español

Hace tiempo que escucho en boca del presentador de EL GATO AL AGUA, un programa que se emite diariamente en la cadena de El ToroTv de lunes a viernes, y también de  algunos contertulios, el dilema de utilizar, a la hora de referirse a la lengua común de todos los españoles y de más de 600 millones en todo el mundo, la palabra ESPAÑOL o la palabra CASTELLANO.

[Conoce las oportunidades de empleo internacional de Roche Bobois]

Dice el Sr. Esparza que le ha escrito mucha gente con diferentes opiniones al respecto pero que, con la que está cayendo, entrar en esas nimiedades es como perder tiempo en fuegos de artificio. O sea que para él carece de importancia utilizar un vocablo u otro. Más o menos es lo que vino a decir en el encabezamiento del programa del pasado jueves o viernes, no recuerdo bien. Bueno, pues yo quería decirle al Sr. Esparza, al que le tengo mucho respeto como periodista y escritor (he leído alguna de sus obras), aunque disienta con él en algunos aspectos históricos de España que en los tiempos que corren, bastante desafortunados para nuestra querida patria ESPAÑA, cualquier referencia a lo español, tanto fuera de España (sobre todo en países de  Centroamérica y Suramérica y también en Norteamérica), como dentro de nuestra propia nación, por desgracia, es denostada sistemáticamente aludiendo a erróneas o falsas interpretaciones provocadas por la nefasta leyenda negra contra nuestro imperio.

Sr. Esparza, como usted sabe perfectamente mejor que yo, estamos atravesando muy malos momentos, tanto dentro como fuera de nuestro país en cuanto al reconocimiento de todo lo hecho por nuestra gran nación en aquellos siglos en los que éramos un imperio donde el sol no se ponía. La imagen de España es un desastre a causa de una clase política desvergonzada, sin ningún tipo de valores y me atrevería a decir incluso apátrida. Un estado fallido para muchos, tanto en la UE como en el resto del mundo.  Por lo tanto es precisamente ahora el mejor momento para utilizar el término ESPAÑOL  y no el CASTELLANO, ya que se trata de rehabilitar la figura de la España completa y no de una parte de ella aunque en los siglos XV, XVI y XVII se utilizara el término CATELLANO  más que el ESPAÑOL. Bajo mi punto de vista utilizar CASTELLANO resulta un poco aldeano cuando hoy Castilla la Vieja y Castilla la Nueva, como se estudiaba en mi época, no son más que una parte de ESPAÑA. Importante sin duda, pero ESPAÑA es algo mucho más grande que lo que puede abarcar el término CASTELLANO. Es mi humilde opinión, la de un soldado de ESPAÑA.

6 Comentarios

  1. Es ingeniería lingüística el introducir variaciones con objeto de la manipulación social. El actual lenguaje empleado se basa en la R.A.E.
    Peor, Sr. Esparza, es seguirles el juego actuando como una marioneta sin personalidad y sin juicio.

  2. Muy cierto. Además, si usamos “castellano” para referirnos al español, aunque teóricamente sean sinónimos, entonces no tenemos un término para referirnos a la manera de hablar español que tienen en Castilla. Unamuno dio un brillante discurso sobre el tema en las Cortes de la segunda república , tenían entonces los mismos problemas de ahora desarrollándose, y aunque, por concesión, dijo mucho “castellano”, su conclusión es que “El español, lo mismo me da que se le llame castellano, yo le llamo el español de España”. Obviamente, como el francés de Francia, la diferencia es que allí no tienen tantos traidores cainitas.

  3. Si fuera castellano, ¿por qué se habla en León, Asturias, Aragón, Navarra y la mayor parte de España desde que vino a sustituir al latín?
    Es idioma de España el español, como no hay “latinoamérica” sino América española o Hispanoamérica.
    Y el gallego, vascuence, aranés, catalán, valenciano y mallorquín son lenguas regionales, no nacionales, como el ESPAÑOL.

  4. El Castellano de Castilla la Vieja, originario de La Rioja, del Monasterio de San Millán de la Cogolla, hace más de quinientos años que no se habla. Esta maravillosa lengua, patrimonio de la Humanidad y que hablamos habitualmente más de seiscientos millones de seres humanos en la actualidad, se denomina ESPAÑOL; repito para los lerdos, ESPAÑOL.
    Como bien dice algún comentarista anterior, utilizar el término Castellano es rebajar el nivel de nuestra lengua planetaria al de una lengua meramente regional; algo que, por cierto, hace las delicias de todos los catetos nazionalistas de España. Y seguirles la corriente (por aquello de no ofender y ser políticamente correcto) es ser mental y espiritualmente muy débil.
    De todos modos, si se quiere denominar al ESPAÑOL como Castellano, entonces llamemos:
    – al catalán, dialecto del provenzal;
    – al francés, bretón;
    – al italiano, toscano;
    – y así sucesivamente.
    Comprendo que parte de este desajuste cultural y filológico se sustenta en el hecho de que en la Constitución española ponga que la lengua oficial de España es el Castellano. Una gran caga…, perdón, concesión de los padres de esa Carta Magna a la burguesía semita catalana. Nunca se tenía que haber cedido en esa y en otras cosas, y menos con los enemigos de Hispania. Así nos va.

Comments are closed.