picador de conciencia

Reproducimos la anécdota recogida por el semanario taurino El Ruedo en su publicación del 10 de noviembre del año 1960, dedicada a un picador de conciencia. Dice así la anécdota que compartimos en este artículo:

[Conoce las oportunidades de empleo internacional de Roche Bobois]

El picador sevillano Antonio Osuna (1822-1880) fue valiente y trabajador, notable figura en su tiempo, hombre serio y de conciencia y con alto concepto de la ética.

A las órdenes del espada Domingo Mendivil fue una vez a torear dos corridas en cierta plaza levantina, y por disgustos entre el ganadero y el referido matador, pretendió éste que en la segunda fiesta se foguease el mayor número posible de toros, cuya pretensión expuso a los picadores.

Y en la mañana de la corrida, dijo Osuna a Mendivil:

  • Prepare usted ‘mi sustitución para esta tarde, porque yo no picaré.
  • ¿Por qué motivo? —preguntó el matador.
  • Por uno muy claro: lo que usted pretende es una «judiada», y yo no se la hago ni a ese ganadero ni a mi mayor enemigo.
COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL