Volvemos a encontrarnos con más terribles noticias de muertes repentinas de gente relativamente joven y, en este caso, completamente vacunada. Según informa ‘Toronto Sun‘ ha sido encontrado muerto en su asiento el pasajero de un avión en el vuelo 1043 de la compañía Pegasus Airlines que realizaba un trayecto entre Turquía y Alemania, concretamente a la ciudad de Hamburgo.

La tripulación del avión descubrió que el pasajero estaba muerto al llegar a su destino al comprobar que este no se levantaba de su asiento. Las reglas impuestas por las autoridades alemanas con respecto al COVID obligan a que los pasajeros que cogen un vuelo estén completamente vacunadas o hayan dado negativo en una prueba antes de coger el vuelo. En el caso de este hombre, estaba completamente vacunado.

El suceso se ha producido el pasado día 2 de noviembre y los forenses ya han determinado que el fallecido ha dado positivo por COVID. Al parecer, no están claras las causas del fallecimiento pero diversos medios ya nos cuentan que podría tener una enfermedad grave anterior.

Las evidencias de lo que está pasando siguen apareciendo por todas partes y como podrán comprobar el relato es siempre el mismo: “muere de repente”, “se desconocen las causas”, “enfermedades anteriores” y lo peor, la mayoría de las veces en personas con la pauta completa del veneno. Seguimos denunciando.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

Comments are closed.