Cada vez que aparece un nuevo estudio sobre las vacunas, de esos de los que no se hacen eco las televisiones, nos preguntamos por el sentido que tiene inyectarse algo que para lo único que parece servir es para enfermar. Un nuevo ejemplo nos lo hemos encontrado en un estudio publicado por la web ‘Wiley Online Library‘ titulado “Mayor riesgo de infección por COVID-19 en pacientes completamente vacunados con trastornos por uso de sustancias en los Estados Unidos entre diciembre de 2020 y agosto de 2021”.

En este estudio nos podemos encontrar, entre otras cosas, que aquellas personas vacunadas con la pauta completa y que sean consumidores de marihuana, alcohol, cocaína, opioides o tabaco tienen muchas probabilidades de sufrir contagios del virus contra el que, supuestamente, se han vacunado.

De esta forma, el estudio revela que “las personas con trastornos por uso de sustancias (TUS) tienen un mayor riesgo de infección por COVID-19 y de resultados adversos de la infección. Aunque las vacunas son altamente efectivas contra COVID-19, su efectividad en individuos con SUD podría verse limitada por un estado inmunológico comprometido y una mayor probabilidad de exposición, sumado a la inmunidad menguante de la vacuna y las nuevas variantes del SARS-CoV-2”.

Y añaden que “el estudio incluyó a 579.372 personas (30.183 con diagnóstico de paciente terminal y 549.189 sin dicho diagnóstico) que estaban completamente vacunadas entre diciembre de 2020 y agosto de 2021 y no habían contraído la infección por COVID-19 antes de la vacunación”. Los datos que ofrecen son que los contagiados son “el 6,8% para el trastorno por consumo de tabaco y el 7,8% para el trastorno por consumo de cannabis”. En el caso de los consumidores de alcohol, el riesgo es del 7,2%, en el de los consumidores de cocaína el 7,7% y en el de opioides del 7,1%.

 

Cada vez nos hacen más gracia términos como “inmunizados” o “protegidos”.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Los no pinchados estamos “inmunizados” contra las mafias gubernamentales y organismos varios sin ánimos de “lucro” (que descojono XD!), Protegidos contra la estupidez humana.

    Nosotros sí que somos los nuevos hombres (mujer en mi caso), porque anda que no tiene mérito mantenerse frío, “equidistante (aquí sí es preceptivo), cuerdo, firme (con tanta “tentación”) y seguro, en toda esta vorágine de falsedades.

  2. Esta claro, ellos sin querelo nos dejan las pistas, al principio del coronatimo nos dijeron que un medico chino estudio que el tabaco disminuia el contago del covidtimo, despues empezaron a desmentirlo y poner restricciones al tabaco, ahora nos cuentan otro cuento chino del tabaco, marijuana, etc. Provoca lo contrario, esta claro, estas sustancias anulan las mierdas que llevan las timovacunas, posiblemente anula el grafeno

  3. No me creo nada. Los mismos que dan noticias sobre su dudosa existencia, te publican igualmente, sobre contagios por ella, como dando por hecho que es el culpable de esa supuesta enfermedad. A ver si sale alguien ya a decir, que es gripe monda y lironda y que es, en los tratamientos, dónde está el engaño. Qué en enero de 2020, estaban saturadas las UCIS por gripe A y B y en febrero, todo era Cov. Qué la gente muere todos los años por neumonías “bacterianas” y enfermedades vasculares y respiratorias. Que ahora , en cuanto se dejan morir a alguien en los hospitales, sin posterior autopsia, ya es que han fallecido por eso y todo el mundo conoce a alguien o un pariente suyo, incluso padre o madre, que ha muerto así, por que se lo ha certificado su médico . Y claro, va a saber un analfabeto en medicina más, que todo un médico que está demostrando constantemente que el Juramento Hipocrático, se lo está pasando por el forro….

  4. Como la farlopa solo la toman los rojos, al final esto no afecta a los que leemos esto. Y ya de los porros ni hablar.

Comments are closed.