Como es lógico, no podemos saber cómo funcionan exactamente las sociedades de otros países cuando son esquilmadas por los políticos y cuando se les toma el pelo de la forma tan descarada como se está tomando el pelo en España. Lo que sí sabemos es cómo funciona la sociedad española: con un desesperante pachorrismo, aquí da igual todo.

Lo de “tranquilo majete en tu sillón”, en España es una auténtica realidad de vida. Aquí la gente solo se inmuta cuando se lleva el palo directamente. ¿Que hay gente a la que la vacuna le está llevando a tener enfermedades gravísimas e incluso la muerte? Aquí todo eso se ignora por completo, se pasa de ello, a no ser que el afectado sea uno mismo o un ser querido. Hasta entonces, totalmente agilipollados por el Sálvame y convirtiendo a personajes como Belén Esteban en referentes de vida.

Y con todo lo que tienen alrededor, ¿para qué se va a molestar este gobierno en disimular? No se molestan ni en hacerlo, aquí cometen sus fechorías con luz y taquígrafos porque saben que las consecuencias van a ser nulas. ¿Que silban y abuchean a Sánc-HEZ cada vez que pisa la calle? A él le da igual, tal y como está “de lo suyo”, su cabeza transforma esos abucheos en alabanzas. No se crean que eso le quita el sueño.

Desde que llegaron al gobierno llevan sembrando el caos, la destrucción y la muerte en la sociedad española, ¿y alguien ha protestado por eso? Cuatro valientes que salen a la calle a los que se insulta llamándoles ultras, negacionistas antivacunas y hasta ahí. Ahora, como viven en el descaro absoluto y están aquí para saquearlo todo, el gobierno ha decidido subirse el sueldo un 2% por lo bien que lo están haciendo. ¿Y creen ustedes que va a haber alguna mínima protesta? Ninguna. Tranquilo majete en tu sillón.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Luego le subiran la paguita al preparao, luego se la subiran los jueces, luego los sanitarios y los medicos, luego pero ya menos a los chulolicias, a los altos mandos del ejercito, antes español, y asi sucesivamente. Y a los ciudadanos tambien le subiran tambien, pero no los salarios no, a los ciudadanos les subiran la luz, el agua, el catastro, las plusvalias, el pan, el aceite, y todo aquello por lo que se pueda seguir esquilmando a los ciudadatas. Españoles, no, mejor dicho EX-PAÑOLES soy la generacion mas abominable que ha nacido en una nacion que dirante siglos fue la mas grande nacion de la tierra. no os mereceis todo lo que vuestros antepasados sacrificaron para que llegarais vosotros los de esta generacion a esperar vivir de lo que ellos nos legaron.
    Malditos seais todos los borregos y todos los antes mencionados, porque sois una generacion destinada a desaparecer de la forma mas ignominiosa. Os lo mereceis.

  2. Al igual que lo de meter al lumpen marroquí, eritreo, nigeriano, mauritano, etc en resorts (el no lumpen no invade: llama a la puerta educadamente y presentándose, así que nada de “racismo”) mientras se hacina a los lugareños en pabellones con goteras, esto forma parte de la estrategia de desmoralización y crispación del objetivo principal de esta IIIGM: el civil medio, el que sostiene el cotarro físico y cultural.

    He perdido la cuenta de la cantidad de veces que esta chusma garrapatosa se ha subido el sueldo en los dos últimos años, y dudo mucho que gente con ese poder adquisitivo sienta una necesidad pura y real de hacer tal cosa tan a menudo, por basura avara que sean. Incluso los de menos cerebro intuirán que eso puede cabrear excesivamente a la gente que está hasta el cuello y luego vota, pero sin embargo lo hacen (lo cual refuerza mi vieja teoría de que la teledirección de ciertas mentes ya es una realidad en funcionamiento), así que si lo hacen es porque siguen en su papel, consciente o no, de obedecer a un guion.

    Menos mal que pronto llegará la IA a poner orden. Es lo más gracioso de todo, que la IA llegará a la misma conclusión que llegamos cierto tipo de personas. Pondrá Solución, que empezará necesariamente por esta escoria, seguirá por el lumpen, y finalmente llegará a ‘ellos’, esta vez con precisión quirúrgica y no llenando trenes con inocentes. Aguantad, sin dejar de empujar.

Comments are closed.