Decepción tras decepción. Excepto raras, honrosas y valientes excepciones, la profesión médica, en general, nos está decepcionando por completo. Si denunciaran muchas de las cosas que están viendo en los hospitales, todo esto se habría acabado hace mucho, mucho tiempo y los máximos responsables de esta farsa estarían ya sentados delante de un juez.

Pero el problema es que hay muchos que, además, piensan que lo están haciendo todo de maravilla y demuestran ser mucho menos profesionales de lo que hubiéramos imaginado nunca. Prefieren ignorar datos evidentes, pegarse unos bailes de TikTok y creerse que son lo más por esos aplausos de las ocho de la tarde que muchos borregos les dedicaban desde sus cárceles.

Y hay otro problema, se creen más listos que nadie y toman por tonto e inferior a ellos a cualquiera que vaya mínimamente informado y les plantee una serie de dudas más que razonables. Como por ejemplo lo que le ha sucedido a un joven de 18 años en Burgos. Llevaba días teniendo una tos seca y decide acudir al médico. La médico le pregunta que si está vacunado y el joven contesta que no.

Ante esa negativa, la médico le dice que tiene que hacerse un PCR, algo a lo que el joven también se niega puesto que está en su derecho, ¡bravo por su personalidad y no dejarse comer el terreno! Tras suceder todo esto, el padre decide acudir cámara en mano a pedir explicaciones. Muy atentos a lo que cuenta la médico disfrazada de astronauta, esto es lo que hay.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

10 Comentarios

  1. a mi mujer le paso lo mismo que no la atendieron en el centro de salud x no hacer una prueba de antigenos y puse una reclamación que se la han pasado x el forro diciendo que nunca se negaron atenderla, asi que ahora no sabemos que hacer si dejarlo correr o denunciar porque si lo dejamos correr volvera a pasarnos otro dia que necesitemos un matasanos, jeje

    • Los sanitarios y sus organizaciones actúan como una mafia y organización criminal tapándose sus crímenes y negligencias, ergo “son eso”, dicho desde hace décadas por gente de dentro de la banda.

  2. Psicosis, histeria colectiva, oscurantismo y supertición…….que vergüenza de sociedad y que vergüenza de sanidad.

    A mí también me trató así una médica de la mutua al principio de la pandemia. Dan asco, por eso yo les huyo y todo el mundo debería hacer lo mismo. Ahora mismo dan más miedo ellos que las enfermedades propiamente.

    Delirios de grandeza de un depre-sidente usurpador y farsante + histeria colectiva + psicosis + manía persecutoria + oscurantismo + supertición + buscar culpables + fascinación por el mal = chivo expiatorio. Somos los nuevos judíos y ellos lo que siempre fueron ahora sin careta: p.utos na.zis.

  3. ¿Cuánto nos cuesta en EPIS esa combinación de retraso mental, trastorno psiquiátrico y corrupción de estos matasanos?
    Luego dicen que si tenemos que pagar por la atención sanitaria, por díscolos, o renunciar a dicha atención.
    ¡¡Pero si entre los viales de timovacuna, los pinchados que han enfermado “ocupando camas”, las ambulancias que van a atender y trasladar a toda esa gente que se cae seca en la calle (ayer mismo una delante de mi casa), los enfermos que vendrán, los sobresueldos y el despilfarro de EPIS, bozales y timotests ya nos salen a deber, pero a lo bestia!! ¡¡Son una maldita hemorragia!!

  4. NO OLVIDEIS ESTO SINO HAY JUSTICIA HABRÁ AJUSTICIAMIENTO…………………………………..EXPEDIENTE ROYUELA YA!!!!

  5. Muchos sanitarios se han vendido sabiendo que lo que hacen es ilegal. Todo lo que ha hecho este gobierno es ilegal. Un familiar con un catarro no le han hecho PCR porque estaba inoculado, si no lo estás si te la quieren hacer.

  6. Lo dicho, si no hay justicia cuando tiene que haberla, que la justicia la ejerza el pueblo, total para la justicia que hay en españa que bendice a los delincuentes y maldice a los ciudadanos honestos, para eso es mejor volver a los tiempos en los que al malhechor sorprendido cometiendo el delito se le colgaba directamente de un arbol.

Comments are closed.