presupuestos

Suma y sigue. El cateto, plagiador y embustero que habita en La Moncloa, lo tiene claro desde el principio. Primero él, después él y al final él. Sus proclamas de gobernar por el bien de España, son un eslogan más de este despreciable sujeto, que ya no lo creen ni en lo que queda de su partido.

[Consejos de limpieza para suelos de terrazas exteriores]

La ley aberrante a que me refiero, aunque es todavía un proyecto se aprobará a buen seguro en las próximas semanas, porque en ello le va la vida a Pedro Sánchez, aunque se hayan opuesto Bolaños y Calviño, meros comparsas de su “jefe”.

¿Quién gana en este envite? Pues las comunistas de Podemos y su sicario el presidente del Gobierno de España. ¿Quién o quienes pierden? Todos los españoles, especialmente dos grupos.

A) los que han ahorrado para comprarse una segunda propiedad inmobiliaria, pagando además de su precio, los intereses hipotecarios y todos los impuestos y gastos que gravan estas adquisiciones. Y todo con el único fin de que les sirva como ayuda financiera cuando tengan que jubilarse con una insuficiente pensión que les puede quedar el día de mañana.

Y B) Quienes se han convertido en empresarios y han invertido todo o parte de su patrimonio en el sector del alquiler inmobiliario, sujeto a todas las eventualidades que el mismo conlleva como impagos, desperfectos en los inmuebles, incumplimientos de contratos, y otros muchos.

Y ahora viene un gobierno y dice: aquí no hay mercado libre, porque nosotros, los sabios de izquierda, vamos a decir cuánto debe cobrarse por un alquiler y vamos a decretar que una vivienda vacía pague un recargo del 150% sobre el Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

¿Y si luego resulta inconstitucional? Pues …. nada, no pasará …… nada. ¡Comunismo puro y duro!

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL