Parece  que poco a poco y a medida que esta escándalo que estamos viviendo aumenta y es más descarado, empieza a haber más y más gente que se descuelga de esta locura y que abandona el lado “de los malos” del que formaba parte hasta ahora. Project Veritas ha vuelto a sacar a la luz más información comprometida de la compañía Pfizer. Y esta vez lo ha hecho por medio de alguien que llevaba 10 años trabajando para la farmacéutica. Se trata de Melissa Strickler que trabajaba como auditor de calidad y que ha decidido filtrar correos electrónicos muy comprometidos y escandalosos de varios directivos de su ex-empresa.

En varios de ellos se reconoce que las vacunas contienen, entre otras cosas, células de bebés abortados y los remitentes de esos correos andan como locos porque no se hable de ello.

Philip Dormitzer, director científico de Pfizer, dice en uno de ellos: “Las células HEK293T, utilizadas para el ensayo IVE, se derivan en última instancia de un feto abortado. Por otro lado, el comité doctrinal del Vaticano ha confirmado que consideran aceptable que los creyentes provida estén inmunizados. La declaración oficial de Pfizer expresa bien la respuesta y es lo que debería proporcionarse en respuesta a una consulta externa”.

Vanessa Gelman, directora senior de investigación mundial, advierte al personal que tenga cuidado con la información que dan: “Desde la perspectiva de los asuntos corporativos, queremos evitar que la información sobre las células fetales esté circulando”. Y añadía: “El riesgo de comunicar esto ahora mismo supera cualquier beneficio potencial que podamos ver, particularmente con los miembros del público en general que pueden tomar esta información y usarla de maneras que quizás no queramos. No hemos recibido ninguna pregunta de los responsables políticos o los medios de comunicación sobre este tema en las últimas semanas, por lo que queremos evitar plantear esto si es posible”.

Como verán, cada día vamos conociendo más y más información sobre lo que está sucediendo y esperemos que esto sirva para que cada día haya más y más personas que despierten del letargo y se dan cuenta de lo que están haciendo defendiendo esta farsa y poniendo su brazo alegremente para que sea inoculado. Pueden encontrar más información sobre este asunto en la web de Project Veritas haciendo clic en este enlace.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Por desgracia, repito, por desgracia, esto no sirve para nada. Yo me decía que cuando la gente saliera a la calle, manifestando su asco y su dolor por todo cuanto está sucediendo, sería el fin. Pues me equivocaba. ¿Cuántos correos se han publicado ya, incluso del mismo Fauci, destapando todo? Bah, y es una pena, pero no sirve de nada. Aquí tiene que haber hostias a diestro y siniestro, para que la gente comience a reaccionar, y luego ya veremos.

  2. La detestable y genocida multinacional Pfizer sigue el modelo empresarial de otras tantas empresas globalistas como Facebook.
    La denunciante Frances Haugen afirma haber visto “una y otra vez que había conflictos de intereses entre lo que era bueno para el público y lo que era bueno para Facebook”. Ella dice que Facebook repetidamente actuaba de acuerdo a sus propios intereses, como el de “ganar más dinero”. Frances Haugen tiene previsto declarar ante el Congreso esta semana. Ella cree que el gobierno federal debe imponer regulaciones. Pero Facebook no sólo se trata de intereses económicos si uno toma en cuenta que su vicepresidente, Sir Nicholas Clegg —el responsable de sabotear los intentos de regulación a la red social— fue nombrado caballero del imperio británico por el Príncipe Carlos de Gales.

    Que más pruebas necesita la gente para despertar de esta tiranía en forma de holocausto británico?,por qué no boicoteamos los productos de estas empresas en vez de consumirlos?.

Comments are closed.