ensayos

Un denunciante involucrado en los ensayos de la fase III de la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer ha filtrado evidencias a una publicación médica revisada sobre las malas prácticas en la empresa farmacéutica durante los ensayos de la vacuna.

[Conoce las oportunidades de empleo internacional de Roche Bobois]

Así lo publica el digital Info Wars en un artículo que puedes leer en este enlace, y en el que se explica que Brook Jackson, un director regional ahora despedido de Ventavia Research Group, reveló a The BMJ que los ensayos de vacunas tuvieron problemas importantes, incluidos datos falsificados, rompieron reglas fundamentales y fueron ‘lentos’ para informar sobre reacciones adversas.

Este denunciante explica que advirtió repetidamente a sus superiores sobre la mala gestión en el laboratorio, las preocupaciones sobre la seguridad de los pacientes y los problemas de integridad de los datos. Después de que la ignoraran comenzó a documentar problemas, grabando y fotografiando con la cámara de su teléfono móvil.

Así las cosas nos podemos imaginar como se han producido las “vacunas”, a contrareloj, con prisas y no cumpliendo con lo establecido para cualquier otro medicamente. Pero esta información no le importa a nadie, nadie hará nada y seguirán inoculando con vacunas que no han sido lo suficientemente testadas y que producen graves efectos secundarios, incluida la muerte de muchas personas.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL