Todos los medios de comunicación occidentales, han ocultado, cuidadosamente, que en fecha de 21 de octubre de 2021, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha pronunciado un magnifico discurso en el que desnuda la decadencia de Occidente a causa de la destrucción de las tradiciones y los valores que conformaron la civilización europea occidental, por parte de las ideas globalizadoras que se están imponiendo.

En el discurso, el presidente Ruso, insta a las naciones a volver a las tradiciones y a la ética, como ejercicio de la moral y a los valores que convirtieron a nuestra civilización en el faro cultural y espiritual del mundo, durante muchas centurias

Según Putín, el abandono de este espíritu, por parte de los pueblos occidentales, les está llevando a la destrucción de sus naciones, manejados por una ingeniería social, implantada por unas fuerzas obscuras que se han introducido en el entramado de nuestra sociedad, drogándola y convirtiéndola en cómplice de su propia destrucción. El manejo de la información y de la comunicación, por parte de esta tela de araña que se ha tejido sobre los estados antes llamados “libres”, va a conseguir que estas naciones se conviertan en esclavas de empresas y de unas élites millonarias, que en muy pocos lustros, van a gobernar las naciones, más débiles moralmente, a su antojo y para su exclusivo provecho.

La descripción que el presidente Putín hace de esta situación global, no es un modo de inmiscuirse en los asuntos internos de Estados Unidos ni de Europa Occidental y asegura, que va a mantener a Rusia fuera de esta estrategia de autodestrucción, a la que se ha sometido Occidente.

En el discurso, Putín hace saber a los asistentes, que solamente pueden ser salvados los pueblos afectados por esta plaga, si conservan los valores tradicionales, rechazando la imposición de otros extraños a nuestra cultura y, muestra su asombro, ante este proceso de destrucción de esos pueblos y de estas naciones que antaño eran “tradicionalmente se han considerado abanderados del progreso”.

Sobre la auto destrucción de Occidente, Putín dice que  “tienen derecho a hacer esto, nosotros nos mantenemos al margen”…  “se mantengan fuera de nuestros asuntos. Tenemos un punto de vista diferente, al menos la inmensa mayoría de la sociedad rusa – sería más correcto decirlo de esta manera – tiene una opinión diferente sobre este asunto. Creemos que debemos confiar en nuestros propios valores espirituales, nuestra tradición histórica y la cultura de nuestra nación multiétnica”.

En la plenitud del discurso, también arremetió contra la ideología progre, de manera contundente y del siguiente modo

“… Los defensores del llamado «progreso social creen que están introduciendo a la humanidad a algún tipo de conciencia nueva y mejor. Buena suerte, adelante. Lo único que quiero decir ahora es que sus recetas no son nuevas en absoluto”, 

“Puede ser una sorpresa para algunas personas, pero Rusia ya estuvo allí. Después de la revolución de 1917, los bolcheviques, apoyándose en los dogmas de Marx y Engels, también dijeron que cambiarían las formas y costumbres existentes y no solo la política y la economía, sino la noción misma de la moral humana y los fundamentos de una sociedad sana”.

“La destrucción de los valores ancestrales, la religión y las relaciones entre las personas, hasta e incluyendo el rechazo total de la familia (también lo tuvimos), el impulso para informar sobre los seres queridos, todo esto fue proclamado como progreso y, por cierto, fue ampliamente apoyado en todo el mundo y estaba bastante de moda, al igual que hoy. Por cierto, los bolcheviques eran absolutamente intolerantes con opiniones distintas de las suyas”.

“La lucha por la igualdad y contra la discriminación se ha convertido en un dogmatismo agresivo que roza el absurdo, cuando las obras de los grandes autores del pasado -como Shakespeare- ya no se enseñan en las escuelas o universidades, porque se cree que sus ideas son atrasadas. Los clásicos se declaran atrasados e ignorantes de la importancia del género o la raza. En Hollywood, se distribuyen memorandos sobre la narración adecuada y cuántos personajes de qué color o género deben estar en una película. Esto es incluso peor que el departamento de agitprop del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética”.

Contrarrestar los actos de racismo, es una causa noble y necesaria, pero la nueva cultura de cancelación la ha convertido en discriminación inversa, es decir, racismo inverso. El énfasis obsesivo en la raza está dividiendo aún más a las personas, cuando los verdaderos luchadores por los derechos civiles soñaban precisamente con borrar las diferencias y negarse a dividir a las personas por el color de piel, En varios países occidentales, el debate sobre los derechos de hombres y mujeres se ha convertido en una fantasmagoría perfecta”, 

Posteriormente comenzó su crítica a la idelogía de género imperante en los pueblos occidentales:

Los fanáticos de estos nuevos enfoques llegan incluso a querer abolir estos conceptos por completo. Cualquiera que se atreva a mencionar que los hombres y las mujeres existen realmente, lo cual es un hecho biológico, corre el riesgo de ser condenado al ostracismo. “Progenitor número uno” y “progenitor número dos”, “progenitor gestante” en lugar de “madre” y “leche humana” reemplazando a la “leche materna” porque podría molestar a las personas que no están seguras de su propio género. Repito, esto no es nada nuevo; En la década de 1920, los llamados Kulturtraegers soviéticos también inventaron un nuevo lenguaje creyendo que estaban creando una nueva conciencia y cambiando los valores de esa manera. Y, como ya he dicho, hicieron tanto lío que a veces todavía uno se estremece”

“Sin mencionar algunas cosas verdaderamente monstruosas cuando a los niños se les enseña desde una edad temprana que un niño puede convertirse fácilmente en una niña y viceversa. Es decir, los profesores realmente les imponen una elección que supuestamente todos tenemos. Lo hacen mientras excluyen a los padres del proceso y obligan al niño a tomar decisiones que pueden cambiar toda su vida. Ni siquiera se molestan en consultar con psicólogos infantiles: ¿es un niño a esta edad capaz de tomar una decisión de este tipo? Llamando a las cosas por su nombre: esto roza un crimen de lesa humanidad, y se está haciendo en nombre y bajo la bandera del progreso”.

A nosotros, los españoles, oír estas tremendas conclusiones, sobre los cánceres de occidente, tales como la Agenda 2030 y la Ideología de Género, imperantes e impuestas por el pensamiento único, oficial e imperante, nos hace pensar que aun existe esperanza y que no estamos solos, aquellos que pensamos que aun tenemos tiempo de luchar contra esta lacra destructiva de nuestra naciones y especialmente salvar a España.

Si la descripción tan perfecta de nuestra situación actual, la hace un mandatario de una de las naciones más poderosas, militarmente, de la Tierra, mucho mejor, a nosotros nos sirve de ejemplo, ya que el amor a su patria le obliga a apartarse del cenagal en el que Europa y Estados Unidos se están metiendo, para no tener salida. 

A continuación transcribo el discurso completo del Presidente de Rusia, Vladimir Putín,  ante el auditorio del club moscovita Valdai, pronunciado en fecha de 21 de octubre de 2021

El tema de este año es “ La sacudida global en el siglo XXI: el individuo, los valores y el estado”. El programa de cuatro días incluye más de 15 sesiones presenciales y en línea.

Vladimir Putin, presidente de Rusia: 

Señorías,

Para empezar, me gustaría agradecerles por venir a Rusia y participar en los eventos del Valdai Club.

Como siempre, durante estas reuniones se plantean cuestiones urgentes y se llevan a cabo debates exhaustivos sobre estos temas que, sin exagerar, importan a personas de todo el mundo. Una vez más, el tema clave del foro se planteó de una manera sencilla, diría incluso a quemarropa: La sacudida global en el siglo XXI: el individuo, los valores y el estado.

De hecho, vivimos en una era de grandes cambios. Si me lo permite, por tradición, ofreceré mis puntos de vista con respecto a la agenda que ha elaborado.

En general, esta frase, “vivir en una era de grandes cambios”, puede parecer trivial ya que la usamos con tanta frecuencia. Además, esta era de cambio comenzó hace bastante tiempo y los cambios se han convertido en parte de la vida cotidiana. De ahí la pregunta: ¿merece la pena centrarse en ellos? Estoy de acuerdo con quienes hicieron la agenda de estas reuniones; por supuesto que lo son.

En las últimas décadas, muchas personas han citado un proverbio chino. El pueblo chino es sabio y tiene muchos pensadores y pensamientos valiosos que todavía podemos utilizar hoy. Uno de ellos, como sabrá, dice: “Dios no permita vivir en una época de cambio”. Pero ya lo estamos viviendo, nos guste o no, y estos cambios son cada vez más profundos y fundamentales. Pero consideremos otra sabiduría china: la palabra “crisis” consta de dos jeroglíficos – probablemente haya representantes de la República Popular China en la audiencia, y me corregirán si me equivoco – pero, dos jeroglíficos, “peligro “Y” oportunidad “. Y como decimos aquí en Rusia, “lucha contra las dificultades con tu mente y lucha contra los peligros con tu experiencia”.

Por supuesto, debemos ser conscientes del peligro y estar preparados para contrarrestarlo, y no solo una amenaza, sino muchas amenazas diversas que pueden surgir en esta era de cambio. Sin embargo, no es menos importante recordar un segundo componente de la crisis: oportunidades que no se deben desaprovechar, tanto más cuanto que la crisis a la que nos enfrentamos es conceptual e incluso de civilización. Se trata básicamente de una crisis de enfoques y principios que determinan la existencia misma de los humanos en la Tierra, pero tendremos que revisarlos seriamente en cualquier caso. La pregunta es dónde moverse, qué renunciar, qué revisar o ajustar. Al decir esto, estoy convencido de que es necesario luchar por valores reales, defendiéndolos en todos los sentidos.

La humanidad entró en una nueva era hace unas tres décadas cuando se crearon las principales condiciones para poner fin al enfrentamiento político-militar e ideológico. Estoy seguro de que usted tiene Hablé mucho sobre esto en este club de discusión. Nuestro Canciller también habló de ello, pero sin embargo me gustaría repetir varias cosas.

En ese momento se inició la búsqueda de un nuevo equilibrio, relaciones sostenibles en las áreas social, política, económica, cultural y militar y el apoyo al sistema mundial. Estábamos buscando este apoyo pero hay que decir que no lo encontramos, al menos hasta ahora. Mientras tanto, aquellos que se sentían como los ganadores después del final de la Guerra Fría (también hemos hablado de esto muchas veces) y pensaron que habían escalado el Monte Olimpo pronto descubrieron que el suelo se estaba cayendo por debajo incluso allí, y esta vez fue su turno. , y nadie podía “detener este momento fugaz” por muy justo que pareciera.

En general, debió parecer que nos ajustábamos a esta continua inconstancia, imprevisibilidad y permanente estado de transición, pero esto tampoco sucedió.

Me gustaría agregar que la transformación que estamos viendo y de la que somos parte es de un calibre diferente a los cambios que ocurrieron repetidamente en la historia de la humanidad, al menos aquellos que conocemos. No se trata simplemente de un cambio en el equilibrio de fuerzas o de avances científicos y tecnológicos, aunque ambos también se están produciendo. Hoy, nos enfrentamos a cambios sistémicos en todas las direcciones, desde la condición geofísica cada vez más complicada de nuestro planeta hasta una interpretación más paradójica de lo que es un ser humano y cuáles son las razones de su existencia.

Miremos a nuestro alrededor. Y diré esto nuevamente: me permitiré expresar algunos pensamientos a los que me suscribo.

En primer lugar, el cambio climático y la degradación ambiental son tan obvios que incluso las personas más descuidadas ya no pueden ignorarlos. Se puede seguir participando en debates científicos sobre los mecanismos detrás de los procesos en curso, pero es imposible negar que estos procesos están empeorando y es necesario hacer algo. Los desastres naturales como sequías, inundaciones, huracanes y tsunamis casi se han convertido en la nueva normalidad y nos estamos acostumbrando a ellos. Baste recordar las devastadoras y trágicas inundaciones en Europa el pasado verano, los incendios en Siberia, hay muchos ejemplos. No solo en Siberia, nuestros vecinos en Turquía también han tenido incendios forestales, y los Estados Unidos y otros lugares del continente americano. A veces parece que cualquier rivalidad geopolítica, científica y técnica o ideológica se vuelve inútil en este contexto, si los ganadores no tienen suficiente aire para respirar o nada para beber.

La pandemia de coronavirus se ha convertido en otro recordatorio de lo frágil que es nuestra comunidad, lo vulnerable que es, y nuestra tarea más importante es garantizar a la humanidad una existencia segura y resiliente. Para aumentar nuestras posibilidades de supervivencia frente a los cataclismos, es absolutamente necesario repensar cómo vamos con nuestras vidas, cómo administramos nuestros hogares, cómo se desarrollan las ciudades o cómo deberían desarrollarse; necesitamos reconsiderar las prioridades de desarrollo económico de estados enteros. Repito, la seguridad es uno de nuestros principales imperativos, en cualquier caso se ha vuelto obvio ahora, y cualquiera que intente negar esto tendrá que explicar luego por qué se equivocaron y por qué no estaban preparados para las crisis y conmociones que enfrentan naciones enteras. .

Segundo. Los problemas socioeconómicos que enfrenta la humanidad se han agravado hasta el punto de que, en el pasado, desencadenarían conmociones mundiales, como guerras mundiales o cataclismos sociales sangrientos. Todo el mundo dice que el modelo actual de capitalismo que subyace a la estructura social en la inmensa mayoría de los países ha terminado su curso y ya no ofrece una solución a una serie de diferencias cada vez más enredadas.

En todas partes, incluso en los países y regiones más ricos, la distribución desigual de la riqueza material ha exacerbado la desigualdad, principalmente la desigualdad de oportunidades tanto dentro de las sociedades individuales como a nivel internacional. Mencioné este formidable desafío en mis comentarios en el Foro de Davos a principios de este año. Sin duda, estos problemas nos amenazan con grandes y profundas divisiones sociales.

Además, varios países e incluso regiones enteras se ven regularmente afectados por crisis alimentarias. Probablemente discutiremos esto más adelante, pero hay muchas razones para creer que esta crisis se convertirá en empeora en un futuro próximo y puede alcanzar formas extremas. También hay escasez de agua y electricidad (probablemente cubriremos esto también hoy), sin mencionar la pobreza, las altas tasas de desempleo o la falta de atención médica adecuada.

Los países rezagados son plenamente conscientes de ello y están perdiendo la fe en las perspectivas de ponerse al día con los líderes. La decepción estimula la agresión y empuja a la gente a unirse a las filas de los extremistas. Las personas en estos países tienen una sensación cada vez mayor de expectativas incumplidas y fallidas y la falta de oportunidades no solo para ellos, sino también para sus hijos. Esto es lo que les hace buscar una vida mejor y da como resultado una migración descontrolada que, a su vez, crea un terreno fértil para el descontento social en los países más prósperos. No necesito explicarte nada, ya que puedes ver todo con tus propios ojos y, probablemente, estás más versado en estos temas que yo.

Como señalé anteriormente, las potencias líderes prósperas tienen otros problemas sociales urgentes, desafíos y riesgos en abundancia, y muchos de ellos ya no están interesados ​​en luchar por la influencia ya que, como dicen, ya tienen suficiente en sus platos. El hecho de que la sociedad y los jóvenes en muchos países hayan reaccionado exageradamente de manera dura e incluso agresiva a las medidas para combatir el coronavirus se demostró, y quiero enfatizar esto, espero que alguien ya lo haya mencionado antes que yo en otros lugares, así que, Creo que esta reacción mostró que la pandemia era solo un pretexto: las causas de la irritación y frustración social son mucho más profundas.

Tengo otro punto importante que hacer. La pandemia, que, en teoría, se suponía que uniría a la gente en la lucha contra esta enorme amenaza común, se ha convertido en un factor de división en lugar de unificador. Hay muchas razones para eso, pero una de las principales es que comenzaron a buscar soluciones a los problemas entre los enfoques habituales: una variedad de ellos, pero aún los antiguos, pero simplemente no funcionan. O, para ser más precisos, funcionan, pero a menudo y, por extraño que parezca, empeoran la situación actual.

Por cierto, Rusia ha pedido repetidamente, y lo repetiré, detener estas ambiciones inapropiadas y trabajar juntos. Probablemente hablaremos de esto más adelante, pero está claro lo que tengo en mente. Hablamos de la necesidad de contrarrestar juntos la infección por coronavirus. Pero nada cambia; todo sigue igual a pesar de las consideraciones humanitarias. No me refiero a Rusia ahora, dejemos las sanciones contra Rusia por ahora; Me refiero a las sanciones que siguen vigentes contra aquellos estados que necesitan urgentemente ayuda internacional. ¿Dónde están los fundamentos humanitarios del pensamiento político occidental? Parece que no hay nada allí, solo charlas ociosas. Lo entiendes? Esto es lo que parece estar en la superficie.

Además, la revolución tecnológica, los impresionantes logros en inteligencia artificial, electrónica, comunicaciones, genética, bioingeniería y medicina abren enormes oportunidades, pero al mismo tiempo, en términos prácticos, plantean cuestiones filosóficas, morales y espirituales que hasta hace poco eran las dominio exclusivo de los escritores de ciencia ficción. ¿Qué pasará si las máquinas superan a los humanos en capacidad de pensar? ¿Dónde está el límite de interferencia en el cuerpo humano más allá del cual una persona deja de ser ella misma y se convierte en alguna otra entidad? ¿Cuáles son los límites éticos generales en el mundo donde el potencial de la ciencia y las máquinas se está volviendo casi ilimitado? ¿Qué significará esto para cada uno de nosotros, para nuestros descendientes, nuestros descendientes más cercanos, nuestros hijos y nietos?

Estos cambios están cobrando impulso y, desde luego, no pueden detenerse porque, por regla general, son objetivos. Todos tendremos que lidiar con las consecuencias independientemente de nuestros sistemas políticos, condición económica o ideología imperante.

Verbalmente, todos los estados hablan de su compromiso con los ideales de cooperación y su voluntad de trabajar juntos para resolver problemas comunes pero, lamentablemente, estas son solo palabras. En realidad, está sucediendo lo contrario, y la pandemia ha servido para alimentar las tendencias negativas que surgieron hace mucho tiempo y que ahora solo están empeorando. El enfoque basado según el proverbio, “tu propia camisa está más cerca del cuerpo”, finalmente se ha vuelto común y ahora ni siquiera se oculta. Además, esto a menudo es incluso una cuestión de jactancia y blandir. Los intereses egoístas prevalecen sobre la noción de bien común.

Por supuesto, el problema no es solo la mala voluntad de ciertos estados y élites notorias. Es más complicado que eso, en mi opinión. En general, la vida rara vez se divide en blanco y negro. Cada gobierno, cada líder es el principal responsable ante sus propios compatriotas, obviamente. El objetivo principal es garantizar su seguridad, paz y prosperidad. Por lo tanto, los asuntos internacionales y transnacionales nunca serán tan importantes para un liderazgo nacional como la estabilidad nacional. En general, esto es normal y correcto.

Tenemos que afrontar el hecho de que las instituciones de gobernanza global no siempre son eficaces y sus capacidades no siempre están a la altura del desafío que plantea la dinámica de los procesos globales. En este sentido, la pandemia podría ayudar: mostró claramente qué instituciones tienen lo que se necesita y cuáles necesitan ajustes.

La realineación del equilibrio de poder presupone una redistribución de acciones a favor de países emergentes y en desarrollo que hasta ahora se sentían excluidos. Para decirlo sin rodeos, el dominio occidental de los asuntos internacionales, que comenzó hace varios siglos y, durante un breve período, fue casi absoluto a fines del siglo XX, está dando paso a un sistema mucho más diverso.

Esta transformación no es un proceso mecánico y, a su manera, incluso podría decirse, no tiene paralelo. Podría decirse que la historia política no tiene ejemplos de un orden mundial estable que se establezca sin una gran guerra y sus resultados como base, como fue el caso después de la Segunda Guerra Mundial. Entonces, tenemos la oportunidad de sentar un precedente extremadamente favorable. El intento de crearlo después del final de la Guerra Fría sobre la base de la dominación occidental fracasó, como vemos. El estado actual de los asuntos internacionales es producto de ese mismo fracaso, y debemos aprender de ello.

Algunos se preguntarán, ¿a qué hemos llegado? Hemos llegado a un lugar paradójico. Solo un ejemplo: durante dos décadas, la nación más poderosa del mundo ha estado realizando campañas militares en dos países con los que no se puede comparar de ninguna manera. Pero al final, tuvo que cerrar sus operaciones sin lograr un solo objetivo que se había propuesto hace 20 años, y retirarse de estos países causando un daño considerable a los demás y a sí misma. De hecho, la situación ha empeorado dramáticamente.

Pero ese no es el punto. Anteriormente, una guerra perdida por un lado significaba la victoria del otro lado, que asumía la responsabilidad de lo que estaba sucediendo. Por ejemplo, la derrota de Estados Unidos en la guerra de Vietnam, por ejemplo, no convirtió a Vietnam en un “agujero negro”. Por el contrario, surgió allí un estado en desarrollo exitoso que, sin duda, se basó en el apoyo de un aliado fuerte. Las cosas son diferentes ahora: no importa quién tome la delantera, la guerra no se detiene, solo cambia de forma. Como regla general, el hipotético ganador se muestra reacio o incapaz de garantizar una recuperación pacífica de la posguerra, y solo empeora el caos y el vacío que representan un peligro para el mundo.

Colegas,

¿Cuáles cree que son los puntos de partida de este complejo proceso de realineación? Permítanme intentar resumir los puntos de conversación.

En primer lugar, la pandemia de coronavirus ha demostrado claramente que el orden internacional se estructura en torno a los estados nacionales. Por cierto, los desarrollos recientes han demostrado que las plataformas digitales globales, con todo su poder, que pudimos ver en los procesos políticos internos en los Estados Unidos, no han logrado usurpar las funciones políticas o estatales. Estos intentos resultaron efímeros. Las autoridades estadounidenses, como dije, han puesto de inmediato a los propietarios de estas plataformas en su lugar, que es exactamente lo que se está haciendo en En las últimas décadas, muchos han arrojado conceptos sofisticados que afirman que el papel del estado era obsoleto y extrovertido. La globalización supuestamente convirtió las fronteras nacionales en un anacronismo y la soberanía en un obstáculo para la prosperidad. Ya sabes, lo dije antes y lo diré de nuevo. Esto es también lo que dijeron quienes intentaron abrir las fronteras de otros países en beneficio de sus propias ventajas competitivas. Esto es lo que sucedió realmente. Y tan pronto como se supo que alguien en algún lugar está logrando grandes resultados, inmediatamente volvió a cerrar fronteras en general y, en primer lugar, sus propias fronteras aduaneras y lo que sea, y comenzaron a construir muros. Bueno, ¿se suponía que no íbamos a darnos cuenta, o qué? Todos ven todo y todos entienden todo perfectamente. Por supuesto que lo hacen.

Ya no tiene sentido discutirlo. Es obvio. Pero los eventos, cuando hablamos de la necesidad de abrir fronteras, los eventos, como dije, fueron en la dirección opuesta. Solo los estados soberanos pueden responder eficazmente a los desafíos de la época y las demandas de los ciudadanos. En consecuencia, cualquier orden internacional efectivo debe tener en cuenta los intereses y capacidades del Estado y proceder sobre esa base, y no tratar de probar que no deberían existir. Además, es imposible imponer nada a nadie, ya sean los principios que subyacen a la estructura sociopolítica o los valores que alguien, por sus propias razones, ha llamado universales. Después de todo, está claro que cuando ocurre una crisis real, solo queda un valor universal y ese es la vida humana, que cada estado decide por sí mismo cuál es la mejor manera de proteger en función de sus habilidades, cultura y tradiciones.

En este sentido, volveré a señalar lo grave y peligrosa que se ha vuelto la pandemia de coronavirus. Como sabemos, más de 4,9 millones han muerto a causa de ella. Estas aterradoras cifras son comparables e incluso superan las pérdidas militares de los principales participantes en la Primera Guerra Mundial.

El segundo punto sobre el que me gustaría llamar su atención es la escala del cambio que nos obliga a actuar con extrema cautela, aunque solo sea por razones de autoconservación. El estado y la sociedad no deben responder de manera radical a los cambios cualitativos en la tecnología.

Europa, si se mira el tamaño de las multas que se les imponen y las medidas de desmonopolización que se están tomando. Eres consciente de eso.

Cambios ambientales dramáticos o la destrucción de los sistemas tradicionales. Es más fácil destruir que crear, como todos sabemos. Nosotros en Rusia sabemos esto muy bien, lamentablemente, por nuestra propia experiencia, que hemos tenido varias veces.

Hace poco más de un siglo, Rusia enfrentó objetivamente serios problemas, incluso debido a la Primera Guerra Mundial en curso, pero sus problemas no eran mayores y posiblemente incluso menores o no tan agudos como los problemas que enfrentaban los otros países, y Rusia podría haber lidiado con sus problemas. problemas de forma gradual y civilizada. Pero los choques revolucionarios llevaron al colapso y la desintegración de una gran potencia. La segunda vez que esto sucedió hace 30 años, cuando una nación potencialmente muy poderosa no logró entrar en el camino de reformas flexibles, pero completamente fundamentadas, que se necesitaban con urgencia en el momento adecuado, y como resultado fue víctima de todo tipo de dogmáticos, ambos reaccionarios. y los llamados progresistas: todos hicieron su parte, todas las partes lo hicieron.

Estos ejemplos de nuestra historia nos permiten decir que las revoluciones no son una forma de solucionar una crisis sino una forma de agravarla. Ninguna revolución valió la pena por el daño que hizo al potencial humano.

Tercera. La importancia de un apoyo sólido en la esfera de la moral, la ética y los valores está aumentando dramáticamente en el frágil mundo moderno. De hecho, los valores son un producto, un producto único del desarrollo histórico y cultural de cualquier nación. El entrelazamiento mutuo de naciones definitivamente los enriquece, la apertura amplía sus horizontes y les permite echar una nueva mirada a sus propias tradiciones. Pero el proceso debe ser orgánico y nunca puede ser rápido. Cualquier elemento alienígena será rechazado de todos modos, posiblemente sin rodeos. Cualquier intento de imponer los valores propios a los demás con un resultado incierto e impredecible solo puede complicar aún más una situación dramática y, por lo general, producir la reacción opuesta y un resultado opuesto al esperado.

Observamos con asombro los procesos en curso en los países que tradicionalmente han sido considerados como los abanderados del progreso. Por supuesto, lo social y los choques culturales que están teniendo lugar en los Estados Unidos y Europa Occidental no son de nuestra incumbencia; nos mantenemos al margen de esto. Algunas personas en Occidente creen que una eliminación agresiva de páginas enteras de su propia historia, la “discriminación inversa” contra la mayoría en interés de una minoría y la exigencia de renunciar a las nociones tradicionales de madre, padre, familia e incluso género. , creen que todos estos son los hitos en el camino hacia la renovación social.

Escuche, me gustaría señalar una vez más que tienen derecho a hacer esto, nosotros nos mantenemos al margen. Pero nos gustaría pedirles que también se mantengan fuera de nuestro negocio. Tenemos un punto de vista diferente, al menos la inmensa mayoría de la sociedad rusa – sería más correcto decirlo de esta manera – tiene una opinión diferente sobre este asunto. Creemos que debemos confiar en nuestros propios valores espirituales, nuestra tradición histórica y la cultura de nuestra nación multiétnica.

Los defensores del llamado “progreso social” creen que están introduciendo a la humanidad a algún tipo de conciencia nueva y mejor. Buena suerte, iza las banderas como decimos, adelante. Lo único que quiero decir ahora es que sus recetas no son nuevas en absoluto. Puede ser una sorpresa para algunas personas, pero Rusia ya estuvo allí. Después de la revolución de 1917, los bolcheviques, apoyándose en los dogmas de Marx y Engels, también dijeron que cambiarían las formas y costumbres existentes y no solo las políticas y económicas, sino la noción misma de la moral humana y los fundamentos de una sociedad sana. La destrucción de los valores ancestrales, la religión y las relaciones entre las personas, hasta e incluyendo el rechazo total de la familia (también lo tuvimos), el estímulo para informar sobre los seres queridos, todo esto fue proclamado progreso y, por cierto, fue En aquel entonces era ampliamente apoyado en todo el mundo y estaba bastante de moda, al igual que hoy. Por cierto, los bolcheviques eran absolutamente intolerantes con opiniones distintas de las suyas.

Prácticas que, afortunadamente, hemos dejado, espero, en un pasado lejano. La lucha por la igualdad y contra la discriminación se ha convertido en un dogmatismo agresivo rayano en el absurdo, cuando las obras de los grandes autores del pasado -como Shakespeare- ya no se enseñan en las escuelas o universidades, porque se cree que sus ideas son atrasadas. Los clásicos se declaran atrasados ​​e ignorantes de la importancia del género o la raza. En Hollywood, se distribuyen memorandos sobre la narración adecuada y cuántos personajes de qué color o género deben estar en una película. Esto es incluso peor que el departamento de agitprop del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética.

Contrarrestar los actos de racismo es una causa noble y necesaria, pero la nueva “cultura de cancelación” la ha convertido en “discriminación inversa”, es decir, racismo inverso. El énfasis obsesivo en la raza está dividiendo aún más a las personas, cuando los verdaderos luchadores por los derechos civiles soñaban precisamente con borrar las diferencias y negarse a dividir a las personas por el color de piel. Les pedí específicamente a mis colegas que encontraran la siguiente cita de Martin Luther King: “Tengo un sueño de que mis cuatro hijos pequeños algún día vivirán en una nación donde no serán juzgados por el color de su piel sino por su carácter”. Este es el verdadero valor. Sin embargo, las cosas están saliendo de otra manera allí. Por cierto, la mayoría absoluta de los rusos no cree que el color de la piel de una persona o su género sea un asunto importante. Cada uno de nosotros es un ser humano. Eso es lo que importa.

En varios países occidentales, el debate sobre los derechos de hombres y mujeres se ha convertido en una fantasmagoría perfecta. Mire, tenga cuidado de ir a donde los bolcheviques alguna vez planearon ir, no solo comunalizando pollos, sino también comunalizando a las mujeres. Un paso más y estarás ahí.

Los fanáticos de estos nuevos enfoques llegan incluso a querer abolir estos conceptos por completo. Cualquiera que se atreva a mencionar que los hombres y las mujeres existen realmente, lo cual es un hecho biológico, corre el riesgo de ser condenado al ostracismo. “Padre número uno” y “padre número dos”, “padre que dio a luz” en lugar de “madre” y “leche materna” reemplazando a “leche materna” porque podría molestar.

Creo que esto debería recordar algo de lo que estamos presenciando ahora. Al observar lo que está sucediendo en varios países occidentales, nos sorprende ver el las personas que no están seguras de su propio género. Repito, esto no es nada nuevo; En la década de 1920, los llamados Kulturtraegers soviéticos también inventaron un nuevo lenguaje creyendo que estaban creando una nueva conciencia y cambiando los valores de esa manera. Y, como ya he dicho, hicieron tanto lío que a veces todavía uno se estremece.

Sin mencionar algunas cosas verdaderamente monstruosas cuando a los niños se les enseña desde una edad temprana que un niño puede convertirse fácilmente en una niña y viceversa. Es decir, los profesores en realidad les imponen una elección que supuestamente todos tenemos. Lo hacen mientras excluyen a los padres del proceso y obligan al niño a tomar decisiones que pueden cambiar toda su vida. Ni siquiera se molestan en consultar con psicólogos infantiles: ¿es un niño a esta edad capaz de tomar una decisión de este tipo? Llamar a las cosas por su nombre, esto raya en un crimen de lesa humanidad, y se está haciendo en nombre y bajo la bandera del progreso.

Bueno, si a alguien le gusta esto, déjelo que lo haga. Ya he mencionado que, al dar forma a nuestros enfoques, seremos guiados por un conservadurismo saludable. Eso fue hace unos años, cuando las pasiones en el ámbito internacional aún no estaban tan altas como ahora, aunque, por supuesto, podemos decir que las nubes se estaban acumulando incluso entonces. Ahora, cuando el mundo atraviesa una ruptura estructural, la importancia de un conservadurismo razonable como base para un curso político se ha disparado, precisamente debido a los riesgos y peligros que se multiplican, y a la fragilidad de la realidad que nos rodea.

Este enfoque conservador no se trata de un tradicionalismo ignorante, un miedo al cambio o un juego de restricción, y mucho menos de retirarnos a nuestro propio caparazón. Se trata principalmente de la confianza en una tradición probada por el tiempo, la preservación y el crecimiento de la población, una evaluación realista de uno mismo y de los demás, una alineación precisa de prioridades, una correlación de necesidad y posibilidad, una formulación prudente de metas y un criterio fundamental. rechazo del extremismo como método. Y, francamente, en el período inminente de reconstrucción global, que puede llevar bastante tiempo, con un diseño final incierto, el conservadurismo moderado es la línea de conducta más razonable.

Por lo que yo lo veo. Inevitablemente cambiará en algún momento, pero hasta ahora, no hacer daño, el principio rector de la medicina, parece ser el más racional. Noli nocere, como dicen.

Una vez más, para nosotros en Rusia, estos no son postulados especulativos, sino lecciones de nuestra difícil y a veces trágica historia. El costo de experimentos sociales mal concebidos a veces está más allá de toda estimación. Tales acciones pueden destruir no solo los fundamentos materiales, sino también espirituales de la existencia humana, dejando tras de sí una ruina moral donde nada se puede construir para reemplazarlo durante mucho tiempo.

Finalmente, hay un punto más que quiero hacer. Entendemos muy bien que resolver muchos problemas urgentes que el mundo ha estado enfrentando sería imposible sin una estrecha cooperación internacional. Sin embargo, debemos ser realistas: la mayoría de los bonitos eslóganes sobre la búsqueda de soluciones globales a los problemas globales que hemos estado escuchando desde finales del siglo XX nunca se harán realidad. Para lograr una solución global, los estados y las personas tienen que transferir sus derechos soberanos a estructuras supranacionales en una medida que pocos, si es que hay alguno, aceptarían. Esto se debe principalmente al hecho de que tiene que responder por los resultados de tales políticas no a un público global, sino a sus ciudadanos y votantes.

Sin embargo, esto no significa que sea imposible ejercer cierta moderación para lograr soluciones a los desafíos globales. Después de todo, un desafío global es un desafío para todos juntos y para cada uno de nosotros en particular. Si todos vieran una manera de beneficiarse de la cooperación para superar estos desafíos, esto definitivamente nos dejaría mejor equipados para trabajar juntos.

Una de las formas de promover estos esfuerzos podría ser, por ejemplo, elaborar, a nivel de la ONU, una lista de desafíos y amenazas que enfrentan países específicos, con detalles de cómo podrían afectar a otros países. Este esfuerzo podría involucrar a expertos de varios países y campos académicos, incluidos ustedes, mis colegas. Creemos que desarrollar una hoja de ruta de este tipo podría inspirar a muchos países a ver los problemas globales desde una nueva perspectiva y comprender cómo la cooperación podría ser beneficiosa para ellos.

Ya he mencionado los desafíos que enfrentan las instituciones internacionales. Lamentablemente, este es un hecho evidente: ahora se trata de reformar o cerrar algunos de ellos. Sin embargo, las Naciones Unidas, como institución internacional central, conserva su valor perdurable, al menos por ahora. Creo que en nuestro mundo turbulento es la ONU la que aporta un toque de conservadurismo razonable a las relaciones internacionales, algo que es tan importante para normalizar la situación.

Muchos critican a la ONU por no adaptarse a un mundo que cambia rápidamente. En parte, esto es cierto, pero no es la ONU, sino principalmente sus miembros quienes tienen la culpa de esto. Además, este organismo internacional promueve no solo las normas internacionales, sino también el espíritu normativo, que se basa en los principios de igualdad y la máxima consideración por las opiniones de todos. Nuestra misión es preservar este patrimonio mientras reformamos la organización. Sin embargo, al hacerlo, debemos asegurarnos de no tirar al bebé con el agua de la bañera, como dice el refrán.

Esta no es la primera vez que utilizo una tribuna alta para hacer este llamado a la acción colectiva a fin de enfrentar los problemas que continúan acumulándose y agudizándose. Es gracias a ustedes, amigos y colegas, que el Valdai Club está emergiendo o ya se ha establecido como un foro de alto perfil. Es por esta razón que me dirijo a esta plataforma para reafirmar nuestra disposición a trabajar juntos para abordar los problemas más urgentes que enfrenta el mundo hoy.

Amigos,

Los cambios mencionados aquí antes que yo, así como los de ustedes, son relevantes para todos los países y pueblos. Rusia, por supuesto, no es una excepción. Como todos los demás, buscamos respuestas a los desafíos más urgentes de nuestro tiempo.

Por supuesto, nadie tiene recetas preparadas. Sin embargo, me atrevería a decir que nuestro país tiene ventaja. Déjame explicarte cuál es esta ventaja. Tiene que ver con nuestra experiencia histórica. Puede que hayas notado que me he referido a él.

varias veces en el curso de mis comentarios. Desafortunadamente, tuvimos que traer muchos recuerdos tristes, pero al menos nuestra sociedad ha desarrollado lo que ahora llaman inmunidad colectiva al extremismo que allana el camino a los trastornos y cataclismos socioeconómicos. La gente realmente valora la estabilidad y la posibilidad de vivir una vida normal y prosperar mientras confía en que las aspiraciones irresponsables de otro grupo de revolucionarios no alterarán sus planes y aspiraciones. Muchos tienen recuerdos vívidos de lo que sucedió hace 30 años y todo el dolor que se necesitó para salir de la zanja en la que se encontraron nuestro país y nuestra sociedad después de que la URSS se derrumbó.

Las opiniones conservadoras que mantenemos son un conservadurismo optimista, que es lo que más importa. Creemos que es posible un desarrollo positivo y estable. Todo depende principalmente de nuestros propios esfuerzos. Por supuesto, estamos dispuestos a trabajar con nuestros socios en causas nobles comunes.

Me gustaría agradecer una vez más a todos los participantes por su atención. Como dice la tradición, con gusto responderé o al menos intentaré responder a sus preguntas.

Gracias por su paciencia.

 

16 Comentarios

  1. Lo escuché en su momento. En efecto, fue un discurso magnífico (se da además la circunstancia de que sé ruso, pero esto es anecdótico). Siempre he sido bastante defensor de Putin; ahora bien, en los últimos tiempos hay algunos claroscuros que no consigo descifrar. El tema de la vacuna me dejó descolocado. Además, el hecho de que el alcalde de Moscú, Sobianin, se permita coaccionar a sus habitantes para que se vacunen, igual que hacen por aquí los tiranos locales, tampoco puede ser pasado por alto. Cierto es que los rusos hacen todo tipo de “trampas” de las que no hablaré aquí. Bien por ellos, claro.

    Pero he aquí una de las cosas que más me escaman: es absolutamente imposible que Putin no sepa que uno de sus peces gordos, Kirill Dmitriev, Director General del fondo de inversión soberano “Russian Direct Investment Fund”, creado por el gobierno, es… un hombre de Klaus Schwab. Y lo digo en el sentido literal. Kirill Dmitriev figura en la extensa lista de los “jóvenes líderes mundiales”, organización creada por Schwab, de la que forman parte, entre otros muchos, Emmanuel Macron y Mark Zuckerberg. Y no, no me invento nada:

    Aquí Macron: https://www.younggloballeaders.org/community?page=59

    Aquí Zuckerberg: https://www.younggloballeaders.org/community?page=104

    Y aquí Dmitriev: https://www.younggloballeaders.org/community?page=26

    Como comprenderán, con ese mentor (Schwab) y con esas compañías (Macron), no es que espere mucho bueno de Dmitriev. Y, repito, es absolutamente imposible que Putin desconozca estos detalles.

    Por cierto, recomiendo darse una vuelta por esa web, hay personajes muy interesantes (algunos españoles). Sin ir más lejos: David de Rotschild: https://www.younggloballeaders.org/community?page=25

    Otra de las cosas que hicieron que se me erizase el pelo de la nuca fue cuando vi al propio Schwab agradecer a Herman Gref, director de Sberbank, su participación en el ya conocido simulacro “CyberPoligon 2021”.

    En fin, que solo vemos la punta del iceberg, y lo que hay debajo tiene una pinta no mala, sino terrible.

    • Es bien sencillo de entender al unirse las dos alemanias el bloque sovietico poco a poco tomo el control. La sra Merkel una antiguo agente de la Stassi amiga de Putin KGB es la que manda en Alemania o mejor dicho Klaus el fundador del foro de Davos a las ordenes del KGB Putin y con la colaboración de la inteligencia china y detrás los mismos de siempre el sionismo con el falso estado de Israel a la cabeza y sus titeres de EEUU. Lo que pasa es que en EEUU hay una alianza antisionista muy fuerte como esta pasando en Israel pero los comunistas con el PCCH a la cabeza son los que intentan controlar dirigidos por el sinonismo. Putin y el Chino junto con el Aleman son parte de ese Nuevo orden Mundial dirigido como titeres por las 100 familias sionistas de siempre. Son herejes del antiguo judaismo con ritos sumerios y egipcios es decir sacerdotes satanicos como Erdogan y otros que tambien estan en el ajo.

  2. TREMENDO artículo!

    Pero esto: ¿ Recibirá críticas de algunas personas o medios de comunicación ? ¿ Todos calladitos como valientes a sueldo?

    Pero esto: ¿Todo esto es de confianza, sabiendo que no tenemos ni idea profunda sobre los enjuegos geoestratégicos actuales ?

    Sr.Putin:

    Siberia y otras partes de Rusia, la Madre; quizás debiera estar preparada y protegida para una nueva Colonización y una nueva Civilización.
    La Pureza del ADN es la Mayor Arma existente en el Presente pero sobre todo en el Futuro.
    Una Colonización chantajista, mentirosa y engañosa, sigilosa e invisible; debe ser DETENIDA de inmediato, aunque haya que reventar todo el Planeta Tierra.

    Sr. Putin, ya se lo dije:
    No le falle a la Divinidad.
    Una Nación que pretenda la Ejemplaridad, Ejemplar debe ser en la resolución del mayor problema que jamás ha enfrentado la Humanidad.

    Si falla, veremos a ABADDÓN.
    Puede mentirme a mí, pero no a Él.

  3. Pero bueno a estas alturas alabando a este payaso como Patraña Digital.
    Este hipocrita tiene mucha culpa de como estamos el que apoya dictaduras Chinas, Venezolanas, Cubanas como la suya que encarcela y prohibe todo lo que no le gusta y sus medios de propaganda RT en America Latina RT en Español una basura donde se defiende esto mismo que el dice atacar.
    Eres un hipocrita y un hijo de perra eso eres espero que pronto acabes colgado.
    Me apuesto que este le telefonea más de una vez a Sanchez como hacia su amiguita Merkel de sus trabajos con la Stassi y encima es otro genocida con la plandemia y un asesino de la gente que le molesta anda y que se vaya a tomar por culo el KGB comunista de los cojones que si China no cae y no respeta los derechos humanos es precisamente por el apoyo de este payaso.

    • Te veo informado.
      Putin comunista…
      En fin, bastante trabajo tienes. Te has quedado 15 años atrás… bueno, 30. No eran comunistas ya en 1990.

      • El que no estas informado eres tu Putin es un KGB y un KGB muere KGB no tienes ni idea pero no idea de que el comunismo sigue en Rusia por eso no desaparece en paises como China que no te enteras ni os enterais de nada pero de nada en absoluto.

  4. Sr Putin va a ser que vd y el Chino se van a comer una mierda no van a conquistar Europa que sabemos lo que pretenden vds y lo van a pagar muy caro.

  5. Por cierto el hijo de perra del Chino menudo discurso se marco junto a este con su amiguito Klaus en Davos. Y otra cosa a veces se traduce mal lo que dice Putin, no sería la primera vez y es un hipocrita de marca mayor. Muerto antes que comunista.

  6. Hay que decir que Putin ex-Coronel de KGB, no esta haciendo nada, mas bien lo contrario, esta mandando a Argentina su vacuna que esta matando ha mucha gente,sin olvidar que quien miente es el pues en Rusia manda Gorbachov,un Criminal como Rochil ,Rockefeler y demas. Haber lo que publicamos porque ya les vale a ustedes tambien.

  7. La OMS omite la próxima letra griega después de “Nu” al nombrar la nueva variante de COVID: la próxima letra “Xi” podría llamar la atención sobre China, por lo que la llamaron “Omicron” en su lugar.
    Las nuevas variantes que salen son códigos MILITARES y cada variante señala operaciones militares y sombreros blancos ajedrez>>> no pueden retroceder estas HISTORIAS plantadas o decir que no nombraron las nuevas variantes … realmente destruirá su NARRACIÓN si niegan que estas variantes aparezcan!!!).
    Preste mucha atención a la nueva variante >>>>>>>>>>>>OMICROM<<<<<<<<<<<<< >>>>>>>>>>PROYECTO ODIN < </<<<<<<<< OPERACIÓN DE LA
    AGENCIA DE INTELIGENCIA DE LA FUERZA ESPACIAL MILITAR CONECTADA A STARLINK SATS.Y CONTROLAR TODAS LAS REDES EN TODO EL MUNDO Y PUEDE EVITAR TODAS LAS PLATAFORMAS DE MEDIOS / RADIO / INTERNET. MÁS SOBRE EL PROYECTO ODIN PUEDE TOMAR Y OPERAR TODOS LOS MEDIOS / RADIO / INTERNET / PLATAFORMAS DIGITALES Y EBS.

    Tenemos toda la paciencia del mundo,hasta que el proyecto Odín se haga realidad,y los militares tomen el control de los medios de comunicación.Entonces sabremos todo,y quiénes han sido piezas de este azedrez,quienes han estado con los sombreros blancos y con los patriotas,y quiénes no,desde Putin hasta Xi…

    • Circulan historias esotericas de Putin desde que es un clon hasta que la humanidad futura el Dragon contactaron con el a cambio de ayudar a la humanidad. Pues bien parece que Putin ha traicionado esa alianza del Dragon.

  8. Magistral discurso de Putin. Solo tiene un pequeño pero, que no podra abstraerse de lo que ocurra mas alla de sus fronteras, no podra aguantar mucho tiempo si permite que todos los paises de europa caigan en ese infierno mezcla de inmoralidad, falta de etica, renuncia a los valores, distorsion de la biologia y de toda ciencia, y cualquiera de los miles de absurdos con los que esos malnacidos globalistas estan corrompiendo a las naciones y a los pueblos. Si esta Rusia de Putin no frena, o apoya a frenar esta locura, esta locura acabara llamando a su puerta.

    • Pero Putin que va a frenar si este engaño es obra suya es una operación del PCCH y del KGB para hacerse con el control.

  9. Putin es un elemento del sistema. ¿Aún no lo entiendes? Se adapta a todos. Y Estados Unidos y Alemania. ¿Sabías que en Rusia, con la ayuda de COVID 19, Putin está fortaleciendo la dictadura? ¿Sabe que en Rusia se está arrestando a personas que están en contra de esta estafa? ¡Dios mío! ¡Mi periódico español favorito ha sido víctima de la propaganda de un agente de la KGB!

    • Aun no se enteran que el Sr Sanchez es un agente de Putin como Maduro y de China tienen el enemigo de frente y ni se enteran. Rusia es una dictadura desde que Stalin cogio el poder lo que pasa que hicieron el paripe de que se volvian democratas cuando tengan la bota sovietica aplastandoles se daran cuenta si es que este hijo de perra de Putin no se le ocurre extraditar gente a Siberia con ayuda de la UE que esta bajo su control. Toda la basura de leyes de odio son leyes sovieticas todavia no se enteran que Putin es un maldito comunista es más ha comparado el comunismo al cristianismo para que veais lo mal de la cabeza que esta. No ha destruido el comunismo lo esta fortaleciendo y encima habla de la decadencia de Occidente decadencia propiciada por el. Lo primero que habría que hacer es cerrar la basura de RT en todo el mundo propaganda comunista al más alto nivel.

Comments are closed.