grafénico

La verdad razonada sobre la plandemia está tocando fondo. Otra de las muchas curiosidades que se dan en el humano mundo de la sabiduría es ese conocimiento intuitivo por el cual toda mentira viene tapada por un envoltorio que contiene la verdad completa.

[Nuevas ofertas de empleo publicadas por Angulas Aguinaga]

En el caso que nos ocupa la gran mentira no es otra que la existencia de un virus terrorífico. El envoltorio, lo constituye un inyectable transgénico de nombre “vacuna contra el Covid” que la gente se presta a consumir alegremente bajo su exclusiva responsabilidad.

Descubierto sin lugar a dudas, en mi caso, que el virus no existe[1]. Añado a los expresados a pie de página que solo una enorme mentira puede encubrir una enorme verdad y ese es precisamente el tamaño de la verdad que me dispongo a desvelar.

Es de todos conocido como se luchó descarada y denodadamente contra todos aquellos medicamentos que demostraban su eficacia contra el Covid-19[2], y que ahora se aplican después de introducir la vacuna como única solución, aunque conservando el anonimato informativo. El envoltorio se había salvado.

¿Qué gran verdad esconde el envoltorio? En este caso la verdad se va componiendo como suma de una sucesión de hechos ciertos en la medida en que son observables y por ello reales que van concatenados y por ello con un estrecho margen para aplicar el relativismo que torticeramente emplean los manipuladores de cualquier verdad aislada de un contexto.

Todo empezó cuando en Abril se hicieron virales vídeos de objetos metálicos, cucharas, monedas, … pegados al brazo, junto al punto de inyección. Este hecho, si bien no ocurre en todos los casos, es sin duda el desencadenante de todas las sucesivas experiencias a que condujo este clarividente hecho, que obsesivamente se empeñan todavía en seguir negando políticos y periodistas, convertidos en simples esbirros del Globalismo.

Empezaba la aventura del grafeno, material desconocido hasta ese momento para el común de los mortales, y que sin duda era, como se verá a continuación, el arma invisible de una guerra global, en que los malos matan sin armas y hacen prisioneros sin necesidad de cárceles que los albergue.

El grafeno cuya existencia en las falsas vacunas se ha demostrado científicamente y por ello con total seguridad[3], se trata de un nanomaterial[4] de carbono exfoliado en láminas de un átomo de espesor que dentro del cuerpo tiene propiedades electromagnéticas, de ahí los fenómenos magnéticos, tan obsesivamente atacados.

Un segundo paso esclarecedor fue el hecho real, producido, en cada una de las personas vacunadas, consistente en la emisión de un número MAC propio de los aparatos capaces de recibir y transmitir señales electromagnéticas. Abriendo con ello un posible canal de comunicación con el exterior que, como mínimo identifica a los vacunados.

Un tercer paso consiste en un estudio presentado en La quinta columna en el que se observa que con las vacunas se pueden crear y ensamblar en el cuerpo humano elementos propios de un ordenador permitiendo con ello un intercambio de información con nuestro complejo sistema de comunicación interior a través de nuestras neuronas.

Un cuarto paso: Se deja entrever de acuerdo con noticias recientes, en las cuales se especula directamente con el control de nuestras sensaciones, pensamientos y tal vez sentimientos. Esta es la cabecera de la noticia que figura a pie de página: En busca de un nuevo grafeno. Las nanopartículas pueden mejorar con ingeniería genética. Será una de las áreas de investigación del nuevo laboratorio de AIN inaugurado ayer.

En definitiva queda claro que la palabra “ingeniería genética” relacionada con el grafeno y acompañada de los hechos comprobados hasta ahora, supone una autentica temeridad continuar con este juego “vacunal” que puede acabar con la deshumanización del hasta ahora ser humano, máxime teniendo en cuenta que la razón es hacer mas leve la acción de un virús cuya existencia, cada vez resulta mas dudosa.

“Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales.” (Carta a los Efesios Cp.6 vers.12).

*Un artículo de Pablo Blas Villarmín

[1]Razones: No se ha aislado. El síndrome por  radiación aguda de antenas, produce los síntomas que se atribuyen al virus.

[2]Dioxido de cloro. Hidroxicloroquina. Ivermectina.

[3]Análisis espectrografico micro RAMAN y que también es negada su existencia.

[4]Nanómetro 10-9 metros.

2 Comentarios

  1. Dentro de poco, gracias a los covidiotas inoculados se decretara estado de excepción por muertes fulminantes de muchos idiotas inoculados.. Dirán que el virus muta como si de algo vivo se tratara.. Porque no se les dice a los españoles que los virus no son ni siquiera algo vivo??? Porque no se les dice que es 1 virus, que es 1 bacteria y la gran diferencia entre estas nociones???? Como puede mutar algo que no es vivo??? Como puede mutar algo que ni siquiera ha sido aislado, purificado, fotografiado etc y que no respeta los principios de Koch???? En estos tiempos la humanidad ha caído en el examen de la vida : la oscuridad de la mente a destrozado el alma y el cuerpo por la simple elección de la mentira por la verdad, de la oscuridad por la luz,del egoísmo por el altruismo, de la estupidez y la idiotez por la sensatez, y en definitiva de la maldad por la bondad.. Gran parte de la población española a eligió ser cobarde y no defender a sus mayores ahora pagarán un precio alto con la vida de sus hijos.. Porque nada en este mundo se queda sin el equilibrio divino y el karma funcionará como siempre.. Preparaos para la dictadura militar y la ley marcial que os vendrá encima por cobardes!!!

  2. Gracias Nicolay por por tu comentario que por sí solo justifica la existencia de mi escrito.

Comments are closed.