El Vaticano

El Vaticano ha anunciado que todos los que trabajan allí, así como todos los visitantes, solo podrán ingresar si pueden demostrar que han sido vacunados. Así lo informa el digital Info Wars en un artículo que puedes leer en este enlace.

[Conoce las oportunidades de empleo internacional de Roche Bobois]

El pasado jueves, el secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, emitió un decreto que establece que se eliminará la opción de proporcionar una prueba de COVID negativa, y la única otra disposición aceptable será la prueba de recuperación de COVID en el pasado a través de una prueba de PCR positiva registrada.

Ahora, solo aquellos con el llamado ‘Super Green Pass’ podrán trabajar o visitar la sede de la Iglesia Católica.

El mandato se aplica a todo el personal de la Curia Romana e instituciones vinculadas a la Santa Sede, así como a los “colaboradores externos, personal de firmas externas, visitantes y usuarios”.

El cardenal Parolin señaló que cualquier persona sin pasaporte de vacunas “no podrá acceder al lugar de trabajo y se considerará ausente injustificadamente, con la consiguiente suspensión de pago por la duración de la ausencia”.

En otras palabras, sin jab, sin trabajo… incluso en el Vaticano.

El decreto también establece que a partir del 31 de enero de 2022, cualquier persona que trabaje en el Vaticano debe proporcionar “documentación que pruebe la administración de la dosis de refuerzo después del ciclo primario de vacunación”.

Dado que el Papa ha dado su bendición a las vacunas, las exenciones religiosas no son una cosa en este caso.

Además, el Vaticano declaró que las vacunas son “moralmente aceptables” y “pueden usarse con buena conciencia”, a pesar del desarrollo que consiste en el uso de líneas celulares derivadas de fetos abortados.

7 Comentarios

  1. En el vaticano, solo queda maldad, son agentes desde el papa, hasta el ultimo de la curia, de la elite malvada, globalista satanica. Quien no lo vea es que es de la cuerda o muy tonto.

    La iglesia, lleva un rumbo de total perdición, al final se cumpliran las profecias, y terminará desapareciendo, para bien o para mal, segun criterios de cada cual.

  2. La historia se repite…
    Mateo 23:23-39

    23 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello. 24 ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!

    25 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia. 26 ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio.

    27 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. 28 Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.

    29 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos, 30 y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas. 31 Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas. 32 ¡Vosotros también llenad la medida de vuestros padres! 33 ¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? 34 Por tanto, he aquí yo os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad; 35 para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar. 36 De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación.

    • Será o no tal, pero cada día se le parece más:
      1 Viene promovida por los que no paran de mentir ni callados, es decir, por los que mienten como serpientes, el falso profeta, es decir, el político, que ha logrado, con sus medios y adláteres, seducir a casi toda la humanidad.
      2 Viene de esos políticos que son imagen de la bestia, es decir, del demonio, padre de la mentira y homicida desde el principio (especialmente, y en estos tiempos, homicida del aborto o infanticidio, como Herodes Arquelao). Además se nos ha dado la señal de la legalización de la eutanasia en plena pandemia a los ojos de todo el que quiere ver, eso para hacer ver de quién viene lo que viene. Más claro imposible, salvo para el que ya no distingue entre Camino, Verdad y Vida y perdición, mentira y muerte.
      3 Ya no se va a poder comprar ni vender (trabajar) sin la inoculación. A ver quién resiste 42 meses de reino satánico en el mundo, porque esto previsiblemente irá a peor con cuantas más “variantes” surjan o inventen.
      4 La persecución del anticristo Nerón revivido, hoy emperador de todo el mundo, de la Gran Ramera de Babilonia o democracia mundial (con ONU y OMS al frente) con la que todos los líderes del mundo fornicaron (es decir, obtuvieron su poder con engaño sobre votantes también prostituidos que votan a cambio de pago y placeres, plato de lentejas), es cada vez más palpable contra los inocentes, los que no se someten a esa marca inoculable porque ninguna confianza se han ganado sus promotores con sus mentiras interminables, por muy “científicos” que digan ser, como el tal Simón y su grupo de expertos universitarios (ay de ellos cuando los tenga Dios delante en su Juicio).
      5 La campaña mediática de terror sobre los inoculados (para tenerlos sometidos y engañados) y no inoculados (con persecución y tratando de exterminar a éstos últimos) es clara. Se idolatra la “ciencia moderna”, la “ilustración”, la “razón”, la “salud”, la “medicina”, etc., pero no se respeta ni el culto a Dios en sus templos, y mucho menos la confianza o fe en Él, como casi siempre en estos dos últimos milenios, solo que ahora con mucha mayor intensidad.
      6 Se trata de lograr el consentimiento del sujeto con su libre albedrío para robarle no ya su libertad y, quien sabe si su vida y su alma, evitar usar la fuerza, en cuyo caso se generarían mártires. Y eso no es de uso para satanás. Además, en España ya hay decenas de miles de mártires de la Cruzada de los años treinta, eso no es del agrado del inquilino mayor del infierno.
      7 Todo es culminación de una era de alejamiento de la humanidad de Dios y de ateísmo creciente, que ha llevado a sustituir a Dios por ídolos de todo tipo. Además, hoy la capacidad de respuesta al mal está muy mermada por ese alejamiento y pérdida de fe.

  3. Vamos a ver si lo hemos entendido, señores de El Diestro: el papa, sustituto o lo que sea, el argentino comunista o progresista (y como católico apostólico me importa un pimiento, pues bien enseña San Pablo que nosotros no somos ni de Apolo, ni de Cefás Pedro, ni de Pablo, luego tampoco seremos de Francisco, Benedicto XVI, Pios, Paulos, Juanes o Benedictos, sino solo y exclusivamente del que es cabeza de la Santa Iglesia que él mismo fundó, Jesucristo, Dios Verdadero), ¿ahora promueve el DESCARTE de los no marcados con la inoculación que no sirve más que para destruir el sistema inmunológico natural? ¿Pero no quedamos en que la CULTURA DEL DESCARTE era mala?
    Vamos a ver, ¿qué cuernos de culpa tiene una persona cualquiera de este mundo, creyente o no creyente, de los ensayos de laboratorio del infierno comunista chino?
    ¿Qué culpa tiene del dichoso covid chino comunista alguien que ni tiene un laboratorio, ni ha trabajado en el mismo, ni ha ido a China jamás, ni siquiera es comunista ni de ningún otro partido o pocilga semejante?
    ¿A santo de qué el sucesor de San Pedro, que debería apacentar el rebaño y las ovejas, las solivianta y dispersa porque no se marcan como ganado de a saber qué clase de ídolo farmacéutico al servicio de a saber qué señor?
    ¿Acaso ahora ya no cuenta eso de “Jesús, en Tí confío”? ¿Ahora hay que confiar en Moderna, Pfizer, Johnson, los gobiernos, la UE, la OMS, etc. todos más satánicos que el mismo Lucifer?
    ¿Pero que demonios de fe hay hoy en el mundo si los que deberían ser luz y sal del mundo se han convertido en tinieblas y sosa de suelo?
    Desde que la política y la masonería entró como humo de satanás en la Iglesia, el daño es atroz. Esto solo lo resuelve el Señor, nadie más. Y me temo que no va a ser una solución sin dolor extremo.

Comments are closed.