Parece que no les están llegando buenas noticias a los gobiernos autonómicos con esto de su deseo de implantar el dictatorial “pasvid” en ambas comunidades autónomas. Por un lado, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón le ha dicho al gobierno autonómico del socialista Lambán y a la Fiscalía que presenten sus alegaciones ante una posible cuestión de inconstitucionalidad por el pasaporte Covid.

La Sala Contencioso Administrativo del TSJ de Aragón, ha dictado este lunes una providencia pidiendo a las partes que hagan sus alegaciones por un posible vicio de inconstitucionalidad del artículo 10.8 de la LJCA. Las partes disponen ahora de un plazo de 10 días para hacerlas llegar al tribunal. Ante esta providencia, lo mejor ha sido lo que se ha dicho desde el gobierno aragonés: “están estudiando fórmulas para imponerlo”.

Pero lo mejor ha sido lo que le ha dicho el Tribunal Superior de Justicia de Vascongadas al gobierno que dirige Urqullu ante la intención de este de imponer el ya famoso pasaporte ya que consideran una “incongruencia” el planteamiento puesto que que al haber un 90% de vacunados la imposición del pasaporte Covid no resulta necesaria y no entiende que, siguiendo los razonamientos de los de Urqullu, no se plantee su exigencia para los propietarios y camareros o a los niños de menos de 12 años.

Parece que por una vez y sin que sirva de precedente, los tribunales están para lo que tienen que estar. Ahora falta por ver durante cuánto tiempo aguantan la segura presión a las que les someterán los criminales políticos que sufrimos en España.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

8 Comentarios

  1. Anda. Urqullu, el discípulo del protoetarra S. Arana. Ahora va a resultar que los eusquerianos no son la raza más superior de toda la tierra y se han vuelto muy cobardicas, como los gudaris de Santoña y de Villareal, ante un virusito comunista de nada. Y eso que no son de aquí, que son de Bilbao, con la boina a medio lao.

  2. Por cierto, señores de eldiestro. Uds. escribieron que en Gibraltar se jactaban de haber vacunado al 99 por ciento de la población. Si la inyección es letal, con un poco de suerte recuperamos el peñón vacío, sin aberchales llanitos (la cosa más tonta que existe sobre la faz de la tierra, que dicen ser británicos con el mismo acento de los andaluces). O al menos, igual se animan ellos a lo que los demócratas españoles no han tenido valor, cerrar la verja a cal y canto. Por cierto, esperemos que si sus hospitales no dan abasto, no sean las autoridades españolas tan tontas como para acogerles en hospitales andaluces. Solo faltaba eso. Que los manden en barcos a la Pérfida Albión, ya que siempre han defendido su “nacinalidá” británica. Que se lleven allí su contrabando, su narcotráfico, sus sinagogas, su alcohol y tabaco y hasta sus monos.

  3. Si los jueces metieran a toda esta gentuza en prision de por vida, se acabaria la plandemia en el tiempo que tarda el juez en firmar la sentencia.
    Pero como sus ilegalidades no tienen consecuencias, no se preocupen que la semana que viene volveran a intentarlo de otra manera.

  4. A Lambán no le queda mucho en este mundo cruel.

    Fue el único que intentó hacer algo por los niños cuando la salvajada de tenerlos encerrados sin sol ni aire ni actividad semanas y semanas, y también salvó la campaña de fruta que Sánchez pretendía dejar podrir en los árboles porque los jornaleros daban “positivo” a 42º a la sombra, todo eso hay que reconocérselo, pero al final ha resultado ser el mismo chucho faldero y grafenado que los demás, esclavo de su partido-secta y probablemente de viejos secretillos.

    Y ha convertido Aragón en un erial entregado a la big tech del tecnoaverno, y con una central térmica perdida y otras hidroeléctricas condenadas. También deja un efecto llamada pavoroso para todo el lumpen magrebí y subsahariano, cobrando simplemente por existir, y cuotas y subvenciones para transexuales, que no tiene sentido de ser salvo el de la crispación de una sociedad que se empobrece a pasos agigantados.

    El barrido de todo tiene que ser total, y hay que acondicionar un Valle de los Bastardos para meter a todos estos para su (no) descanso eterno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here