mantras

Una vez que, informativamente hablando, parece que el volcán de La Palma no da para más y que otro de los temas de especial “interés” para los medios de desinformación y manipulación masiva, el famoso cambio del clima “climático” –para algunos de esos “sabios” informativos, relacionado con lo anterior–, ha pasado sin pena ni gloria, en una especie de combate nulo y sin mucho de que hablar y sin que su artificial imagen emblemática, la conocida como “niña del exorcista” versión Siglo XXI y “brillante académica”, Greta Thunberg, haya dado un solo titular, vuelve al primer plano informativo –hay que llamarlo de alguna forma– lo que desde Marzo del año pasado y hasta que la Madre Naturaleza nos sorprendió con un fenómeno más de su actividad natural e incontrolable, ha sido casi monotema para esos grandes medios nacionales, la ya inminente sexta ola del COVID 19 que algunos dicen que ya se preparaba en 2017 y la más que probable cuarta dosis de inoculación –cuando no se ha dispensado la tercera a buena parte de la población– de eso que políticos y “periolistas” llaman vacunas y que los propios laboratorios de los que salieron dudan de su efectividad y consecuencias, de las que han exigido, documentalmente –y conseguido de mucho gobiernos–, quedar exentos de responsabilidad alguna, lo que, para muchos entre los que me encuentro, deje razonables incógnitas.

[Conoce las oportunidades de empleo internacional de Roche Bobois]

Y es que, como dice un simpático maño en uno de esos vídeos que las redes sociales han hecho viral –no podía ser otro el adjetivo utilizado, en este ambiente vírico, para calificar un fenómeno que se hace muy popular, pero así se ha impuesto en la sociedad y, de paso, se anima al subconsciente–, aconsejando “a las autoridades” en un intento colaborativo y queriendo ponerse “en plan en serio con el cambio climático”, pero les exige que “me tenéis que quitar el miedo al virus, porque dos miedos fuertes a la vez no se pueden tener” y él “quitaba ya el tema de la pandemia” que considera “rentabilizado” y añade “yo creo que salvo Miguel Bosé y muchos médicos que no lo dicen, está vacunado ya t’ol mundo” y que “al palillo de sacarnos cera de la oreja, ya le habéis ‘sacáo’ rendimiento con el PCR –el tocomocho, dice, concluyendo con que “yo lo dejaba en una gripe mala y nos ponemos ya en serio con lo del cambio climático, que es interesante, pero en plan en serio, con estampitas de Greta y lo que haga falta” para continuar recomendando, no sin ironía, que “a esto del miedo al apagón o al colapso, yo lo dejaba p’al año que viene, que la gente se va a cansar un día, se va a dar la vuelta y va a ir con la mano abierta” y acaba con una referencia a Luis XVI y a la Revolución francesa “que soy el rey, que soy el rey. Sí, sí, pero con tu cabeza voy a hacer un balón” –ojo que cierto paralelismo puede haber con la situación actual– y su mensaje final “Cuidao con el miedo, que eso es como un tigre que no come… que va a por ti”.

De lo primero, el volcán de Cumbre Vieja, el vulgo ha aprendido, mejor dicho, escuchado –algo habrá quedado–, términos como malpaís, piroclastos, bombas, lapilli, cenizas, tubos lávicos o fajana, normales en estos episodios en el mundo de la Geología, que esos “fenómenos” informativos desplazados por relevos a la isla para dar mayor relieve al drama de algunos –sistemáticamente desatendidos por las autoridades en la urgencia sobrevenida, fuera de las fotos–, han hecho también “virales” tras ocupar durante dos meses la mayor parte de tertulias y telediarios. De lo segundo, uno de los mantras recurrentes, el cambio climático, nuestros próceres no acabaron de ponerse de acuerdo con la subida de la temperatura en La Tierra con el objetivo de que frenar su ascenso en el futuro, sin datos suficientes que lo avalen –40 años de datos frente a 4.500 millones de edad del planeta, no son demasiado representativos– ni argumentos del todo válidos que dan los que piden no contaminar mientras se desplazan en manada en reactores a una cumbre que, para media humanidad, al menos, no sirve para nada más que para seguir avanzando en las consignas que, con la ayuda de los medios a los que dominan y la masa “progre” subvencionada a través de esas ONG como Open Arms, que ellos también dominan o manipulan, van extendiendo poco a poco como parte del programa que hicieron en su día y del que unos cuantos, como Al Gore o George Soros, por citar sólo a dos de los más representativos, viven muy bien.

Y de lo tercero, el recuperado COVID19, y por mucho que insistan medios y políticos de uno y otro signo –en eso parece que sí hay acuerdo–, los datos cada vez más numerosos siguen sin dejar claro lo que se nos ha venido repitiendo durante veinte meses largos y vuelve cual recidiva grave para seguir alimentando el miedo del que ese poder que mueve el mundo se aprovecha para su lucro económico e ideológico. La actualización de la situación mundial que dejaba el pasado martes el Center for Systems Science and Engineering (CSSE) de la Johns Hopkins University de EE. UU., era que del total de la población del planeta, 7.840 millones de personas, “sólo” 254, es decir, el 3’24%, habían dado positivo en base a la controvertida prueba de la PCR –Reacción en Cadena de la Polimerasa, sobre la que su propio inventor, Kary Mullis (por lo que recibió el Premio Nobel de Química en 1993) dejó escrito que no era una prueba diagnóstica si no iba acompañada de un cuadro clínico médicamente evaluado, lo que en España no se ha hecho en la inmensa mayoría de los casos– y los test de antígenos, bastante menos fiables si cabe. De este nivel de casos “probados”, 5’1 millones eran los fallecidos, supuestamente POR COVID sin que esté claro que la preposición no deba ser CON en su lugar, es decir, el 2’01% de los contagiados, que representan el 0’065% del total. Todo eso en más de veinte meses, ojo, que no en uno ni en los primeros tres, en los que se sabía poco sobre la pandemia, cuyas posibles consecuencias sólo las conocían los que –según algunos– implantaron la “plandemia”. Si ese total de casos detectados o de fallecimientos los referimos al periodo total de los veinte meses citados, veremos, con una simple media aritmética –ya sé que es simplista, pero ilustrativo–, que se relativizan mucho más las cifras mundiales de casos mensuales: 12’7 millones de positivos, un 0’16% de la población mundial y 255.616 fallecidos, un 0’1% del total de casos, que representarían un 0’003 del total de la Humanidad. Dicho lo cual, surge la pregunta inmediata: ¿Con esas cifras y porcentajes de contagio/fallecimiento, es necesario vacunar al 100% de la población, incluidos los niños, en los que los porcentajes de contagio son prácticamente nulos? El que sepa argumentar científicamente la respuesta afirmativa me hará un gran favor –y a muchos– si me lo hace llegar.

Y no voy a entrar en noticias como las que hace pocos días publicaba ABC, también gran impulsor de la vacunación masiva: “Uno de cada cuatro hospitalizados en Galicia, NO están vacunados con la doble pauta” (sic), ergo… tres, de esos cuatro, SÍ lo estaban. Nada que añadir, Señoría. Que cada cual saque sus conclusiones.

Tampoco en las contradicciones sobre los usos de las mascarillas, sobre lo que invito a leer las razones que aporta alguien  que se ha molestado en estudiar el tema–hay mucha más información– tanto desde el punto de vista científico como desde el jurídico.

Pero sabemos que a los poderosos les gusta que cunda el pánico –“el miedo, guarda la viña” – y, seguramente, volverán las restricciones porque vuelve a alimentarse la histeria desde los medios.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

10 Comentarios

  1. Ayer, puse la cuatro para ver al Dr. de Benito, que tuvo la valentía de enfrentarse a los fantoches que trajo Risto Mejide, que casi no lo dejaban expresarse, cortándole continuamente un supuesto microbiólogo e un inmunólogo, el primero con la chapita de la agenda vente y trinca y el segundo que no desmintió que cobraba de pfizer, no duré ni 5 minutos viendo el programa, por la cantidad de mentiras inconsistentes que decían y ya para finalizar el “antropólogo” vividor de Javier Aroca que fue el que remato la faena, hablando de la necesidad de urgencia de que todo el mundo debería hacer un ejercicio de responsabilidad social e inyectarse. De todo esto, saque en conclusión que estos asesinos televisivos que no tienen ni quieren tener la mínima convicción científica, son los que llevan a millones de personas a la muerte, con total impunidad. Ya no existe el periodismo de rigor, existe un baile de merluzos asesinos a modo de show sin ni idea de nada y además prepotentes y chulos con cualquier invitado que quiera expresarse con libertad. Esto es lo que tenemos, mal vamos . Saludos

    • ¿Y no acabaron expulsando al doctor de Benito? Raro, es lo que suele hacer Risto con quienes no le dan la razón, cuando ve que no puede machacarlos con su verborrea.

  2. Si en política y grandes empresas los psicopáticos SIEMPRE (sin cura alguna) ultra criminales, mafiosos organizados, engañadores y conspiradores 25h al día para el mal, el ladronismo, robo, la parasitación y la traición, hacerse las víctimas de sus víctimas etc. etc., se multiplican X 5, cerca del 50%…

    ¿crees que todo es por tu bien y no te estafan, te venden, traicionan, arruinan, parasitan, roban y mienten como su única meta?, siempre interpretando un papel en su vida diaria, ocultando los planes bestias nauseabundas reales que ocultan a su “ganado bobino”.

    ¿Esos monstruos no existen?, ¿ónde andarán, quienes serán?, ¿te fías de “elles”?

  3. Señor de la Torre, no me tome por criticón, pero… Escribe usted párrafos largos llenos de subordinadas y sin apenas pausas (en los dos primeros no hay ni un solo punto y seguido). Estoy seguro de que puede usted redactar sus textos de forma más diáfana. Crítica constructiva.

  4. Uno de los problemas, si no el mayor, de los resistentes (que no resistencia, con sus connotaciones de organización ‘loser’) es que en vez de alimentar lo correcto y forzar una bifurcación sin vuelta atrás de la humanidad constructiva que deje atrás a la humanidad ovina destruida por el siglo XX, van o vamos a remolque de las corrientes creadas por ‘ellos’, picando en todos sus cebos y malgastando toneladas de tiempo, energía y recursos.

    Es como si la prensa, blogs, emisoras, intelectuales, etc, no vendidos a la Peste, se dedicasen a ir siempre detrás de un mulo tordo -la mencionada humanidad involucionada y sus amos- recogiendo su última boñiga mediática y quejándose de las boñigas, en lugar de cambiar de camino. ¿Y sabéis por qué esto es así? Porque prácticamente todos somos socialistas (en el sentido de sociales, no del truño de los partidos estafa), y nos cuesta mucho asumir que ya no hay que seguir en el mismo barco hacia el ice-thun-berg.

    Al guiñol Greta y similares hay que IGNORARLOS, salvo para dedicarles una línea de desprecio a lo que representan y pretenden, e incidir en el Engaño que suponen personajes como ese y lo viejo que es el truco. Y en su lugar llenar páginas, titulares, fotos grandes de las personas constructivas, creativas y resolvedoras de problemas de verdad. Por ejemplo el chico que pondré en un comentario aparte para que no se descuadre el texto.

    En los últimos meses he sabido de un señor de Zafra (BA) que dice tener un sistema de electricidad autónoma e infinita, como se dice también de una hipotética torre Tesla. Del sistema de desalinización que además produce energía de Vázquez Figueroa, prohibido por los políticos con excusas peregrinas. Y de muchos otros inventos (muchos españoles) que cambiarían las reglas del juego para siempre. Y sin embargo acaban en un rinconcito perdido de la prensa oficialista… y de la no oficialista, que debería convertirlos en titulares gigantes constantes, que es como se ha sorbido el seso de los mulos tordos. Y llegan ‘ellos’, nos pillan desinformados y distraídos con gretas y rufianadas, y ejercen de nuevo su derecho de pernada sobre la verdadera ciencia y la verdadera tecnología, y eternizan su esclavización.

    ‘Ellos’ inventaron la ventana de Overton, nosotros tiraremos la pared entera.

  5. “Vuelve a alimentarse la histeria desde los medios” Si pero hasta que lleguen las horcas y las guillotinas.

  6. Estamos desgobernados por psicópatas. Respirad profundamente, mirad sus caras en fotografías y repetid mentalmente este poderoso mantra iniciático:
    ¡KARMA, KARMA, KARMA!
    Y tranquilos, el Universo se ocuparé de todos ellos. Feliz día (esto les jode mucho).

    Disidencia + Acción = RESISTENCIA

  7. Como ya he comentado en otras ocasiones, nadie duda, o debiera dudar, del cambio climático. Lo que si dudo, y me opongo el machaqueo de políticos, periodistas y naturalistas varios, sobre que el cambio se deba a la actitud del hombre. Podemos incidir en que debemos mantenerlo limpio, como así limpiamos y cuidamos nuestra vivienda; lo que no se puede hacer ni resistir oírlo, es que seamos culpables del cambio climático, sobre todo el común de la población mundial, salvo los buenos cumplidos, que son los que nos machacan con sus sandeces. Cambio climático los hubo siempre al cabo de la vida del planeta. En la era glacial los hielos cubrían casi toda Europa y el hombre tuvo que emigrar para poder cazar.
    En cuanto a la vacuna, mi respetado y querido articulista, sabe qué hace un tiempo que le comenté que existían opiniones contradictorias sobre LA COBI-19, por lo que excuso hacer comentarios, excepto que el tiempo me hadado un poco de razón, al tiempo que señalo que estoy vacunado, siguiendo la pauta de quienes saben mucho más que yo.
    Por último, señalar en cuanto se refiere al cambio climático, que a cuenta de ello están viviendo un sinfín de embaucadores y chiringuitos varios.

Comments are closed.