Los tiempos en los que nos está tocando vivir son muy, muy oscuros, pero lo que está muy claro es que hay muchos “profesionales” en los que antes confiábamos y en los que hemos dejado de confiar de inmediato tras ver su forma de actuar, nos referimos a la clase médica en general. Decimos “en general”, que ningún “estupendo” se lleve las manos a la cabeza porque sabemos que hay honrosas excepciones y a muchas de esas excepciones las conocemos personalmente.

Y es que la cosa está llegando a extremos absolutamente surrealistas. Buena muestra de ello puede ser esta llamada telefónica que se le realiza a un pediatra privado, de quien conocemos su nombre aunque no lo demos. Porque, aunque sea un pediatra privado, la falta de empatía, el desinterés y el pasotismo absoluto, aunque sean plenamente conscientes de lo que está pasando no deja de llamarnos la atención.

¿Es usted padre? ¿Dejaría que profesionales como este le pusieran las manos a su hijo y menos para inocularle un brebaje experimental?

8 Comentarios

  1. No se hacen responsables pero lo son y se les va a pedir responsabilidades empezando por todos vds los politicos de mierda ir con cuidado con mucho cuidado.GENOCIDAS. Ya veremos con este genocidio continue como acabais.

  2. Impresionante. Hacen lo que digan sus amos para conservar sus puestos. Si mañana dicen cualquier otra cosa, por diferente que sea, pues a ello. Ellos “creen en la ciencia”. Sí, en la ciencia de su comodidad. Esto eleva a los que están hablando a la categoría de héroes, amenazados con perder su profesión, como la Dra. Prego, Chinda Brandolino y tantos otros.

  3. No creo que ninguno de estos sicarios de los genocidas vayan a pagar nada. Están muy bien protegidos, ¿cómo sino iban a soltar esas perlas por la boca? Hay gente detrás de ellos asesorando. Aunque los declaren culpables, después habrá indultos. Como los del proceso catalán.

  4. Les recomiendo que empiecen a pensar en la masonería, porque es ella la responsable. Y es enorme, realmente grande. Llevo desde 2017 bajo acoso (mobbing) organizado por la logias masónicas de mi localidad, Pozuelo de Alarcón, y calculo que pueden conformar y con facilidad, sobre el 25% de la población. Anque no se les vea, es realmente grave el problema, son muchísimos.

    Dejo un enlace personal donde cuento un poco mi experiencia con ellos. Es un blog personal.
    https://uncatolicoperplejo.com/gang-stalking-acecho-y-acoso-organizado/

    También dejo tres detales, tres pinceladas.
    https://twitter.com/ElOrienteGLE/status/1075679743289319424
    https://uncatolicoperplejo.com/el-termino-nuevo-orden-mundial-es-la-vieja-acepcion-de-un-viejo-sueno/
    https://uncatolicoperplejo.com/el-pueblo-del-anticristo/

    Y también comentar que los logos sanitarios, el caduceo y la vara de Esculapìo, son dos símbolos masónicos pero hasta la médula. La masonería, autora de la revolución francesda o la rusa, por poner dos ejemplos, es como tener sentado a la mesa un elefante de dos toneladas y los comensales, la gente normal, no verlo. Que no está a nuestros ojos cuando la bestia llega hasta el techo. La razón de esta ceguera es espiritual. Una faceta de nuestra cultura perdida, la espiritualidad, porque hace muchas décadas que España dejó de ser Católica.

    “porque tus traficantes eran los magnates de la tierra, porque con tus HECHICERÍAS han sido embaucados todos los pueblos. 24 Y en ella fue encontrada sangre de profetas y de santos, y de todos los que fueron sacrificados sobre la tierra.” – Apocalipsis 18, 23-24.

    Las hechicerías las realizan dentro de los “estados alterados de conciencia” o gnosis, que es lo que estudian en el sistema de grados de la masonería. El Rito Escocés tiene 33 grados, y son auténticos drogadictos de las artes ocultas y de los hechizos (que son influenciar la mente de las personas lanzándoles demonios, no exactamente pero por decirlo así). hay que entender que en la secta de la masonería están intervenidos o tutelados espiritualmente. Y es harto grave esto. Tengan en cuenta que los espíritus son mentes, personas como nosotros pero sin cuerpo, sin carne, y tratar con demonios es un pésimo negocio. No sale bien al llegar el final de esta vida, sino rematadamente mal. El infierno no es ninguna broma, y debemos conformar toda nuestra vida en este plano con el principal objetivo de evitar ese lugar. Lo demás es secundario. Así de importante es todo este peligroso asunto que es vivir en este mundo y jugar con estas cosas, que son peor que jugar con dinamita.

    Les dejo otra entrada personal sobre el peligro de despertar espiritualmente. Porque puede ser muy peligroso. Es decir, se puede terminar en la secta de la masonería. De hecho hay un montón de gente ahí dentro. Demasiada.

    https://uncatolicoperplejo.com/el-peligroso-despertar-espiritual/

    Un saludo. Cuídense mucho y sean amigos de Dios.

Comments are closed.