“Blanco por dentro, verde por fuera, si quieres que te lo diga, espera”. Si ahora mismo preguntáramos sobre la respuesta a esta adivinanza a casi un 80% de la población española, es muy probable que nos contestara “tomate, cebolla, o coche”. Cualquier cosa porque el raciocinio y la lógica han desaparecido en este país a toda velocidad en estos meses que llevamos de año 2021.

Pero no se preocupen porque el problema no solo afecta a España, en medio mundo también ha desaparecido esa lógica y ese raciocinio que antes del famoso virus y de sus vacunas tenía el ser humano. Aunque hemos de decir que en continentes como África todas esas características que deberían ser innatas al ser humano se mantienen.

En España ahora nos dicen que hay preocupación porque están aumentando los contagios ¡hasta un 0,049% de la población! y ese 80% de vacunados se traga doblado que es porque hay una nueva variante que se llama delta plus. Se pone la mascarilla por la calle o entre sorbo y sorbo de café en la terraza de un bar y ya se sienten más tranquilos porque tienen la pauta completa.

Pero la realidad es otra bien distinta y esta vez, ese 80% de la población debería estar más preocupada fijándose cómo están pelando las barbas de los estadounidenses. Publican en la web de National Public Radio (NPR) que “las salas de emergencia ahora están repletas de pacientes gravemente enfermos, pero muchos ni siquiera tienen COVID”. Qué “sorpresa”, ¿no? ¿Y que creen ustedes que es lo que está pasando?

Pues nos ponen como ejemplo el Sparrow Hospital en Lansing, Michigan, y nos cuentan que están viendo un enorme número de pacientes muy enfermos que tienen que hacer fila en camillas en los pasillos de las instalaciones debido a la escasez de camas disponibles.

Tiffani Dusang, directora de enfermería de la sala de emergencias, cuenta “siempre me siento muy, muy mal cuando camino por el pasillo y veo que la gente tiene dolor, necesita dormir o necesita tranquilidad. Pero tienen que estar en el pasillo con, como pueden ver, 10 o 15 personas caminando cada minuto ”. Además afirma que a lo largo de la pandemia la situación en el hospital siempre había sido “normal”.

Pero además los profesionales del centro hospitalario cuentan que la gente está llegando con dolencias bastante graves: “dolor abdominal, problemas para respirar, coágulos de sangre, problemas cardiovasculares… pero no del virus”. Nosotros, sin ser profesionales de la salud, podríamos arriesgarnos a diagnosticar que lo que padecen son los efectos de una nueva enfermedad llamada ModernaPfizerZenecaJanssen de muy difícil curación. Que Dios nos pille confesados.

 

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. 80% DE GILIPOLLAS, eso es lo que son todos los “inmunizaos” “enmascarillaos” gilipollas pero de manual. Lo que se deben estar riendo los soros, los sanchez, los casados y toda la demas retahila de criminales de todos estos gilipollas.

  2. Millones de criaturas expuestas a un tratamiento génico experimental que no se sabe el daño que les va a ocasionar pero se sabe que nadie se hará responsable…

  3. Qué va a pasar cuando el sistema sanitario colapse a causa de los inoculados y no haya sitio para otras patologías, a quién se va a dar preferencia? Y cuando los que caigan sean también sanitarios?
    Cuidaos todo lo que podáis que el problemón que se nos viene encima es muy gordo.

Comments are closed.