perro

Sabíamos que tarde o temprano iba a pasar. Algunos creemos que en definitiva era lo que debía pasar y solo “los nuevos ofendiditos” afirman que no es lo que debía haber pasado. Y si, hablamos en pasado porque los dos grandes bloques por previsible que parezca han escenificado la sorpresa y se han puesto de acuerdo en menos que canta un gallo.

[QUÉ Va A Pasar Con La Ley De Eutanasia Y Los Recursos Ante El Constitucional]

La teatralización del hecho se produjo en la última sesión de control al Gobierno, cuando Pablo casado planteó la posibilidad de plasmar con buena voluntad los acuerdos pertinentes al presidente Sánchez, el cual se ahueco la mascarilla como gesto de aprobación y reconocimiento a lo pactado previamente en alguna sala de ilustres tapices. A la finalización del mismo el fontanero del PSOE, Félix Bolaños indico con su característica poca gracia que recogían el guante de inmediato al mismo tiempo que el del PP, Teodoro García Egea –haciendo gala de nuevo de sus estupendas cualidades chapuceras–, realizó otro requiebro inquietante hacia la izquierda con escasa cintura lanzando un “güito” de aceituna a una distancia prudencial, declarando lo sano que es que las instituciones dirigidas por el PSOE y el PP se regeneren repartiéndose los cargos con normalidad.

Quedaba el turno de los “ofendiditos”, unos por despecho, es decir, Ciudadanos con el triste de Edmundo Bal, alzando la voz y fingiendo estar enfadado a modo de berrea acompasada de espasmódicos movimientos de brazos que delatan lo grande que le queda la chaqueta del papel que representa. Sin lugar a duda estos pobrecitos no terminan de encajar lo que son. Y por otro lado los de VOX, que aprovecharon de nuevo la situación para sacudir al de siempre con la implacable Macarena Olona dictando sentencia inculpatoria contra los populares por la supuesta traición a su propio electorado –que no al país–. Los verdes aunque lo disimulen, entienden la decisión más que necesaria y la consideran apropiada pues no es de recibo compartir la merienda con quien te la quiere arrebatar.

Desde los medios y las redes, algunas almas salvaguardas de los acomplejados, realizaban extraordinarios escorzos lingüísticos para dejar a cada cual ora como vencedor, ora como pobres resignados perdedores por el resultado final de la guerrilla fugaz. “La fumata blanca” decía con su sorna habitual “el Chapu” Apaolaza en su crónica de “la brújula” conteniendo la risa por el esperpéntico suceso al que hacía referencia. Y no es para menos pues el “Iván Redondo” de Casado (C.C), manifestaba con ilusión la jugada maestra de su supuesto jefe/cliente comparándole casi con el mejor de los estrategas de la Historia Universal, aclarándonos a los pobres desgraciados que no sabemos de esto más que lo justo, que con esa jugada ajedrecística digna de Karpov o Kasparov, había puesto contra las cuerdas al “inclusivo okupa de la Moncloa”, para las futuros acuerdos para designar al CGPJ, cosa que es mentira.

Y de remate más bien por culpa del bálsamo recibido, el consultor se vino arriba con otro mensaje entronizando ya “in pectore” al palentino como futuro “jefe” del nuevo ejecutivo resultante de las urnas sin hablar de los pactos que serán necesarios –a dos años y pico y de momento, sin picar casi piedra– no sea que de aquí a unos meses la gran dama de Chamberí salga otra vez por peteneras –que saldrá, porque sola la volverán a dejar–. Qué pena da y que poco bien hacen a Pablo Casado, adláteres como el susodicho.

Otro que tal baila fue el liberal de las ondas mañaneras en Onda Cero, el sarcástico Alsina quien se mostró declaradamente cabreado y estafado otra vez por el triunfo del bipartidismo como base de todos los males que padecemos en España, fruto de la torpeza de sus líderes por lo de ser liberales y socialdemócratas a la vez.

Que quieren que les diga: si al final, el Defensor del pueblo no defiende a nadie, y si como parece el agraciado será el “Pater hostiador” Ángel Gabilondo –en el banquillo de momento y viviendo de la sopa boba a la espera del cargo–, provocará que Casado tuerza el brazo públicamente a Ayuso ya que esta en el debate electoral auguró “al triste” Gabilondo un futuro incierto dejándole con cara de pena cuando le dijo más o menos que: “para ser defensor de nadie, no contara con ella si lo podía impedir”. Y segundo para el PSOE, o sea Sánchez, que mejor que arrinconarlo en un puesto sin prestigio pero muy bien pagado.

En cuanto al Tribunal de cuentas; recordarán que son los mismos que dictaron la “no sentencia” contra el “molt honorable expresident” de la Generalidad Quim Torra, por haberse gastado lo que no era suyo –es decir, prevaricando que es gerundio–, el cual “sin ton ni son” se orino en ella y en todos los españoles (bestias pardas y represoras) sin ningún tipo de reparo antes de ser dimitido por sus iguales en el arte de la “delincuencia de carácter indultario” (según Sánchez), mientras cobra de por vida su sueldo de expresidente.

Y en cuanto al Tribunal Constitucional –que no es poder judicial–, decir que es ese invento que dicta sentencias con retraso para que sus decisiones no tengan consecuencias y el propio Gobierno lo ponga en cuestión como tantas veces sea necesario, como estamos presenciando con las sentencias por el estado de alarma ilegal o por haber cerrado también ilegalmente el Congreso.

Total, que tranquilos mis cuates…

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Aquí casi todos sabemos que todos ellos comparten jefes y proyectos, y que además en disputa por llevarse los mejores trozos de la presa y no por otra cosa viven en un duelo de chantajes perpetuo. Como decía Pujol: “si agito las ramas caerá el árbol”. Pujol, el que compartía testaferro suizo con el campechano. El campechano, cuya investigación el por otro lado antimonárquico psoe tumba con sus votos una y otra vez… Como mucho alguna vez se arrojan pequeños dardos como las cremitas de Cifuentes.

    Todos ellos son cómplices en perpetrar y taparse mutuamente abominaciones. Así que una reflexión: si entre ellos tienen un pacto de silencio y todos conocen los secretos del otro, ¿de quién se esconden realmente? ¿Quién es ese ‘alguien’ de cuya vista y juicio se ocultan, por ser a quien más temen? Ese alguien somos nosotros. “La gente”, la masa, como nos quieras llamar.

  2. Magnífica descripción de este Retablo de Maese Pedro el Plagiador y los restantes muñecos de la farándula política de lo que queda de España.

Comments are closed.