camino

Podemos definir la atención, en principio, como “Aquella relación que se establece entre alguien que emite información y alguien que la recibe”. Es pues una especie de puente (invisible) que une al emisor con el receptor, pero ¿Quién de ellos lo tiende?

[Conoce las oportunidades de empleo internacional de Roche Bobois]

El que aún no se ha dado cuenta de que puede controlar su atención, de que puede dirigirla, percibe que es el emisor el que establece el vínculo. Así, todas las polillas se sienten atraídas por la luz de una bombilla y en el hecho de que sean todas podemos ver que no hay ninguna decisión individual. Si hay emisión de luz, acuden; si cesa, se van. La luz secuestra, fatalmente, la atención de todos los insectos. Hablamos entonces de “comportamiento instintivo” (Que no hay que confundir con “falta de comportamiento”, pues el instinto es orden, y lo demuestra el hecho de que todas las polillas se comportan igual ante el estímulo luminoso). Hay un orden grupal pero ninguna orden particular que lo establezca. No hay libertad sino fatalidad. ¿Es un comportamiento propio y exclusivo de las bestias o también afecta a los humanos?

Es evidente que, el que aún no se ha dado cuenta de que puede dirigir su atención, sea humano o no, es gobernado por el instinto. Buen ejemplo lo tenemos en esos miles de humanos que se desplazan a ciudades como Vigo o Málaga, atraídos por un derroche de luz. ¿No es curioso que, la misma ciudad que acogió la cumbre del clima sea la más despilfarradora, cuando además se da la circunstancia de que muchos de sus habitantes carecen de luz en sus hogares? Para toda esa gente inconsciente, como hemos dicho, es el emisor el que establece la relación de atención. Si la luz se enciende acuden. Si la luz se apaga se marchan. No son ellos los que deciden.

Es cuando uno se da cuenta de que puede dirigir su atención, cambiar de emisor, cuando surge eso que llamamos “libertad”, que no es más que “el poder de tender puentes”. La libertad es siempre una decisión individual que se superpone a la conducta colectiva, al instinto. Es siempre un acto espontáneo del individuo, que pugna con el orden grupal (Da igual que al grupo lo llamemos tribu, sociedad, rebaño, o manada). Es por eso que el grupo, instintivamente, reacciona contra el individuo, al que percibe como destructor del orden establecido. El grupo, el rebaño, hace entonces todo lo posible para que la oveja descarriada vuelva al redil y la oveja hace todo lo posible para no volver. Podemos llamarlo “el camino del héroe”. El disidente será tachado de “antisistema”, de “negacionista”, de “hereje”, y condenado al ostracismo, por atreverse a cuestionar a esas ·autoridades· a las que les da por iluminar calles antes que hogares. Si no puede soportar la presión, los mismos que le presionaron dirán –Ya sabía yo que es imposible liberarse de la fatalidad- sin darse cuenta de que se están condenando ellos mismos a seguir viviendo como polillas.

4 Comentarios

  1. Dice usted que : …” la libertad es siempre un acto voluntario del individuo ,que pugna con el orden grupal…” y tiene mucha razón en ello.

    Pero el hombre nace condicionado por el entorno sociocultural que lo va remodelando dentro de sus cánones y que poco a poco lo va a haciendo carecer de cualquier atisbo de independencia que como ser autopensante trae de manera innata.

    Es sólo a través de las experiencias ,- y sobre todo de las mal llamadas “experiencias negativas”,- que el hombre puede ser capaz de salir de la mente colmena de grupo y ejercer su individualidad como ser pensante. Porque sólo se alcanza la libertad en base a la madurez mental y cognitiva que nos va aportando la experiencia del vivir..

    El instinto que todos compartimos pertenece al grupo/rebaño humano y la intuición pertenece al hombre libre. Son dos estados muy diferentes del proceso pensante :uno nace del colectivo y el otro de la conciencia individual.

    Bien mirado este Plan vírico-pandémico-económico-jurídico y social que estamos viviendo sea en el fondo una buena oportunidad para evaluar en qué estado estamos de independencia mental y por tanto de libertad. Nos guste o no será un buen catalizador de nuestros estados pensantes individuales y penosamente,… también será una criba.

  2. Muy bien mirado. Muchos ven la criba que están haciendo los materialistas pero no son tantos los que ven la criba que está haciendo Dios (Y espero que no se me malinterprete pues es cada cual el que se criba a sí mismo con su “libre albedrío”). Si usted ve esa criba, no le será difícil superar el condicionamiento socio-cultural.

  3. Excelente artículo. Muchas Gracias.

    (…)

    “Tu única obligación
    en cualquier periodo vital
    consiste en ser fiel a ti mismo.
    Ser fiel a otro ser o a otra cosa
    no sólo es imposible,
    sino que también es el
    estigma del falso
    Mesías.”

    Ilusiones, Richard Bach.

Comments are closed.