Cada vez es mayor el número veces que decimos al cabo del día aquello de “bendita plandemia”. Y es que son muchos los que están quedando retratados con este cuento. Muchos que han ido toda la vida de progres, de libertarios, de defender derechos y la plandemia les ha dejado como lo que eran desde un principio: Unos cuentistas y unos caraduras.

Y algunos han quedado retratados a muy avanzada edad, pero que quieren que les digamos, retratados al fin y al cabo. Ese es el caso del famoso lingüista, filósofo, politólogo y activista, juas, estadounidense, Noam Chomsky. Si ustedes se acercan, por ejemplo, a Wikipedia para leer una pequeña biografía del tipo de encontrarán con que se dice: “…una de las figuras más destacadas de la lingüística del siglo xx, gracias a sus trabajos en teoría lingüística y ciencia cognitiva. También es reconocido por su activismo político, caracterizado por una fuerte crítica del capitalismo contemporáneo y de la política exterior de los Estados Unidos”.

¿Y qué creen que ha dicho este “fuerte crítico del capitalismo contemporáneo” sobre lo que estamos viviendo hoy día? Atentos porque tiene miga y ha quedado bien retratado el sujeto: “Las personas que se niegan a aceptar las vacunas, creo que la respuesta correcta para ellas no es obligarlas a hacerlo, sino insistir en que estén aisladas. Si la gente decide: ‘Estoy dispuesto a ser un peligro para la comunidad al negarme a vacunarme‘, deberían decir: ‘Bueno, también tengo la decencia de aislarme. No quiero una vacuna, pero no tengo derecho a correr por ahí lastimando a la gente‘. Eso debería ser una convención. Hacer cumplir es una cuestión diferente. Debe entenderse. Y deberíamos intentar que se entienda. Si realmente llega al punto en que ponen en grave peligro a las personas, entonces, por supuesto, tienes que hacer algo al respecto”.

“Chomsky es un ser humano verdaderamente repugnante. Tweet alternativo: El viejo socialista patético revela la naturaleza malvada que se encuentra justo debajo de cada progresista tan tolerante”.

Como verán, ha quedado demostrado que Chomsky no es más que otro imbécil que ha vivido siempre de decir una cosa y de hacer la contraria. ¿Cómo era eso de “crítico del capitalismo contemporáneo”? Claro, hasta que ese capitalismo contemporáneo le “unta bien el lomo”. Cómo ha engañado siempre toda esta gente.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Este viejo pellejo no se da de cuenta que se está aproximando el tiempo de la matanza de los cerdos y el los partidos políticos hay muchos cerdos, algunos ya no sirven para aprovechar y se los hay que tirar a los perros, la mierda socialista y la comunista es lo mismo, yo respeto a las personas mayores pero no respeto a los traidores aunque sean ancianos, espero que este viejo cascarrabias coja viaje pronto.

  2. Aíslate tú de una puñetera vez en un ataúd de plástico barato fabricado en China, con el pañal de incontinencia sin cambiar, asqueroso fraude intelectual y humano.

  3. Pues, o no se ha kakunado o le han puesto placebo, porque precisamente por su edad, ahora ya no estaría diciendo lo que dice, o sea , criando malvas. Sería más fácil aislar a estos voceras intransigentes en un Edén, para que disfrutaran del dinero con el que les han untado.

Comments are closed.