No es que hayamos sido nunca lo que se dice fieles seguidores del programa ‘La Rosa de los Vientos’ de Onda Cero, pero las veces que lo hemos escuchado nos ha parecido un programa interesante. Y no habiendo sido nunca fieles seguidores, tras ver cómo se las gasta su director y presentador en sus redes sociales, ahora ya podemos decir que no lo seremos nunca porque no lo vamos a escuchar más.

Miren que podemos llegar a entender muchas cosas de este mundo loco en el que estamos viviendo ahora mismo, pero lo que nunca entenderemos es la agresividad de ciertos personajes que deberían sentirse seguros y tranquilos después de haberse inyectado la vacuna salvadora, en lugar de atacar e insultar, como lo hacen, a quienes decidimos no inyectarnos nada.

Por eso, lo que está haciendo el director y presentador del programa ‘La Rosa de los Vientos’ en Twitter no solo no lo podemos entender, también nos parece completamente denunciable. Insultos, desprecios, ataques, más insultos… así se las está gastando Bruno Cardeñosa en la red social del pajarito contra todos aquellos que deciden no hacer lo que está haciendo la mayoría.

Les dejamos tan solo unos ejemplos de lo que hemos podido ver, pero hay muchos más. Atentos a la violencia verbal que tiene un tipo que, entendemos, debería ser mucho más prudente con sus comentarios.

“Nazis”, “racistas”, “obligan a que se pueda matar”… como verán, no tiene desperdicio todo lo que está diciendo y los graves insultos que está utilizando contra todos aquellos que no piensan como él. La verdad es que no imaginábamos que este hombre pudiera ser tan sumamente cretino y pudiera tener tanta incontinencia verbal. Una vez más, por desgracia, tenemos que usar el mismo término que llevamos usando desde que toda esta farsa comenzó: decepcionante.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

21 Comentarios

  1. A estos charlatanes había que tirarlos en u contador con todo lo que cobran por hacer propaganda de la inyección letal y por incitación al odio contra los que no queremos que nos hagan la eutanasia con esa pócima ponzoñosa del asqueroso Bill Gates, que se la meta él y todos sus socios por el culo.

  2. He denunciado sus twits por incitación al odio y animo a todo el mundo a hacer lo mismo. Conociendo a twitter, no creo que sirva de nada, pero… por probar que no quede.

  3. Yo estoy de acuerdo con Bruno Cardeñosa siempre y cuando él esté dispuesto a que yo le inyecte lo que considere conveniente, si el cree que tiene derecho a inyectarme a la fuerza cualquier sustancia en mi cuerpo tendrá que entender que yo haga lo mismo con él, tengo aguarrás, gasolina, pesticida le doy a elegir.

  4. Al margen de su extrasueldo de sicarios, pinta que estos ya no hablan por sí mismos.
    El patrón común y las fases son obvios.

    ¿Nadie le ha mandado las perlas de ese patán venenoso que murió el otro día? Lo único que hay que lanzarles a estos perturbados neuromodulados son esas cosas, todos los bocazas que han ido al hoyo a las seis semanas (de media) de haber graznado estas gilipolleces.
    Intentar razonar con ellos es tarea perdida, sólo cabe someterlos a las mismas técnicas de miedo con las que los enfermaron, pero al revés. Y en defensa propia.

    Y mucho ojito con el factor orgullo, que es lo que lleva a malas personas como Evaristo Mejode a llevarse por delante a cuantos pueda, una vez que se huele con sudores fríos que los “anticiencia” hemos tenido razón. Siempre.

  5. Después de leer los tuits de Cardeñosa casi podemos asegurar que entre los efectos secundarios de la vacuna provocan “La Perfecta Imbecilidad o “La Demencia Pavorosa.

  6. Confirmado, los vacunados sufren “Demencia Pavorosa” se cagan de miedo sin controlar esfínteres en Twitter, Facebook, YouTube, televisiones y medios subvencionados

  7. Y ahora una pregunta, que va a ocurrir cuando la población en su gran mayoría, diga NO a las vacunas y que no se ponen ni una más, conozco a un montón de personas de mi circulo que lo van a hacer. Estos patanes que van a hacer?. Espero más pronto que tarde que la Justicia Penal meta a más de uno a la cárcel y que pague con su patrimonio todo el mal hecho. Empezando por la NOBLEZA NEGRA, que es la que esta en la cúspide de esta pirámide y terminando por estos TONTOS ÚTILES, que le pagan tres pesetas por dirigir masas. Saludos

    • Pues en mi ciudad hay colas kilométricas para ponerse la tercera dosis y la de la gripe… Es de vergüenza.

  8. A estos hdlgp lo mejor es ignorarlos y no darles pábulo informativo, que és de lo que se valen. Eso si la matrícula bien apuntada desde ya.

  9. En esa red “sucial” a la que tanto se refieren, publican y anhelan, sólo sirve para que gentuza unineuronal interesada, publique lo primero que se les pasa por la cabeza o le meten en ella. Cada día asistimos a la representación de tipos y tipas, sin ninguna preparación técnica , pero si oficilista y la verdad es que ya cansan. El hecho de que este…..haga esas manifestaciones, podría quedar en una simple perturbación mental, pero es que a la gente abducida, les llega y lo da por cierto. Este es el problema, por lo tanto, frenarles en seco, aunque difícil, no es imposible.
    Todos estos que no hacen más que mencionar el término nazi ¿sabrán realmente de lo que hablan? Por qué no utilizan el término socialcomunismo o comunismo a secas, por ejemplo, ¿ o es porque la palabrabrita es larga? ¿Qué tal los más de 100 millones de muertos a sus espaldas, por más razones y sin motivos que han utilizado para aniquilar hasta a sus propios compatriotas?
    Estos discursos con palabras clave cómo, “nazi” y “negacionista” ¿no les suenan a lo mismo y utilizados por los individuos que , supuestamente, están detrás de todo este montaje, tanto en aquel entonces como ahora?.
    Este tal Cardeñosa, del cual desconocía su existencia, se ha retratado no sólo cómo vendido, como impresentable, como irresponsable para dirigir un programa, también como un auténtico ignorante , intolerante y sobre todo un ser despreciable. ¿Estos cuándo cobran esas paguitas, a principios o finales de mes?
    Haciendo mención al comentario de Javier Castro, sobre el despertar de las masas, me viene a la cabeza, la nueva advertencia de Kill Puertas y la OMS, que vienen a ser lo mismo, sobre una historia que se están montando, Una nueva plandemia que viene a satisfacer sus egos (si les da tiempo). Si entendemos que tanto ésta, como lo del cambio climático, ha destapado las vergüenzas y creado miedos hasta extremos nunca vistos, ¿qué tal si para rematar la faena, en breve comunica algún killer, que les han saboteado las kakunas y hay muchas probabilidades de que la gente inoculada puede fallecer, haciéndose responsables los gobiernos y creando una psicosis mundial de resultados incalculabes? Porque, no olvidemos su fondo satánico y quienes lo iniciaron y continúan en ellos, realizaban y realizan sacrificios humanos y como retorcidos que son, vuelven a sus orígenes y esos rituales a los primeros que sacrificaban era, a sus seguidores más fieles.

  10. Jimena. Se nota el borregismo en una cosa curiosa. O sale a la calle todo el mundo o no sale nadie. Digo yo si ¿será cuándo activan las antenas?. Siento decirlo pero, es que hay mucho ignorante y vendido al ¡¡qué dirán!!

  11. Desde la muerte hace años de Juan Antonio Cebrían único periodista digno del programa la Rosa de los Vientos no es ya más que un vertedero de fanáticos de extrema izquierda que instrumentalizan el mundo del misterio para criminalizar a todo el que no piense como ellos.

    Tal cuál.

  12. Todos esos periodistas que claman por la vacunación obligatoria están pagados por las multinacoinales de una manera o de otra

  13. No sé si inmunizará o no… pero como detector de cretinos, la cacuna es infalible. Algo es algo.

  14. A ver, os explico cómo lo veo yo.

    Personalizando en el tal cardeñosa, puede darse 2 supuestos.

    1- que sea completamente banal. Hay mucha gente así. Son los que obvian los muertos y efectos adversos de cualquier cosa y se escudan ante los demás y ante su propia – escuálida de por si – conciencia (es que si ya de origen vienen poco formados humana y humanísticamente hablando, la cosa tiene poco recorrido), con frases tótem, pues todo ellos son un meme que decís ahora. Antes decíamos eso de: “este está en el mundo porque ha de haber de todo”. Gente superficial e intrascendente por contra gente profunda y transcendente.
    Llegó un día que hasta el misticismo pasó a ser moda y ese día seguidores de cualquier Vicente – ese que va donde va la gente – se apuntaron libro de Coello bajo el brazo, a ser más profundos que la fosa de las Marianas. Son esos retratados magistralmente por Santiago Segura en la película “pocholo y borjamari”, cuando el personaje pijo ochentero superficial y trasnochado que representa, dice aquello de: “saes es que yo tengo mundo interior”.
    Este tipo parece ser eso en esencia y desgraciadamente son tantos, que es demoledor su efecto. Yo me he tenido que escuchar cosas, a propósito de los ancianos, del tipo: “mejor (ojo al mejor) ellos que los niños, no?”, Como si aquí la cosa fuera de admitir la muerte y elegir los candidatos idóneos. De esa percepción viene la admisión de “lo menos malo” y de ésta y por descarte, y como en situación de pandemia, guerra o desgracia del tipo que sea, se normaliza la muerte y la deshumanización, el mismo instinto de supervivencia que rige en unos, rige en los otros. La única diferencia está en el matiz: nosotros no admitimos ni su muerte siquiera, ellos, llevados por su pánico mal gestionado, creen que encontrarán alivio a éste, obligando a todo el mundo a la misma locura que ellos. El “todos iguales” es poderosamente calmante, y es que el número de muertos entre ellos, no es todavía alarmante, y el mecanismo “Vicente” que mueve a la masa, sigue decantado abrumadoramente hacia el covioficialismo. La gente que imperiosamente necesita tener la razón, se suma a lo más irracional que hay, guiado por esa creencia absurda de que “muchos no pueden estar equivocados”.

    El otro supuesto que no excluye al anterior, sino que lo fortalece, es que este untado bien directamente o bien, indirectamente por no perder su trabajo. “Por el interés te quiero Andrés”, estos serán los más antikakunas que nadie, en cuanto cambie la tendencia, y eso, ese desequilibrio a favor de una u otra tendencia, es lo que quieren mantener a toda costa la demoníaca agenda global. Para ello están regando de trillones a quien tenga el mínimo poder de convocatoria.

    Individualistas somos todos, a un lado y al otro, y no vamos a movernos salvo que nos muevan. Si la progresia tuviera la necesidad de convocar manifestaciones para forzar a los gobiernos a inyectarnos, no os quepa la menor duda que lo haría y le saldría bien, pero no le hace falta (de momento). Para que descubrirte a las claras, si taimadamente puedes obtener el mismo resultado?. Lo tienen todo para azuzar a los borregos y que entren en acción sin necesidad de moverse del sillón, para qué los van a lanzar a las calles y arriesgarse a que, dado lo comodones y perezosos que son, no acudan en masa y pueda quedar en entredicho su “es un clamor popular”?.

    En fin, creo que la batalla colectiva la tenemos perdida de antemano. Por eso creo que esta batalla la debemos librar individualmente “acogiéndonos a sagrado” como antaño. Ahora nuestra iglesia son la Constitución (ley de rango superior y por sobre cualquier orgánica o decretazo de infame tiranuelo de baja estopa), Núremberg, Oviedo, ley de autonomía del paciente etc etc etc. Si quieren obligar y pisotear los derechos humanos, primero tendrán que derogar o abolir todas y cada una de ellas. Si no lo hacen, me tendrán que obligar materialmente, o sea, llevarme arrastrada y cogerme el brazo a la fuerza, “voluntariamente” bajo presión (del tipo que sea) no lo voy a hacer. Que se atrevan a ello si tienen c.ojones y se descubran ya del todo. Si hemos de ser ejemplo, sea, ya todo me da igual menos prostituir mi legado a mis hijos.
    Eso sí, exigiré que asuman la responsabilidad e indemnización para mis hijos, si me ocurriera algo tanto inmediato como a medio (que es mi caso por edad) o largo plazo. Si tú obligas a algo, debes asumir las consecuencias. Tal como yo lo veo, ese ha sido el error mayor que han cometido los obedientes, el exceso de confianza suele ser mortal.
    Por huir del fuego (su terror a morir mal llevado) han caído en las brasas ( más incertidumbre, menos certezas y nuevas formas de que se dé esa eventualidad, sin exigir la asunción de responsabilidades por parte del “vendedor”), están rabiosos creo yo, y la pagan con quienes ninguna culpa tenemos de su falta de control sobre sí mismos, sus decisiones y sus emociones, su irreflexión y su elección de confiar en quienes no eran demasiado claros. Se condujeron de forma totalmente infantil, fiandose en base a unas promesas que no se han cumplido (“os podréis quitar la mascarilla”, “podréis volver a vuestra vida normal”), les han trastocado su mundo Happy y lo llevan fatal por su propia falta de madurez, de ahí que arremetan a patadas como niños malcriados que son, contra lo primero que se les ponga delante sin culpa de nada (este experimento humano de medición y control del grado de infantilismo y aborregamiento del personal, si les ha salido perfecto), en este caso nosotros, los que con nuestra actitud les recordamos a todas horas lo i.mbeciles que son. Es el síndrome madrastra de Blancanieves: no les vale con “haber hecho lo correcto” igual que a la madrastra no le vale con ser “una” hermosa, tiene que ser “la” hermosa, los correctos no pueden admitir que algo ponga en duda su decisión. Ni soportan con valentía lo que nos ha tocado vivir, ni soportan su propio terror, ni soportan que otros lo llevemos como buenamente podamos, pero sin caer en la histeria que hoy lo llena todo.

    No nos soportan y esa es la clave, porque en realidad lo que no soportan es su duda, duda que les recordamos a cada minuto con nuestra existencia misma. Por eso están esperando como agua de mayo que les den la orden y permiso oficial (lo necesitan para todo, incluso para morir, por eso aplauden leyes de muerte, para que sea otra la mano que los mate, cuando es tan sencillo como dejarse morir sin más) para salir a cazar al judío, colgarlo y aplacar así su insoportable ser.

    Que mala es la envidia, que destructivos los celos, que letal necesitar ser importante en algo y no para algo. Que miserable ser en un todo, sin ser nada en la parte.
    Que horror eso del “bien común” cuando en nombre del abstracto, se destruye lo concreto.
    Ya dijeron que el sentido común es el menos común de los sentidos, yo añadiré que, que malo se torna el “buen común”, el “bien de un todo” cuando no se contempla a través del bien de sus partes.

    Hemos pasado del estado de alarma al estado de histeria colectiva y en esas estamos con la permanente amenaza pendiendo sobre nuestras cabezas, de que se abra la veda.
    Si esto no es para que en un futuro se juzgue a todos estos criminales, es que definitivamente la justicia a muerto y solo podremos esperar que el azar, el karma o la justicia Divina se encargue de ellos. También está su propia estulticia que juega a nuestro favor.

Comments are closed.