Compartimos el vídeo de esta enfermera, que nos ha llegado vía redes sociales, en el momento en la que la están despidiendo del hospital en el que trabaja.

[Nuevas ofertas de empleo publicadas por Angulas Aguinaga]

Se trata de uno de los hospitales que kaiser Permanente tiene en los Estados Unidos de América y esta enfermera es despedida porque no ha querido vacunarse contra el COVID-19, argumentando razones religiosas para no hacerlo.

Un atentado más a los derechos humanos. Aplaudimos la valentía de esta mujer, el saber estar y su fuerza para llevar hasta el final su libertad. Ojalá algún día se pague por todo esto…

3 Comentarios

  1. Esta mujer, aparte de ser una valiente, es una persona coherente.
    En estos días que estamos viviendo del fin de los tiempos que habíamos conocido, muchos va a morir, pero surgirá una nueva fuerza que nos proporcionará esos Mil Años que san Juan describió en su libro de Las Revelaciones.

  2. Admirable mujer. Qué pocas personas hay como ella. Con muchas así hace un año que hubiera acabado la plandemia.

  3. Claro. Efectivamente. O sea que ya no va a poder vender (trabajar) si no se aplica la marca apocalíptica de la bestia o lo que a ella se parece. Todo va tomando forma. Y alega objeción de conciencia. Y libre solo hace Dios, es decir, el que es Camino, Verdad y Vida.
    Por cierto, así los hijos de satanás inoculados logran una selección adversa, es decir, personal sanitario proclive a la EUTANASIA y el ABORTO, sin ningún escrúpulo moral, por no tolerar a los que están para salvar la VIDA.
    Mejor perder el empleo, e incluso la vida, que el alma. Ha hecho muy bien. Si es así, ya se lo recompensará Dios con creces, que no se preocupe. Además, está en USA. Y en USA hay trabajo se busque donde se busque, no como aquí.

Comments are closed.