¿Se dan cuenta de que en España llevamos muchos años viendo cómo los delitos no se persiguen y se denuncian en función del delito en sí o de la víctima, sino en función a quién cometa ese delito? Para los politicuchos que padecemos en nuestras instituciones en los últimos tiempos solo ha existido un delito de violación en nuestra historia: El de la famosa “manada” de Pamplona, todos los que han cometido los “son sus costumbres” nos los quieren hacer ver como gamberradas o, simplemente, se ocultan.

El pasado día 2 de noviembre fue violada brutalmente una niña de 16 años en Igualada a manos de una pandilla de “son sus costumbres”. Las consecuencias de la salvajada que cometieron con esa niña han sido una fractura en el cráneo y un pequeño coágulo del que evoluciona bien, así como diversos politraumatismos, un moratón en el ojo y golpes por todas partes. También un desgarro vaginal y un desgarro anal de 15 centímetros. Después fue encontrada desnuda e inconsciente por un camionero sobre las seis y media de la mañana. El hombre la tapó y llamó a emergencias, quienes la trasladaron al hospital.

A pesar de que los grandes medios de manipulación, en general, no digan nada, los desgraciados que cometieron esa aberración con la NIÑA han sido los de siempre, unos malnacidos que viven a costa de nuestros impuestos después de llegar como inmigrantes. ¿Han oído o leído alguno de ustedes a grupos feministas montando concentraciones en la calle para protestar por esta salvajada? No, claro. Los delincuentes no son españoles.

¿Y qué dirán que ha dicho esa ministra de Igualdad a la que ha colocado en su puesto su ex-chorbo y que maneja un presupuesto con el que se solucionarían los problemas económicos de todas las familias humildes que hay en España? Esto:

Dice esta mequetrefe “a la mujer”. Es una niña, querida. Una persona de 16 años es todavía un niño. Menudo blanqueo que hace esta sin vergüenza. Menudo intento por minimizar lo ocurrido y despachar todo lo que ha pasado como si la pobre niña se hubiera roto una uña. Ni vergüenza, ni decencia. Esta tipa ni sabe lo que es eso, ni lo sabrá en su vida.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

  1. Es una mujer pero cuando interesa es una niña como la de La Arandina que tambien tenia 16 y lo que erá un caso de estupro dudoso y consentido se convirtio en una violación con 38 años de carcel y se bajo la pena porque sino esos juzgados habrían acabado ardiendo literalmente con todos dentro.
    Y tienen la desverguenza de decir en los medios que se denuncia y muchas no se hacen por miedo violaciones cada tres horas lo cual no solo es falso sino que de ser así los que las producen aunque ya sabemos de donde vienen no se iban a ir de rositas, porque a más salvajes más delincuencias pero los traidores estos van contra los nuestros no contra los de fuera. Iros a la mierda ya todos los jueces, fiscales y abogados de España pero todos y los pocos que hablen claro con honor a por ellos porque ya no se aguanta tanta basura e indignidad, el proximo abogado que me diga es que es la ley con esa misma ley le voy a dar más palos que una estera es más se la voy a hacer comer. No señor abogado no es la ley es el Derecho algo que vds olvidaron hace mucho tiempo dando su poder a subversivos falsos juristas con fraudulentas leyes en color que dejaron de aplicar el verdadero Derecho el Natural y el Consetuedinario desde donde emana la verdadera Justicia que se basa en la logica y en la razon no en el mal juicio de unos cantamañanas ilegitimos. Largaros de los juzgados ordenadamente antes de que os echemos a patadas desordenadamente.

  2. Debemos intentar ser precisos con el lenguaje, pues la palabra construye nuestra realidad.
    El concepto ‘niño’ termina a los doce años.
    A los trece años empieza la edad adolescente, de manera que, aunque no suene tan dramático en los titulares y la terminología periodística (lo siento, la verdad siempre por delante) la forma correcta de referirnos a esta víctima no es ni mujer, ni niña. Es decir:
    “La chica adolescente de 16 años agredida en Igualada (Barcelona)…”
    Lo caigamos en su trampa manipuladora. Gracias.
    Disidencia + Acción = RESISTENCIA

  3. Vergüenza debería darle a cualquier mujer “normal” tener ALGO que ver con el feminismo, que hoy está representado por esta pájara y sus colegas.

    No digo ser partidaria o haberles votado, digo “tener algo que ver”.

  4. Dice esta HDP que la noche, que la calle y la fiesta sean nuestras ¿como? con un trapo de esclavo infecto en la boca, lo vais a pagar muy caro pero que muy caro lo que habeis hecho y continuais haciendo.

Comments are closed.