Imaginen ustedes qué situación más triste para una familia: Publican el obituario de una mujer de 37 años , denuncian que ha fallecido como consecuencia de la vacuna y Twitter lo califica de “engañoso”. ¡A la propia familia de la fallecida!

Jessica Berg Wilson tenía 37 años y estaba en contra de vacunarse porque no confiaba en la vacuna. Pero, según su familia, Jessica tuvo que ceder y dejar inocularse porque “los gobiernos locales y estatales estaban decididos a quitarle el derecho a consultar su sabiduría y disfrutar de su libertad”, además indican que “su pasión por participar activamente en la educación de sus hijos, que incluía ser una Room Mom, fue, una vez más, bloqueada por mandato del gobierno”.

Este es el obituario completo que pueden leer haciendo clic en este enlace:

“Jessica Berg Wilson, 29 de octubre de 1983 – 7 de septiembre de 2021.

Jessica Berg Wilson, de 37 años, de Seattle, Washington, falleció inesperadamente el 7 de septiembre de 2021 de trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna COVID-19 (VITT) rodeada de su amante familia. Jessica era una joven madre de 37 años excepcionalmente sana y vibrante sin problemas de salud subyacentes.

Jessica nació el 29 de octubre de 1983 en Arthur y Gwen Berg en Portland, Oregón. Asistió a la escuela primaria Riverdale, se graduó de la escuela secundaria jesuita en 2002 y obtuvo una licenciatura en la Universidad Estatal de Oregon en 2007. Después de la universidad, tuvo un exitoso carrera profesional en la gestión de recursos humanos y dedicó su tiempo libre a numerosas causas de voluntariado. Conoció a Tom, su amado esposo, en 2009 y se casaron en 2012, y luego tuvieron dos hijas, Bridget (5) y Clara (3).

Jessica abrazó por completo la maternidad, compartiendo su pasión por la vida con sus hijas. El compromiso maternal de Jessica fue intenso, con una determinación inquebrantable de educar a sus hijos para que sean seguros, humildes, responsables y tengan interés y compasión por los demás con una alta moral basada en la fe.

La mayor pasión de Jessica era ser la mejor madre posible para Bridget y Clara. Nada se interpondría en su camino para estar presente en sus vidas. Sin embargo, durante las últimas semanas de su vida, el mundo se oscureció con los mandatos de vacunas de mano dura. Los gobiernos locales y estatales estaban decididos a quitarle el derecho a consultar su sabiduría y disfrutar de su libertad.

Se había opuesto con vehemencia a recibir la vacuna, sabiendo que gozaba de buena salud y era joven y, por lo tanto, no corría riesgo de contraer una enfermedad grave. En su mente, los riesgos conocidos y desconocidos de la vacuna no probada eran más una amenaza. Pero, poco a poco, día a día, su libertad de elección se fue despojando. Su pasión por participar activamente en la educación de sus hijos, que incluía ser una Room Mom, fue, una vez más, bloqueada por mandato del gobierno. Por último, prevalecieron los que cerraron puertas y separaron a las madres de sus hijos. Le costó la vida a Jessica. A sus hijos les costó el abrazo amoroso de su madre cariñosa. Y le costó a su esposo el amor sagrado de su devota esposa. Le costó al Reino de Dios en la tierra un alma muy especial que estaba haciendo sentir su amor en los corazones de tantos.

Además de ser una madre excelente, Jessica fue una esposa devota y solidaria y creó un hogar hermoso y sereno para que su familia prosperara mientras establecía a su familia en las maravillosas Laurelhurst y Assumption-St. Comunidades de Bridget de Seattle. Jessica y Tom fueron un equipo extraordinario que priorizó los valores y la moral familiares, y su fe católica.

Ella era mejor conocida por su gracia, sabiduría, ingenio, sentido del humor, conciencia, su ética de trabajo incansable, su orgullo por su familia y su naturaleza amorosa. A lo largo de su vida le encantó viajar e hizo muchos viajes a Europa, Medio Oriente y América Latina, la costa de Oregón y Black Butte Ranch, pero siempre valoró con quién estaba más que dónde estaba. En personalidad, Jessica era elegante y serena.

El drama en actitud no era su estilo. Ella era una piedra y un hito, armada con habilidades naturales de resolución de problemas e intuición para aquellos que tenían la suerte de tenerla en sus vidas. Durante las inevitables crisis de su vida y de las que conocía, decía “vamos a resolverlo”, dando así confianza y dirección en tiempos de incertidumbre. Leal y protectora, dentro de su consideración altruista por los demás, tenía una preocupación especial por el bienestar de las madres y los niños necesitados.

Con esto en mente, en lugar de flores, la familia solicita a aquellos que deseen expresar su simpatía que consideren donar a una organización benéfica cercana y querida por Jessica. Enlace de donación de Sacred Heart Shelter for Families: https://tinyurl.com/jessbw A la
izquierda para apreciar su memoria están su esposo, Tom Wilson; sus hijas, Bridget y Clara; sus padres, Arthur Berg y Gwen Berg; su hermana, Elizabeth Berg; y hermano, John Berg; muchos miembros de la familia extendida y un gran grupo de amigos y comunidad“.

Como decíamos, el enlace a este obituario fuer publicado en Twitter y censurado por esta red social. No se podía retuitear, no se podía dar a “me gusta” y ni siquiera se podía interactuar con el tuit. Ante la presión recibida por parte de varios medios, Twitter definitivamente ha eliminado esa restricción. Pero dense cuenta de hasta qué punto son miserables todos estos que dirigen este tipo de redes sociales. Son gentuza.

 

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Menos mal que los llamados sombreros blancos, patriotas y a saber que mas, estan al control que si no podriamos ponerlo en duda… Nos engañan unos y nos engañan los otros y mientras tanto el circo sigue y no para bien.

  2. En mi opinión twitter, facebook, youtube, y demás grandes inventos de la telecomunicación digital comprados por una rata usurera con dinero ficticio para ponerlos al servicio del dominio del Mal mientras presume de su superioridad por fingir haberlos creado -resumen de la historia de la humanidad- son instrumentos de guerra, y como tal deberían ser tratados. Sin perder más tiempo.

  3. Tras las miles de protestas en contra del etiquetado de “engañoso”. lo han retirado de la publicación del obituario.
    En cambio, en la publicación del otro día de la mujer de Oviedo, Florida, de 67 años y vacunada en tres ocasiones, nadie lo desmintió. Buscando en google, sólo se podía encontrar una publicación, no recuerdo si era ucraniana, en la que indicaban “Falso”. En el resto de páginas o no se abrían u omitían cualquier mención.

Comments are closed.