Parece que el negocio del virus es tan sumamente grande que las farmacéuticas que se han quedado un poco rezagadas buscan ahora su millonaria porción. La última en apuntarse ha sido la farmacéutica Merck que ha producido una píldora contra el coronavirus con Ridgeback Biotherapeutics llamada molnupiravir. Ahora ha pedido al gobierno estadounidense que ese medicamento sea autorizado, también, como uso de emergencia.

En las pruebas de molnupiravir han participado 775 adultos con síntomas de COVID-19 leves a moderados que se consideraba que tenían un mayor riesgo de enfermedad grave debido a problemas de salud. Los adultos que tomaron la píldora de molnupiravir de Merck dentro de los cinco días siguientes después de mostrar los síntomas de COVID-19 experimentaron aproximadamente la mitad de la tasa de hospitalización y muerte en comparación con los pacientes que recibieron un placebo, según la investigación de la compañía. Pero no se ofrece ningún dato ni de uno, ni de otro.

La experimentación requirió, también, que los pacientes tomaran la píldora de molnupiravir dos veces al día durante cinco días. Los resultados mostraron que el 7.3% de los pacientes que tomaron molnupiravir fueron hospitalizados hasta el día 29, mientras que el 14.1% de los pacientes que tomaron la píldora simulada fueron hospitalizados o murieron. Además, molnupiravir demostró eficacia contra las variantes gamma, delta y mu. Esto siempre según la compañía, pero sin aportar ningún dato excepto pordentajes.

Lo más llamativo de esta experimentación es cuando nos hablan de los efectos secundarios del medicamento. Según informa la propia compañía, un 40% de los participantes a los que se les administró placebo sufrieron ¿efectos secundarios? Mientras de los participantes a los que se les administró el medicamento que pretenden que se les apruebe lo sufrió un 35%. Aunque atentos, que aquí viene lo bueno: no han informado sobre los efectos secundarios que han sufrido, ¿les suena de algo?

El caso es que para Robert Davis, director ejecutivo y presidente de Merck, “con estos resultados convincentes, somos optimistas de que el molnupiravir puede convertirse en un medicamento importante como parte del esfuerzo mundial para combatir la pandemia”, como no podía ser de otra forma. Otro “invento” que no nos inspira ninguna confianza, más bien todo lo contrario.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

  1. Loco. Así es como un culto satánico controla y explota a sus miembros, enfermándolos (mientras los convence de que su enfermedad es normal).

  2. pues nada otro a sacar pasta, felón estará flotándose las manos a saber qué comisión se pilla, desde luego viendo la clientela que hay be be be, que ciega esta la gente

Comments are closed.