El extremo al que se está llegando con esto del virus y la vacunación es absolutamente vomitivo y lamentable. Es lógico que el objetivo de una empresa sea ganar dinero, para eso están, pero el extremo al que se está llegando con esto de las inoculaciones es absolutamente criminal porque de lo que estamos hablando es de poner en riesgo vidas, incluso las vidas de los más pequeños, como sucede ahora en Estados Unidos con la aprobación de las inoculaciones para niños de entre 5 y 11 años.

Pero estamos en unos tiempos, además, de descaro y de “dar igual todo”. Eso es lo que Lleva demostrando, por poner un ejemplo, la farmacéutica Pfizer desde hace dos años hasta llegar al extremo repugnante que ha llegado en estos días. A esta basura inmunda de corporación no se le ha ocurrido otra cosa que, para fomentar la vacunación infantil, lanzar una campaña publicitaria en la que le están diciendo a los niños que tendrán superpoderes si se vacunan.

En primer lugar, estas ratas, lanzan una campaña de este tipo hacia un público al que se le puede engañar fácilmente, pero en segundo lugar lo hacen sabiendo que los niños no sufren problema alguno si se contagian del supuesto virus.

La indecencia a la que se está llegando solo tendrá éxito si los padres resultan ser completamente imbéciles y se tragan la farsa. Entonces nos encontraremos con noticias trágicas de las que ellos serán los principales responsables inducidos por unos criminales, porque eso es lo que son los que pueden ser capaces de idear un anuncio como este.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. A los niños en Francia, antes de la Gran Guerra, en las escuelas, niños como los de este anuncio diabólico, se les enseñaba que los alemanes eran inferiores, una raza mala, unas ratas. Se les hacia comprender que ellos eran mas inteligentes, una raza mas fuerte y valiente. Se hizo lo mismo con los críos alemanes para prepararles a la guerra contra los rusos, o contra quien fuere, que ellos los alemanes era superiores. Los niños crecieron y luego fueron carne de cañón y crecieron creyendo estas mentiras… diabolicas tambien. Y murieron engañados. Pues ahora pasa lo mismo, solamente que ahora los niños, que tambien de alguna manera son carne de cañón, morirán. La historia se repite porque son los mismos que la han escrito, solamente cambia el contexto.

  2. Pero bueo, ¿esto no se puede denunciar? Claro que esta chusma tiene cientos de denuncias desde hace bastantes meses ya, y no se sabe qué ha sido de ninguna…

Comments are closed.