José Eugenio Arias, dueño del Asador Guadalmina, en San Pedro de Alcántara, Marbella, ha lanzado un mensaje a todos sus compañeros, a los hosteleros de España, en relación a la petición del pasaporte COVID-19 para poder acceder a los establecimientos.

[Conoce las oportunidades de empleo internacional de Roche Bobois]

En el mensaje José Eugenio Arias le dice a sus compañeros los hosteleros que él acude amuchos bares y restaurantes de toda España y que, allí donde le exijan el pasaporte COVID-19 para acceder no volverá.

Esa es su libertad, la de decidir si acude o no a los establecimientos que exijan ese pasaporte que en un futuro próximo será declarado ilegal, como fue declarado ilegal el confinamiento.

Os dejamos con este nuevo mensaje del dueño del Asador Guadalmina…

5 Comentarios

  1. Viva España,claro que sí!
    ……………..
    En estos tiempos muchos países sufren no solo por la plandenia,nuestros hermanos latinos sin ir más lejos,y ya no se habla de misiones ni de ayuda humanitaria.
    Los demócratas no quieren a los latinos en EEUU y estos son víctimas de trata en las fronteras,algunas veces detienen a algunos:

    Durante más de ocho años, Peiffer (policía de fronteras) presuntamente ordenó a los miembros de la Organización de Tráfico Sexual Cid-Hernández y el Negocio de Prostitución Godínez que le entregaran mujeres, incluso en la estación de policía de BPD, para que pudiera participar en actividades sexuales con las mujeres sin costo alguno para Peiffer. A cambio, Peiffer proporcionó a la Organización de Tráfico Sexual Cid-Hernández y al Negocio de Prostitución Godínez protección contra el arresto, incluso mediante una advertencia anticipada de las operaciones de aplicación de la ley e interviniendo para evitar el arresto. “Los individuos nombrados en la acusación eran parte de una elaborada red de conspiradores que utilizaron el engaño y la coerción para vender sueños de una vida mejor en los Estados Unidos a mujeres jóvenes e impresionables, que llegaron solo para ser forzadas a una vida miserable de tormento, abuso sexual y prostitución a manos de sus captores, ” declaró el agente especial interino a cargo de HSI, Ricky J. Patel. ” La organización criminal también presuntamente retuvo los servicios de un policía corrupto, quien traicionó la insignia y a las personas que juró proteger al ser cómplice de estos actos deplorables y aceptar pagos en favores sexuales. Lamentablemente, muchas víctimas de tráfico sexual tienen historias similares de oficiales de policía que protegen a sus captores. https://thefreethoughtproject.com/child-sex-trafficking-ring-busted-police-protection/

  2. Es preciso ir desenmascarando a tanto traidor.
    Yo también me extrañaba del silencio hostelero, ahora lo he comprendido: lo han infiltrado todo. Ya se le escapó al errejon.

    Empezaron por la enseñanza y de ahí con todo, lo que no pueden controlar lo compran y España entera se ha convertido en Andalucia. 40 de socialismo y no seremos ni Andalucía ni Venezuela, seremos mucho peor y pasaremos más hambre que Carpanta.

  3. Yo pienso y he actuado de la misma forma desde el inicio de la panhisteria.

    No me abres la puerta me das los buenos dias, pues adiós, anda que no hay bares, y mejores que los habrá.

    Ahora es fácil detectar un buen sitio para tomar algo, buenos días, bienvenido.
    Todo lo demás mierda de local, uno debe alejarse de allí con celeridad hasta escuchar la formula magica, buenos días señor, bienvenido, pase usted, por favor.

    Que asado u otro pmato me voy a meter en mi próxima estancia en Marbella, a lo mejor me llevo unos gusanos le pido que los pase por la plancha para cumplir con la ley.

  4. A don José Eugenio Arias:

    En Madrid, por desgracia, los dueños de establecimientos de ocio agrupados en una patronal, exigen a la presidenta autonómica que les permita exigir la marca o pasaporte ese porque dicen que no podrían soportar otro confinamiento, que supondría su ruina. Por lo que se ve, el afán de ganar dinero, perfectamente legal, sano y natural siempre que no se perjudique a nadie con ello, ha degenerado en una servidumbre al becerro de oro que ya no respeta a nada ni a nadie. Es lamentabilísimo y solo puede llevar a la ruina de muchos, aparte de la muerte de los que accederán a inocularse para poder comer una buena mariscada (triste precio por el cuerpo y, quien sabe si el alma).
    El problema no es el pasaporte o marca inoculada esa, sino que el gobierno, la UE y la OMS y demás organismos internacionales no han atajado la peste china como hicieron con el ébola no hace mucho. Su proceder es genocida, criminal sin límite, pero han de pagar, como casi siempre, justos por pecadores hasta que Dios nos libre.
    Hacer negocio con un restaurante asador, cocina de alta calidad, es muy respetable, pero en lo del tabaco se equivoca usted de cabo a rabo, por muy legal que el tabaco sea, como el aborto y la eutanasia. El tabaco no es un buen chuletón o un excelente asado que uno se come una vez cada mucho tiempo. El tabaco mata y esclaviza a quien tiene ese hábito y a los que tienen que fumar pasivamente por su cercanía con el drogadicto. El tabaco, como todo tipo de droga, es mejor que desaparezca de la faz de la tierra. No se puede hacer negocio con la muerte y daño de otras personas. Ni tabaco, ni hachis, ni marihuana, ni ninguna otra droga. Cocina exquisita sí, pero drogas no, por favor. No hagan negocio con la muerte de los que han caído en esas esclavitudes. No todo vale en esta vida. Seguro que un buen asador no necesita de clientela fumadora para tener un buen resultado si los desgraciados gobernantes dejan de una vez de hacer la vida imposible.

Comments are closed.