Cada vez tenemos más claro que vivimos unos tiempos en los que la falta de libertades, sobre todo las de expresión y opinión, son cada día más evidentes. Existe una verdad absoluta, que es la que nos digan los medios de comunicación oficiales y los gobiernos de turno, y se persiguen las opiniones divergentes de una manera vergonzosa y descarada.

Ante esta persecución clamorosa de las opiniones divergentes no podemos evitar preguntarnos por los motivos. Si los que expresamos otra opinión diferente a la del oficialismo somos tachados de locos e insultados, ¿para qué tanta censura? Si contamos locuras, cosas sin sentido, si lo que decimos es algo completamente absurdo e irracional, ¿por qué tomarse tantas molestias en censurarlo? ¿No será que lo único que se pretende es que no se conozca la verdad?

Y es que, además, se censuran noticias que difunden incluso los medios oficialistas. Todos nosotros nos hemos enterado de lo que le ha sucedido al actor Antonio Resines y su ingreso en la UCI de un hospital madrileño a través de medios tan poco sospechosos como ‘El País’. Y han sido precisamente ellos los que han informado que ese ingreso se había producido tras haber sido inoculado con al menos dos dosis del medicamento experimental con el que se pretende inocular a toda la población española. Entonces, ¿por qué se ha censurado el programa ‘Al Mundo al Rojo’ de Distrito TV? ¿Por qué este medio no se puede hacer eco de una noticia de la que se han hecho eco todos los medios de comunicación?

El caso es que, finalmente, el programa se ha tenido que difundir a través de su canal alternativo de Dailymotion, además de hacerlo en las comunidades en las que también se puede ver a través de la TDT. No parece que lo que está sucediendo en estos últimos tiempos tenga sentido alguno, excepto si el objetivo único es mentir y que no se separa la verdad de lo que está sucediendo.

 

3 Comentarios

  1. Pena de muerte para todos los ejecutores y colaboradores necesarios de este golpe de estado mundial y de este genocidio. Pena de muerte para todos ellos, no nos conformaremos con menos.

  2. Si mucha censura pero luego lleva a todos los imbeciles del psoe,pp,cs,podemos,vox sindicatos de policia, juristas y demás cantamañanas que colaboran en esta payasada por no hablar de falsos disidentes como rafapales. Venga hombre a engañar a otro. Algunos cumplen muy bien los protocolos de los sabios de sión.Crearemos ideas opuestas para diivir y confundir pero estaran controladas por nosotros.

  3. Y si además de todo lo escrito por El Diestro, no desplegamos la mala leche que pacientemente vamos atesorando, de una manera que estás huestes puedan comprender que estamos hasta los cojones y no aguantamos más, llegará el 2030 y seguiremos erre que erre, sin recordar que las palabras se las lleva el viento. Los estacazos nos los estamos dando nosotros y así nos va. En una guerra, los dos bandos han de tener miedo. En caso contrario, guerra pérdida sin remisión.

Comments are closed.