A César Carballo le ha gustado tanto la pasta fácil que se gana en la televisión por mentir, que no está dispuesto a abandonar la pequeña pantalla ya que, como ha quedado demostrado, en eso sí que es experto. Uno de los problemas con que se encontraría el tipo si toda esta farsa del virus terminase pronto sería que tendría que vivir de su trabajo de “urgenciólogo” y que probablemente tuviera que cerrar el canal de YouTube e incluso dejar de vender protectores labiales. Por eso ahora se apunta hasta a un bombardeo.

Y como se junta con gente como él, no hay mayor problema. Eso es lo que ha pasado con el antes admirado Iker Jiménez, que le viene bien Carballo y a Carballo le viene Jiménez de fábula puesto que es quien le lanzó al estrellato.

Por eso ahora, el “urgenciólogo” se está reconvirtiendo en experto en volcanes. Es una reconversión necesaria porque de lo contrario se quedaría sin ese hueco televisivo que tanto le gusta y al que ahora se ha convertido incluso en adicto.

Da su opinión sobre todo porque de todo pretende hacernos creer que sabe y además lo hace como si no pudiera existir una opinión distinta a la suya. Es Carballo, el chachi. El urgenciólogo, vendedor de pintalabios, televisivo y que tiene más cara que espalda. La estrella del momento.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

  1. No es más que un charlatán de los que iban antes por las ferias, subvencionados por gente carente de escrúpulos, de vergüenza y de inteligencia.

  2. Sólo pedir a Nuestro Ejército:

    Sea el Desfile y la Bandera, en el día 12 de Octubre en la Castellana; APOTEÓSICO.

Comments are closed.