adolescentes

Un artículo de Daily Expose del pasado jueves mostraba unas estadísticas preocupantes de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) de Gran Bretaña, que indican que las muertes de adolescentes durante el verano han aumentado significativamente respecto al año anterior, coincidiendo con la implantación de la vacuna.

[Nuevas Ofertas De Empleo Publicadas Por Angulas Aguinaga]

adolescentes

La marcada divergencia en torno a la semana 23 corresponde, a grandes rasgos, al momento en que se intensificó el programa de vacunación en este grupo de edad, como se indica a continuación.

adolescentes

adolescentes

Entre las semanas 23 y 37 de 2021 se han producido 252 muertes entre los jóvenes de 15 a 19 años en Inglaterra y Gales. Esto se compara con 162 en el mismo período en 2020, un aumento de 90 o 56%. Eso es mucho, y merece algún tipo de explicación.

Es importante destacar que no hay un aumento similar entre los niños más pequeños de 1 a 14 años, como muestra el gráfico siguiente. Curiosamente, 2020 fue un año de baja mortalidad para este grupo de edad, presumiblemente debido a un menor número de muertes por accidentes de tráfico y similares. El año 2021 ha vuelto a tener una mortalidad más baja, lo que ilustra la escasa amenaza que supone el COVID-19 para los niños.

adolescentes

¿Qué es lo que ha aumentado repentinamente la tasa de mortalidad desde junio en los jóvenes de 15 a 19 años, pero no en los más jóvenes? Ha coincidido con el lanzamiento de las vacunas, que se sabe que causan efectos secundarios raros pero graves en los jóvenes, especialmente la miocarditis (inflamación del corazón). ¿Se trata de una prueba real de que durante el verano las vacunas mataron a nueve veces más jóvenes de 15 a 19 años que el Covid, 81 frente a 9? Si no es así, ¿cuáles son las otras explicaciones posibles y qué probabilidad tienen?

Un artículo publicado por la web Trikooba.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Las vacunas matan es un hecho,otra cosa es que la gente se nieguen a creerlo.

    El mundo está dirigido por un culto sexual satánico (cabalista, es decir, judío masónico) con sede en Londres que controla el lavado de cerebro (medios y educación).
    Usan el sexo para distraer, degradar y controlar tanto a hombres como a mujeres. El plan del Nuevo Orden Mundial es restaurar el modelo feudal en el que somos siervos en el mejor de los casos. Socavan la resistencia a su complot al destruir nuestras fuentes de cohesión e identidad: nación, raza, religión y familia.
    La esclavitud comienza con la mente.
    Podemos resistir al no ser controlados por el sexo.

Comments are closed.