Dado que son revelaciones de personas que se han puesto en contacto con nosotros y nos han pedido mantener el anonimato, solo vamos a decir que estos testimonios que hemos recogido son los de tres personas mayores de 70 años que, después de inocularse, han sufrido preocupantes efectos secundarios a causa de las inoculaciones y que tienen muy claro que ha sido motivado por este brebaje experimental.

  • Testimonio 1: “Yo en la vida me había tomado ni una aspirina, pero después de la segunda inoculación empecé a pasarlo fatal. Me empecé a encontrar mal con terribles dolores de cabeza y malestar general. Pasé varios días con fiebre hasta que un día incluso me desmayé estando en la calle. Para que me pusiera la tercera dosis me tendrían que obligar a punta de pistola. Mi desconfianza ahora con los médicos es absoluta. Todos hemos sabido siempre que han estado demasiado untados por las farmacéuticas llevándoles a congresos y reglándoles dinero y viajes”.
  • Testimonio 2, familiar directo del primero: “Yo he estado ya dos veces ingresado por unos trombos en las piernas, lo he pasado muy mal y he llegado a pensar que me moría. He adelgazado mucho y ahora estoy muy preocupado por si me vuelve a pasar. La tercera dosis que se la pongan ellos, yo no vuelvo a caer en la trampa”.
  • Testimonio 3, amigo de los dos primeros: “¿Y este pobre? Operado de garganta hace muchos años y haciendo una vida normal hasta que le pusieron las vacunas. Ahora mismo está ingresado porque ha sufrido una trombosis cerebral. Ahora ya no sabemos si saldrá de esta”.

Estos testimonios son absolutamente reales y de gente con la que tenemos contacto directo.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

  1. A los que hay que inocular es a los Rockefeller, Rotschild, a Bill Gates y a todos estos asquerosos políticos que tenemos en el gobierno y a sus sicarios y verdugos los sanitarios, sin ellos no podrían llevar a cabo este holocausto, del que hablan esos sinvergüenzas no se si existió o no pero este lo estoy viendo y viviendo, gobernantes al paredón.

  2. Los gobiernos de las corporaciones, antes naciones, se han convertido en asesinos y se sirven de los sanitarios para cometer el crimen, los sanitarios son los sicarios y verdugos de los gobiernos y de las farmacéuticas, les importa más el dinero que las vidas humanas, yo solo espero que paguen con creces por lo que han hecho a los ancianos, viva el asqueroso comunismo.

  3. Los ancianos hacen muy bien, pero tenemos que tener mucho cuidado con este gobierno comunista, en donde tenemos a un dictador mucho peor que el anterior, con el otro podías dejar las puertas abiertas que nadie te entraba en casa y si entraba era un vecino que venía a visitarte, con este traidor te los meten ellos mismos en casa y te siguen cobrando a ti, yo no me fio de este cerdo que vendió España y entregó a los españoles como cobayas, ese canalla ya a destruido esta nación y nos ha arruinado dando un golpe de estado pero aquí no pasa nada ya que la gente está atolondrada y llena de miedo y no se quitan el bozal aunque se sientan mal. Por cierto ese a que estos comunistas llaman dictador y al que le tienen miedo aún después de muerto, no vendió España como estas alimañas y había trabajo para todos, cuando el murió empezaron los problemas, primero asesinaron al almirante Carrero Blanco porque le estorbaba a estos cabrones que hoy nos están jodiendo y nos implantaron esta mierda de partidos políticos para que escogiéramos la mierda de la derecha o la caca de la izquierda que trabajan para el mismo mierda. El nuevo orden mundial os lo vais a meter por el culo, al menos ese que queréis para nosotros, desgraciados, asesinos.

  4. Quieren matarlos por qué los familiares primogénitos necesitan las herencias…quieren vender sus casas para tener dinero y poder viajar y comprarse caprichos caros,invitar a almuerzos a los de juzgados o a los del banco y despilfarrar,o para regalar cosas a cambio de supuestas amistades,y por eso acosan y presionan a los más débiles: ancianos y niños,a los que engañan con gran experiencia y crueldad,por algo son ‘profesionales’.

  5. Voy camino de los 73 años y comparto la desconfianza hacia los médicos que se muestran en estos tres testimonios.
    Me he negado por tres veces en un mismo día a la inoculación esa que llaman vacuna y no lo es.

Comments are closed.