Ante la dictadura que pretende imponer el gobierno italiano de la mano de Mario Draghi exigiendo el pasaporte COVID incluso para trabajar, los ciudadanos se están levantando y están protestando ante unas medidas que son totalmente inaceptables y terribles para el futuro de cualquier persona.

Las protestas se están llevando a cabo en toda Italia, pero hay una ciudad que está a la cabeza de las mismas, Trieste. En Trieste toda la ciudad se está levantando con protestas multitudinarias contra esta dictadura sanitaria y política que se pretende imponer. Hasta tal extremos son multitudinarias las protestas, que las autoridades italianas han tomado la decisión de falsear las imágenes de la cámara web de una plaza de Trieste para que parezca que a esas protestas no va nadie y son un absoluto fracaso.

Lo que pasa es que intentar tapar el sol con un dedo es sumamente difícil y una burda manipulación como esa es muy complicada de disimular. Los políticos son gentuza y llegan hasta extremos insospechados como ese.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL