Como si de auténticos futurólogos se tratase, los oficialistas, médicos y políticos, ya están advirtiendo sobre una nueva ola que no nos pillará a nadie por sorpresa. Si las inoculaciones nos han traído un verano plagado de contagios cuando, en teoría, los virus no pueden sobrevivir en unas condiciones en las que haya altas temperaturas, imaginen con qué nos encontraremos ahora que ya hace frío.

Una nueva prueba que desmonta la farsa que estamos viviendo nos llega desde Irlanda. Este país es uno de los países del mundo con más alta tasa de inoculaciones. Según ‘Datos Macro‘ en Irlanda ya se ha inoculado con la famosa pauta completa al 75,4% de la población. Con casi cinco millones de habitantes, hay 3.762.178 de personas completamente inoculadas.

Si nos vamos ahora a ver el gráfico de contagios, las famosas curvas, nos encontraremos con la misma “sorpresa” con la que ya nos hemos encontrado en infinidad de ocasiones, la curva se dispara hacia arriba de una forma muy pronunciada.

Pero, a pesar de todas estas evidencias, nos encontramos con algo que es muy triste y preocupante: muy poca gente se da cuenta de ello y sigue haciendo caso del relato oficial. Si se dan cuenta, estamos en tiempos de “sí, se han contagiado pero de una forma más leve” o “qué bien he hecho en vacunarme, de lo contrario habría estado mucho más grave”.

Esa es la peor parte de toda esta farsa, la gente que se lo cree y admite como válida una justificación completamente ridícula y absurda. Seguimos pensando que ese es el mayor de los problemas. Si la gente analizara esos datos con frialdad y no a través de lo que dicen las televisiones, este cuento se habría acabado hace mucho tiempo.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

Comments are closed.