Todas las apariciones públicas de Pedro Sánchez son acompañadas de abucheos por parte del público asistente, que demuestra el desafecto existente entre el Presimiente del Gobierno y los españoles, lo que lleva al personal de la Moncloa a intentar manipular al público y acordar con ellos para que no griten al lídero del PSOE.

[Consejos de limpieza para suelos de terrazas exteriores]

Y eso es lo que ha ocurrido esta semana en Yuste, a donde ha ido Pedro Sánchez a entregar un premio a la Canciller alemana Ángela Merkel. Y en las imágenes se puede ver como Pedro Sánchez habla con unas jóvenes, al marcharse empiezan los abucheos, por lo que se acerca un miembro del séquito presidencial a recordarles que “habíamos acordado que no se iba a gritar”.

Así funcionan los monclovitas, intentando manipular a la gente, para que parezca que Pedro Sánchez es querido…

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Nunca se hacen pactos ni se dialoga ni se acuerda nada con el diablo, al diablo se le combate y se le destruye, no es posible, ni inteligente confraternizar con el mal.

Comments are closed.