvidemos de volver al mundo que dejamos en 2020. Estoy de acuerdo con él. La Élite no engaña, te habla claro y de frente, y conoce perfectamente al ser humano. Es más, seguramente sienten un placer extremo al comprobar la penosa, la patética, ‘disidencia’ que tienen enfrente. Nos están aplastando, y lo harán cada día más, y más. Eso sí, los bocachanclas ‘disidentes’ seguirán escribiendo cosillas y montando circos en los canales de télegram, de Odisee o de Twitch, mientras la Élite Global se ‘descojona’ de la risa. Y no es para menos. Aunque siempre nos queda una esperanza, una Ex Miss España que se presenta como “científica de datos”, “científica de datos” por la gracia de dios. No sé si esto es para reir o para llorar.

  6. Maestros de la comunicación.
    ………..
    Los separatistas,los comunistas de Podemos y Bildu pactan con el PSOE para que esté gobierne.Ciudadanos pacta con el PSOE.Y ahora unos cuantos del PP pactan con el PSOE,ya solo faltan los de VOX.

    Ya hemos superado complejos, como demostrar que somos más de izquierdas que los que detentan las franquicias de izquierda en España, entre otras cosas porque la izquierda oficial se ha diluido en una serie de movimientos que buscan enfrentar a la sociedad según su género, su dieta, lugar de origen, sus creencias religiosas o preferencias sexuales. Ha renunciado a construir una sociedad más justa. Las referencias a los modelos de autogestión yugoslavos, la reforma agraria de Velasco Alvarado o a la política exterior de los países no alineados del Tercer Mundo han perdido todo sentido en el mundo de hoy. No estamos hablando sólo de cambios estéticos sino de tratar de dar propuestas y soluciones a los problemas del mundo de hoy, no de los problemas de ayer.

    Si el gran logro de la Falange de Narciso Perales y Pedro Conde fue no sólo diferenciar falangismo de dictadura, sino el no tratar de relanzar una opción política de los treinta en los setenta, nuestro objetivo es luchar en el presente para construir el futuro. Somos hijos de nuestro tiempo, no nostálgicos del tiempo de otros.

    Esto es una dictadura de una partitocracia.

  7. Y qué decir del alucinado “busca esquelas” de La Quinta Columna, y sus delirios ‘grafénicos’. jajaja, pero si es para mondarse y tronchase. Nos van a pasar a todos ‘por la piedra, pero que no nos quiten la juerga que nos traemos.

  8. La libertad es indisoluble de la Verdad (conociendo la Verdad se hace uno libre, y la Verdad es Camino, Verdad y Vida), excepto para los políticos liberales sin Dios como Rallo (por cierto, ¿partidario de la eutanasia?) que no solo odian a Dios, Jesucristo, porque no se puede servir a dos señores, sino que lo instrumentalizarían vendiéndolo por treinta monedas de plata porque esa venta “genera riqueza”. Qué cojones sabrá un liberal (ultramaterialista) de lo que es la LIBERTAD. Tanto como un marxista, comunista o socialista, de lo que es sacar de la pobreza a una nación y no exterminarla masivamente con terror, asesinatos y holodomor o hambre política.

    Con impuestos no hay libertad de ningún tipo (pero, ¿a que ningún liberal es lo suficientemente valiente para pedir una insumisión fiscal y a la estafa de la ss masiva? Si os quejáis por vicio, cobardones. No paráis de sostener el socialismo con vuestros impuestos, vosotros que los pagáis. No sabéis hacer otra cosa que llorar y llorar). Si en vez de impuestos existiesen donaciones (como las que hacemos en misa cuando pasan las cestitas), precios y tasas públicas asociadas a servicios públicos esenciales para todos, entonces sí se respetaría la LIBERTAD. Pero los IMPUESTOS fueron y son creación de LIBERALES. Los hechos no se discuten. Que repase Rallo el quinto libro de la obra magna de A. Smith, el escocés, ya que se hace pasar por economista.

    Gracias a liberales como Rallo, millones de personas NO fumadoras, son OBLIGADAS a fumar pasivamente en paradas de autobús, en el metro, por la calle y junto a terrazas, en zonas comunes de viviendas en comunidad, en estadios de fútbol, en aglomeraciones o colas, etc. Porque las “libertades individuales” del fumador están por encima de todo derecho a excluir las drogas más mortales de la vida de los no débiles esclavos del tabaco. Pero claro, los que no creen en Dios, entre ellos los liberales como Rallo, no entienden la libertad porque odian furiosamente la Verdad (no vaya a ser que su partido político liberal conservador no gane las elecciones), solo SU libertad ególatra como el demonio pidiendo que se le adore a cambio de todos los reinos de este mundo, “libertad” de hacer lo que le salga del arco del triunfo (liberal) aun a cuenta de los demás. Ese y no otro es el concepto de “libertad” de los conservadores liberales.

    Vaya por delante que no me da la santa gana de usar mascarillas axfisiantes si guardo distancia adecuada (más de dos metros) de cualquier persona con la que no conviva en la calle o exteriores, me multen o me fusilen en Paracuellos, que ya estoy hasta los coj…Pero….está claro que los cirujanos son los esclavos más dignos de lástima de toda nación. A partir de ahora, y siguiendo el mitin de Rallo, “libertad” para los cirujanos, que operen sin mascarillas, leñe, que se sepa que en los cirujanos no manda el gobierno. Además, según Rallo, toda una autoridad política (que no económica. Este es uno de esos tipos por los que el gran economista R. Jr. Lucas, dijo aquello de que el neokeynesianismo solo servía para influir en la política, como este sujeto, que seguro que ni ha aprobado un examen de Macroeconomía y de Econometría como Dios manda, como el Cum fraudez covidez inoculadochez), no hay evidencia de que las mascarillas eviten contagios. Así que cirujanos del mundo, hagan caso de Rallo el aruinador asesor profesional de partidos liberal conservadores, quítense la mascarilla en todos las salas quirúrgicas o pídanle explicaciones a Rallo que entiende de evidencia de las mascarillas.

    Desde luego que la idolatría hacia los políticos, imagen de la bestia todos ellos sin excepción y seductores de masas que hablan como serpientes y persiguen como Nerón a los no inoculados echándole la culpa del genocidio del comunismo chino, de China, de la ONU, la OMS, el Foro Económico Mundial, la Unión Soviética Europea antiPolonia católica, los gobiernos, Gates, Soros, Bezos, Zukelberg, Rothschild, y demás morralla untermenschen, es la enfermedad mortal de alma de nuestro tiempo, pero incluidos aquellos a los que sirve el asesor Rallo, ¿o esos son diferentes y no son siervos de satanás, padre de la mentira y homicida desde el principio?. No obstante, después de 140.000 muertos de covid y todavía no sabemos cuantos más de inoculaciones (para las muertes de este tipo se censuran radicalmente las cifras) por los 2 ó 3 del ébola (¿recuerdan?), lo de las mascarillas es mera bagatela, porque por la calle, lo que hace un patrulla de policía es llamarnos la atención para que nos la pongamos antes de multar y todo por sentido común de los policías y porque les obligan a cumplir o hacer que cumplen esa ley. De este modo, cuando el patrulla se aleja (sin querer ni actuar ni multar, hartos también del gobierno aunque no lo puedan decir públicamente), vuelves a quitarte la mascarilla y cada cual a lo suyo. Si subirte la mascarilla de la barbilla unos segundos solo mientras te mira la policía, es una horrorosa vulneración de las “libertades” individuales, es decir, si colamos el mosquito, ¿qué es el camello gigantesco de matar a decenas de miles de personas por no proceder como con la crisis del ébola, señor Rallo? ¿O no eres libre de responder?

    • Ni de coña han muerto 140000 personas “de covid”, único e indubitado. Ni una milifracción de esa cifra.
      Y nadie, nadie ha demostrado que salga por las bocas y narices de las personas, y mucho menos de “asintomáticos”.

      En cuanto al manido ejemplo de los cirujanos:
      a) eligieron su trabajo sabiendo que la mascarilla forma parte del instrumental
      b) se las proveen, no les obligan a comprarlas. Van en el sueldo.
      c) las cambian cuanto sea necesario
      d) se desenvuelven en un entorno bastante aséptico, y sin actividad elevada
      e) son para las gotas de saliva al hablar sobre pacientes abiertos

  9. En todo caso se quedarán cortos con esa cifra. La UME tuvo que mover decenas de miles de ataudes, pero aquí no se entera nadie de nada. De hecho han ocultado la verdadera mortandad. Han censurado cifras. Y con la inoculación ya ni digamos.

    a) Los cirujanos NO se ponen las mascarillas de adorno. Pero si no está demostrado por ningún estudio, como dice Rallo, la prevención del contagio con mascarillas, ¿les gusta a los cirujanos ponérsela? ¿No será para prevenir todo tipo de contagios? Seguramente los cirujanos saben más de la validez o no de esas mascarillas que el señor Rallo, que está que echa chispas no por el virus o la inoculación, sino porque se puede ir a la ruina si le obligan a cerrar su negocio. Y eso le hace menos gracia que nada.
    b) En los supermercados, una bolsita que contiene unas veinte mascarillas cuesta pocos euros, no sabría decirle exactamente, pero poco (hablo de Dia, Aldi, Mercadona, etc.). Muchos medicamentos y alimentos cuestan muchísimo más. Y una vida sana cercenada por el virus o por la inoculación vale infinito para quien la sufre, aunque a los que sirven SOLO al dinero y sus negocios les importe un cojón. Evidentemente Dios es muy piadoso con unos y con otros. Ojalá que usted no tenga que enterrar a alguno de sus seres queridos. Lo uno no quita lo otro.
    c) Si lo que dice Rallo es cierto, no solo sería inconveniente no ponérselas ni cambiárselas, sino que habría que promover su no uso en ningún ámbito, porque las mascarillas, durante horas, implican respirar las mismas toxinas expulsadas previamente.
    d) Sin actividad elevada lo comprendo, ¿pero aséptico un hospital? Vamos hombre. ¿Tiene usted idea, tan siquiera, del número de sacerdotes y religiosos que han muerto contagiados en España para otorgar la extrema unción a los enfermos de ese virus o lo que sea? Si ustedes intentaran combatir las mentiras no con otras mentiras, sino con los hechos, seguro que serían mucho más efectivos. Les ciega el hecho de verse arruinados por el gobierno genocida que tenemos y las ansias de venganza.
    e) Claro, lógico. Si respiramos por la nariz con la boca cerrada y no hablamos con casi nadie, ponerse mascarilla es axfisiarse, aunque sea poco a poco. Pero la cuestión es que, si la mascarilla no sirviese de nada, que no hubiese evidencia de su utilidad como afirma Rallo, ¿para qué se la ponen los cirujanos? Habrá que atacar la dictadura actual de otro modo y no recurriendo a mentiras. El crimen que han cometido es mucho más grave que levantarse la mascarilla unos instantes hasta que la policía haya pasado de largo. ¿O es que hemos de colar el mosquito y tragar el camello? Que hay decenas de miles de muertos, cojones. MUERTOS. Sí, asesinados por inoculación, sí asesinados por el virus o arma bioquímica o lo que sea, pero MUERTOS POR DECENAS DE MILES SOLO EN ESPAÑA. COJONES. Que aunque no le haya tocado a ud. o a alguno de los suyos, eso no quiere decir que no exista.
    Por último, no veo, en ninguna noticia de El Diestro, hacer una COMPARATIVA entre los horrores actuales y la crisis del ébola, que costó la vida de dos o tres personas. Si alguien se digna a dar sus argumentos. Me parece EXTREMADAMENTE SOSPECHOSO, incluso entre los enemigos de la inoculación, entre los que me encuentro, que no se haga comparación con la situación que creó el ébola y cómo entonces se actuó correctamente y ahora criminalmente. ¿Por qué El Diestro no aborda este debate en su medio? ¿Por qué NO SACÁIS a la luz el porqué entonces se actuó de un modo y hoy de otro? Anda echarle agallas al asunto y proponer debate comparativo. Hay que llegar a la raíz del asunto. Que además, estos energúmenos genocidas que gobiernan, sí que sabían lo que se venía encima, como entonces se sabía lo que era el ébola.

Comments are closed.