Parece ya más que evidente para todo el mundo que en la junta de accionistas todas las grandes corporaciones internacionales siempre se sientan los mismos protagonistas. Al final, todo eso se convierte en una especia de círculo cerrado en el que ganan dinero por todas partes. Y eso sucede en todas esas grandes corporaciones, también en la industria farmacéutica y en los medios de comunicación.

Por eso nos encontramos ante algo sumamente increíble: los unos no denuncian las atrocidades que cometen los otros aunque todo esto se haga a vista de todo el mundo y sin ningún disimulo. Da igual que hablemos de una empresa u otra, de una televisión o un gran periódico, de una radio o de lo que sea, por detrás siempre están los mismos.

Y una demostración clara de lo que estamos diciendo es este vídeo en el que aparece el promocional de Pfizer en varias cadenas de televisión estadounidenses. Es, por tanto, imposible que exista nunca denuncia alguna o que alguno de ellos vayan a contarnos la realidad de lo que está sucediendo. ¿Cómo lo van a hacer si son todos los mismos?

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL