vergüenza

Medio mes ha pasado aproximadamente desde que inició este nuevo curso escolar, aunque de nuevo no tiene nada, pues es igual que todos, peor que los anteriores e igual que el pasado, y aún siguen los menores con un bozal en sus rostros a buena cuenta del gobierno estatal y de los autonómicos, que están encantados.

[CÓMO limpiar los radiadores por dentro de forma sencilla]

Mi pregunta como docente fuera de ejercicio es ¿hasta cuándo? ¿Hasta cuándo este crimen contra la humanidad y sobre todo contra los niños, que indefensos acatan su esclavitud como norma inquebrantable emitida por sus progenitores e indeseables maestros y profesores? ¿Hasta cuándo seguirán tragando dióxido de carbono mezclado con todo tipo de bacterias? ¿Hasta cuándo se les negará el oxígeno que necesitan ellos y todos? ¿Será hasta que sus padres, cuyo buen porcentaje han disfrutado de una semanita en un hotel en la playa o en la boda de un familiar o en una fiesta popular o simplemente en el bar cada día sin bozal se den cuenta del gran mal que les están haciendo a sus hijos, no solo físico, sino mental? Los están educando partiendo de paradigmas de esclavitud, ¡he ahí la tragedia! Una tragedia que se resume en una simple palabra: ¡Vergüenza!

Como ser humano se me encoge el corazón cuando veo al 99% de menores por la calle portando ese trapo sucio de esclavo en sus caras, cuando por ejemplo, muchos adultos, cada vez más siendo conscientes de la pantomima, no lo llevan.

Los centros de adoctrinamiento, repletos del más miserable funcionariado, y la estupidez y docilidad de los padres están haciendo una gloriosa labor que pagaremos todos y cada uno de nosotros, pues si estas son las generaciones del futuro no creo que quede mucho en unas décadas, al menos un futuro próspero y de libertad. Buena parte de la población morirá, por inoculaciones y bozales, entre ellos menores que no pudieron decidir y que fueron arrastrados al agujero, otra quedará lastrada y sometida. ¿Cuándo vais a apagar la tele papás, cuándo os vais a dar cuenta de vuestra estupidez y crimen cometido, cuándo os vais a dejar de bares, fiestas y vacaciones sin bozal y le vais a quitar esa basura a vuestros hijos, niños sanos que no necesitan NADA?

Todos los que habéis permitido esto sois la vergüenza de este país, la vergüenza de España.

*Un artículo de ‘Un docente disidente’

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. A mi me da una pena y me parece una condena ver a niños de hasta tres años con un bozal y lo peor de todo es esos padres que piensan que los están protegiendo de algo cuando los están asfixiando yo no se hasta cuando vamos a permitir que torturen así a unas criaturas que no saben ni pueden defenderse y a esos asquerosos directores y profesores de los colegios, ellos no deben de tener hijos o si los tienen también los torturarán así, triste porvenir que le espera a estos niños, vas por la calle y ves a la gente asustada y embozalada , fue tal el miedo y el terror que le han metido los medios de comunicación en especial la mierda de la televisión que jamás van a recuperar la cordura, estas personas ya se han entregado y ya son esclavos del gobierno globalista y de la puta Agenda2030 de la corrupta y comunista ONU, que asco me dan las naciones unidas con la mierda.

  2. Siento tristeza y dolor cada vez que veo pasar a padres con niños a los colegios con un trapo tapando su nariz y su boca o a los que van ellos solos con el barbijo y me Dan asco maestros directores, pediatras y sanitarios que no hacen nada para parar esta locura,es que en el mundo ya no hay cordura?parece que solo hay dictadores cumpliendo órdenes de seres superiores.

  3. Es lo más triste, ver lo que estamos viendo, y sin poner remedio. Realmente asqueroso. Un abrazo, amigos.

  4. Los padres modernos no podemos sentirnos muy orgullosos. Hemos abandonado a nuestros hijos, incluso antes de cumplir un añito, ya los aparcabamos en guarderías, lejos del calor, el abrazo y el cariño de una madre. Dándoles basura química en lugar de leche materna, potitos y demás guarradas procesadas. Luego, un poco más mayores, los hemos dejado zombificando ante una jodida pantalla y una pizza Tarradellas. Hemos creado una generación de niños abandonados que apenas conocen a sus padres. Y ahora creemos que esos mismos padres van a salvar a sus hijos… ¡¡Esos niños tenían el enemigo en casa!! No hemos sido, para nada, unos buenos padres. Luchemos, pero no nos autoengañemos en que el único responsable está ahí fuera. Esa sería una gran equivocación. Las cosas, por muchos motivos, ya no pueden ser como antes.

    Un cariñoso saludo a El Diestro. Sois unos valientes y algunos sí que os defendemos y apoyamos por la censura de Twitter.

Comments are closed.