Parece que lo que estaba deseando esta gentuza que sucediera con los jóvenes y los niños forzando sus injustificadas y criminales inoculaciones, está empezando a suceder y estamos seguros que muchos de los que nos leen lo estarán sufriendo o en primera persona, o con gente muy cercana.

Un profesor ha publicado en las redes sociales un audio en el que nos ha ofrecido un preocupante testimonio de lo que han sufrido dos de sus alumnas de 2º de Bachillerato, 17 a 18 años, después de haber sido inoculadas. Una de ellas ha tenido más suerte y de momento solo ha sufrido vómitos y malestar, pero la otra alumna ha corrido peor suerte puesto que se ha desplomado en el pupitre y ha tenido que ser evacuada en ambulancia. La pobre chica ni siquiera se había enterado de lo que le había pasado, pero sí que se había quejado de dolores de cabeza en los últimos días. Por cierto, el profesor cuenta, también, que todos sus alumnos están vacunados.

¿Era esto lo que estaban buscando? ¿Era esto lo que esperaban evitar esos padres desinformados, irresponsables y descerebrados que han obligado a sus hijos a inocularse? Chavales que no iban a sufrir absolutamente nada con un virus y a los que, muy probablemente, han comprometido su salud para toda su vida.

¿Se dan cuenta los padres covidianos y tragacionistas del gran problema que les puede haber provocado a sus hijos por su falta de información, su desinterés por informarse y por fiarse solo y exclusivamente de lo que se les haya dicho por la televisión?

Este profesor también habla de las mascarillas y de lo aberrante que es que los niños sigan estando obligados a llevarla en el colegio. Claro que, con lo que estamos viendo en algunos padres estamos seguros que si ahora les quitaran la obligatoriedad de llevarla, llegarían incluso a protestar. ¡Vaya banda!

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

7 Comentarios

  1. Pero ¿que virus diestro? donde esta secuenciado? Ofrecen mas de un millon de euros por una secuencia del famoso “”VIRUS””

  2. Efectivamente fer. A ver si dejamos de mezclar churras con merinas. Cuándo aparezca alguien y diga: miren ustedes, aquí tienen el virus, aislado, secuenciado y les mostramos cómo éste, ha sido la causa de esas “supuestas” muertes, en todo el mundo, entonces si se podrá hablar o escribir sobre covid. No es de extrañar que se caiga en ese termino, al referirse a este tema, pero tanto nombrarlo, al final nos lo vamos a creer, pero que va a ser que no.

  3. La fuckunas (no son vacunas), probablemente, no tengan todas la misma composición. Si la tuvieran, la pauta de efectos adversos y de muertes subsiguiente sería demasiado obvia. Las ologarquías criminales necesitan que se vayan muriendo los fuckunados en distintos momentos y con diversos síntomas para no levantar sospechas ya ineludibles hasta para el más borrego de los covidianos.

  4. Que dice el bill gates que si esta plandemia, la del virus que no existe, no se la esta tomando nadie en serio…que digo yo que eso es falso y solo hay que ver la legion de tarados que han corrido a dejarse inocular una vacuna que no es vacuna para combarit un virus que no existe! y con la mascarilla religiosamente bien clavada en la cara, que nadie se la ha tomado en serio pero que la proxima ya se la tomaran ya…que traduciendo sus palabras es como si dijera “cuidado imbeciles que ya tenemos lista y recien jarreteada la otra” Que se apuestan a que el dia en el que gates, fauci, los de alla y los de aqui, y todos criminales implicados esten colgando de una soga, que se apuestan a que ya no habra mas virus ni mas plandemias….

  5. Lo que queda claro a estas alturas:

    1º El virus chino comunista es MORTAL.

    2º La mascarilla es MORTAL, especialmente para los niños (los futbolistas no la llevan, los niños sí).

    3º La vacutanasia, sea de la marca que sea, es MORTAL (ni protege, ni impide el contagio, ni se sabe qué efectos masivos puede ocasionar en lo sucesivo, y se parece mucho a la marca del Apocalípsis. Será o no será, pero cada vez se parece más).

    Que cada cual piense si es sabedor de en quién ha confiado, de quién se ha fiado, como San Pablo.

Comments are closed.