No sabemos si podrá participar gente de fuera de los Estados Unidos, pero nos ha parecido una gran idea y la queremos compartir con todos ustedes. El editor del famoso digital estadounidense ‘Infowars’, Alex Jones, ha lanzado una interesante iniciativa en la que creemos que podría colaborar gente de nuestro país aunque fuera, simplemente, por generar el efecto que busca Jones en Estados Unidos: despertar a la población e intentar tumbar esta farsa.

La iniciativa consiste en tratar de boicotear las retransmisiones en directo de las televisiones, que son las grandes culpables de que la farsa que estamos viviendo en todo el mundo tenga el éxito que está teniendo. Alex Jones premiará con 5.000 dólares a 60 personas (300.000 dólares en total) que boicoteen retransmisiones en directo de las televisiones y que lancen mensajes en los que digan cosas como estas: “Fauci creó el virus – Infowars punto com ‘ o ‘ La vacuna le da cáncer – Infowars punto com ‘ o ‘ La vacuna le da ataques cardíacos – Infowars punto com”.

Cualquier frase valdrá para participar en esta especie de concurso. Las reglas son las siguientes:

  • Hay que intervenir cuando la televisión conecte en directo a nivel nacional o internacional con un rápido eslogan de COVID para despertar a la gente sobre la tiranía que estamos sufriendo y di al final de la frase: “Infowars punto com“.
  • Después hay que enviar el vídeo a los correos: contest@infowars.com, showtips@infowars.com o robd@infowars.com.

Lo cierto es que nos parece una iniciativa extraordinaria y una forma de llamar la atención del espectador habitual de las televisiones.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Difícil tarea esa de convencer a los demás.

    Acabo de leer un articulo de Guadalupe Sánchez en “The Objective” y he copiado este parrafo. Escribe al final del artículo:

    “Nos han inoculado un miedo y una histeria que nos están consumiendo mentalmente. Esta extenuación es el elefante en la habitación que nadie quiere ver, la desnudez del rey que la corte no se atreve a mencionar.”

    Yo pensé desde las imágenes de Wuhan que todos se darían cuenta que pretendían inocular el miedo, pero no fue así, la gente se creyó el cuento de la tele sin anteponer la lógica y la experiencia.

    Si en casi todas las epidemias históricas se han cometido errores, en ésta se han concentrado todos, algo que nos debería servir de indicador del nivel de la “siensia actual”, para pensar dos veces eso de meterse un palote por la nariz.

    Inocular miedo desde el poder en una epidemia es una sobreactuación absurda y además contraproducente.
    Solo este pequeño detalle tendría que haber servido a los menos despiertos para darse cuenta que “The Objective” era otro.

    Dos años les ha costado a los listos oficiales limpiarse las legañas, que aún no están despiertos del todo, y yo lo entiendo, a mi a los dos años de edad me costó mucho trabajo convencer a mi madre que el lobo con el que me amenazaba no rondaba alrededor de la casa, me costó un trabajo enorme. Mamá, no hay ningún lobo. Si que lo hay Covidito, si no te vas a la cama va a venir el lobo. Que no mamá, que no hay ningún lobo, mira por la ventana, ¿Ves? No hay ningún lobo.

    Pues nada, que ahí siguen, prefierendo seguir analizando lo irracional para justificar su sumisa creencia antes de reconocer que fueron engañados desde el principio.

    Yo lo entiendo, el trabajo que me costó convencer a mi madre que no había ningún lobo me hace sentir cierta piedad por ellos.

  2. El arzobispo italiano Viganò compartió con The Gateway Pundit su mensaje de audio para el pueblo estadounidense, en el que habló en contra de la amenaza globalista en esta temporada navideña.

    Compartimos su mensaje a continuación:

    QUERIDO PUEBLO ESTADOUNIDENSE, QUERIDOS AMIGOS, desde hace dos años, se ha llevado a cabo un golpe de estado global en todo el mundo, planeado desde hace tiempo por un grupo de élite de conspiradores esclavizados a los intereses de las altas finanzas internacionales. Este golpe ha sido posible gracias a una pandemia de emergencia que se basa en la premisa de un virus que tiene una tasa de mortalidad casi análoga a la de cualquier otro virus de la gripe estacional, en la deslegitimación y prohibición de tratamientos eficaces, y en la distribución de un suero genético experimental que es obviamente ineficaz, y que además conlleva claramente el peligro de efectos secundarios graves e incluso letales. Todos sabemos cuánto han contribuido los grandes medios de comunicación a apoyar la demencial narrativa de la pandemia, los intereses que están en juego y los objetivos de estos grupos de poder: reducir la población mundial, cronificar a los que sobreviven e imponer formas de control que violan los derechos fundamentales y las libertades naturales de los ciudadanos. Y sin embargo, dos años después de que comenzara esta grotesca farsa, que se ha cobrado más víctimas que una guerra y ha destruido el tejido social, las economías nacionales y los propios cimientos del Estado de Derecho, nada ha cambiado en las políticas de las Naciones y en su respuesta a la llamada pandemia.

    Aquí está la transcripción completa del mensaje del arzobispo Vigano al pueblo estadounidense.

Comments are closed.