crisis

Revisando memes antiguos de la posguerra una vez acabado el nazismo, me sonreía viendo uno en el que los aguerridos liberales en un combate desigual, desde el extremo de una cuerda de gran grosor tiraban con fuerza para proteger al mundo de lo peor. Nazis, comunistas, socialistas, nacionalistas, populistas de derecha, colectivos oprimidos por raza, religión o sexo, etc, etc…

[Cómo reparar los arañazos de gato en un sofá de piel]

Y lo gracioso del meme es ver como en la sucesión de las viñetas parte de esos colectivos contra los que luchaban, en tiempos de paz se les iban sumando a su equipo tirando con fuerza llegando a suplantarlos en las instituciones y debilitando la esencia de aquello que tan firmemente defienden. Así por ejemplo los lobbies LGTBI, Me too, Black lives matter o en España la matraca del sexismo con las enfermizas de turno, se enfrentan a las liberales en los mismos actos de representación del supuesto sexo débil provocando que la opinión pública realmente se encuentre un pelín desorientada a la hora de colocar a determinados colectivos en un bando u otro, porque sus principios y valores aparentemente en el fondo son los mismos y sin embargo, la manera de representar o escenificar sus reclamaciones distan mucho de parecerse.

Al margen de estas cuestiones que ya todos conocemos, esta lo de atrapar al electorado intentando aglutinar al máximo de diferentes bajo el paraguas del liberalismo, como si por ello los socialdemócratas o los conservadores tuvieran que renunciar a sus valores con tal de poder pertenecer al club liberal de turno o a sus reflejos en forma de partido político. Sin ir más lejos en la última convención del Partido Popular eso mismo es lo que descaradamente se ha intentado, invitando a unos y otros a formar parte de la casa común ¿Pero quién decide quienes viven en esa casa común? En España no desde luego. ¿Por qué se la define como común? Quizás lo normal sería diferenciarse de los demás y no mimetizarse con lo alternativo para incluirlo en su ideario ¿De integrarse los porcentajes serían equiparables o realmente lo que se busca es embaucar de nuevo a la inmensa mayoría de socialistas descontentos del centroizquierda?  Está claro que lo último.

Criticaba un liberal por las redes que un diputado conservador en rueda de prensa, invitaba a la reflexión por el hecho de que un fallo algorítmico provocará la caída en los servidores de uno de los oligopolios más importantes en el mundo, suspendiendo los servicios de las principales redes sociales. Y lo hacía equiparando esa reflexión a lo que previsiblemente opinaría sobre ese mismo asunto cualquier político de Podemos. Yo lo respondí preguntándome que había de malo en no ser liberal y considerar que a veces la falacia de que el mercado debe regularse por sí mismo sin intervención del Estado falla estrepitosamente.

Del mismo modo hace unas semanas otro diputado del Podemos decía que en España era necesaria la creación de una empresa pública que fabricara chips superconductores para no depender del mercado controlado por las empresas chinas, que como buen oligopolio controlan la producción de los mismos retrasando adrede el desarrollo de las fábricas en occidente. Y cuál fue mi sorpresa cuando los liberales de nuevo volvían a confiar en el Banco Central europeo agarrándose a él como a ese gran padre que te protege siempre de todo lo malo aunque en el fondo lo odies porque te controla. Y se reían de la propuesta dando por bueno que la situación es la que es, quedándose simplemente en el análisis de los pros y los contras de la crisis de los superconductores y las consecuencias en la pérdida de productividad y la repercusión negativa en las horas de trabajo efectivas, en vez de aceptar tal y como hicimos varios conservadores que la idea de crear una empresa pública participada por el estado al 51% no era descabellada.

Y de nuevo lo estamos volviendo a ver con la crisis de la energía pues solo sabemos que somos dependientes de las nucleares francesas y del gas argelino. La UE nos obligó a cambio de grandes sumas de dinero malgastadas o mal invertidas en las grandes empresas energéticas que operan en España, para crear una forma de abastecimiento sostenible no contaminante que se ha demostrado ineficaz e insuficiente, y observamos una vez más como los liberales lo siguen llevando en sus programas electorales enarbolando la bandera del cambio climático.

La UE está muy enferma por muchas cuestiones pero al menos nos calentábamos sin problema en inverno y nos refrigerábamos sobradamente en verano, sin embargo esa comodidad propia de las civilizaciones más desarrolladas comienza una vez más a estar en entredicho por el alto coste de las materias primas. Incluso según los analistas más pesimistas esta situación podría desembocar en el peor de los casos, en interrupciones en el suministro por cuestiones estratégicas respecto al gas proveniente de Argelia o Rusia. Decía Putin a finales de noviembre de dos mil diez en una de sus intervenciones al respecto entre las risas de los espectadores que: “la opinión pública en Alemania no quiere energía nuclear ni tampoco gas ¿Se van a calentar con leña? -se preguntaba-  Pero es que esta también tendrán que comprársela a Rusia e ir a por la que sobra en Siberia ya que tampoco, quieren talar árboles alemanes”. La realidad es que los números ya muestran que alguna fábrica de la gran industria ya está en serio peligro de griparse al no poder seguir produciendo en pérdidas, por lo que se demuestra que lo de los superconductores no deja de ser otra estrategia más para atacar directamente a occidente desde el nuevo centro neurálgico del mundo; el Pacifico.

En España desgraciadamente faltan políticas proteccionistas que desarrollen la economía desde dentro hacia afuera controlando la balanza comercial de tal manera, que siempre sea en el beneficio única y exclusivamente del país y no de organizaciones supranacionales las cuales financian a las oligarquías políticas, para que legislen en contra de los intereses nacionales. Desgraciadamente para nuestra nación, estamos a verlas venir bien sea por el buenismo progresista o por la benevolencia liberal asumiendo los principios de la izquierda en este sentido y en otros tantos.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

13 Comentarios

  1. Un pequeño matiz, no son superconductores, sino semiconductores que es la base de los actuales chips de silicio. Los materiales pueden ser conductores, no conductores, semiconductores, o bien superconductores de la electricidad debido a distintas condiciones. Saludos

  2. Es un error considerar que en un malllamado Estado del Bienestar pueda desarrollarse un auténtico liberalismo.
    El liberalismo, al menos lo que yo entiendo como liberalismo es el que se basa en los principios del “Laissez faire, laissez passer”, con una presencia mínima del Estado en la sociedad.
    En ese modelo, el Estado debe asumir a su cargo sólo aquello a lo que el individuo, aislado o en compañía de otros no puede acometer por sí mismo, que quedaría restringido a estos tres ámbitos: Defensa, Justicia y Asuntos Exteriores.
    Respecto al resto de intervenciones hoy consideradas eseciales para el individuo, como la Enseñanza o la Sanidad, no debe el Estado intervenir directamente en ellas, sino establecer las garantías de que cualquier ciudadano pueda acceder a esos servicios esenciales en igualdad de condiciones, lo que es relativamente fácil de obtener mediante un cheque sanitario y otro cheque escolar, que garantizaran la asistencia sanitaria total y la enseñanza en sus niveles primarios, promoviendo un sistema de ayudas para los niveles no obligatorios de la enseñanza, tal como se recogía en el punto 24 del Programa de Falange Española de las J.O.N.S para las elecciones, publicado por el diario ABC en noviembre 1934:
    “La cultura se organizará en forma de que no se malogre ningún talento por falta de medios económicos. Todos los que lo merezcan tendrán fácil acceso incluso a los estudios superiores” (ABC diario ilustrado. Madrid, viernes 30 de noviembre de 1934año 30, número 9.834 páginas 32-34).
    Lema que omitiendo su origen, el franquismo incluyó en la Exposición de Motivos de la Ley 30/1974, de 24 de julio, sobre pruebas de aptitud para acceso a las Facultades, Escuelas Técnicas Superiores, Colegios Universitarios y Escuelas Universitarias. («BOE» núm. 178, de 26 de julio de 1974, páginas 15458 a 15458).
    Y nada más, pues si cada día le vamos cediendo al Estado la provisión de nuestras necesidades, llegará un día en el que seremos, como hoy, animales de granja, alimentados y cuidados por un estado elefantiásico que no deja la más mínima opción a la iniciativa personal o la entorpece seriamente al ofrecer una postura cómoda y pasiva a la población: la de seguir siendo tratado como animal de granja, sinotra preocupación que la de poner peso para alcanzar el estado óptimo de explotación por el amo.

    • El problema es que los criminales están y dominan, ejercen y ejecutan en todos lados, arriba abajo, izquierda y derecha, esto va más de honradez y honestidad etc., que no te engañen dividiéndote con que un bando es bueno y otro malo, son los mismos con alguna diferencia para despistarte, engañarte, manipularte y pastorearte.

    • Bien lo de limitar al Estado (con Iglesia católica sobra el Estado) a Ejército (aunque con participación de todos, y el que no participe que no sea protegido por Policía y Juzgados, pues el que no defiende España no merece que España le defienda a él o ella), Fuerzas de seguridad, Justicia, Infraestructuras y equipamiento público, preservación del medio natural y del patrimonio religioso, artístico y cultural, control de calidad y de aduanas, régimen carcelario (con posibilidad de redimir condenas con trabajos para España, como reforestación o limpieza de bosques y costas, por ejemplo), legislación mínimamente interventiva, especialmente en lo personal y empresas públicas que arrojen beneficios (con personal misionero como directivo). Éstas últimas, operando en régimen de monopolio, como la antigua Telefónica, Campsa, Iberia, Correos, etc., con sus beneficios, financiarían las partidas de las demás ramas del Estado.

      Pero la sanidad y la educación han de ser plenamente privadas, como lo es el alimento, el vestido, los automóviles, los ordenadores, los electrodomésticos, las viviendas, los hoteles, etc. Hay que ganarse el pan con el sudor de nuestra frente y el médico, el profesor, etc. viven de su sueldo que ha de pagarse cristianamente.

      La sanidad fuertemente competitiva hará caer los precios de los seguros médicos de tal modo que incluso las familias más pobres puedan acceder a la inmensa mayoría de tratamientos e intervenciones sin suponer una parte considerable de su presupuesto familiar. Aumentará la mejora en el trato al paciente y su más pronta y mejor recuperación dando posibilidad de elegir entre distintos seguros y obligando a mejorar continuamente a los centros de asistencia. Además la sanidad privada ayuda a tomar mayor responsabilidad sobre la salud propia sin hacer pagar a justos por pecadores (drogadictos, alcohólicos, fumadores, gente con ETS, ateos con psicósis y depresiones, que son la mayoría por haber rechazado al Señor en sus vidas, gente con descontrol en su dieta, temerarios que ponen su vida y la de los demás en peligro, etc.), sin la falacia de la barra libre sin copago, con mayor control por parte de los centros del tratamiento farmacológico (mayor eficiencia en asignación y mucho menor despilfarro) y sin irresponsabilidad penal del personal sanitario por negligencia (sin el cheque en blanco que obligan a firmar cuando intervienen en hospitales públicos, señal de la pésima calidad sanitaria y del peligro de daño o muerte del paciente ante el mal estado de equipos y escasez de medicinas y tratamientos adecuados).

      En cuanto a la educación, jamás ha de ser obligatoria. Así los educandos tomarán responsabilidad de la inversión que su educación supone, previniendo los problemas que la indisciplina genera. Una educación libre, en libre competencia sin trabas cuyos exámenes se realicen con garantía de anonimidad por el Estado (solo el examen, no las clases, que serían de libre elección por cada asignatura en todos los niveles, e incluso por temáticas), por ejemplo, sometiendo el examen a la corrección de tres profesores de tres provincias distintas de la del domicilio donde se examina el alumno, con un código que solo el alumno conoce como identificación, garantizará la no obtención de títulos de modo arbitrario por adscripción política, sindical, de parentesco con poderosos, etc. Además, cuanta más competencia, menor será el precio. No obstante ha de facilitarse al máximo el acceso a la libre educación y elección de clases y a las bibliotecas para facilitar libros, así como a los horarios, pues algunas personas podrían querer solapar actividad laboral con educativa.
      Obviamente todo esto es IMPOSIBLE en democracia, este régimen de mal. Si ello se llevase a cabo, los buenos lograrían salir de la pobreza y los malos serían paulatinamente excluidos. Por ello es necesario la vuelta a un régimen como el de Franco o Hitler, enaltecedores de los pobres.

  3. Excelente comentario Javier! Y yo añadiría que es indispensable que el Estado haga su trabajo que es ver por el bienestar de su población!! El resto es estratégica de los Monopolios y Oligopolios!

    • El primer monopolio criminal es el del Estado, que con la Santa Iglesia Católica de Jesucristo Nuestro Señor SOBRA. No olvidemos que la Iglesia Católica fue la educadora y la sanadora durante siglos, por ejemplo. Y que todo lo bueno y santo que tenemos viene de Dios por sus miembros: ausencia de esclavitud y servidumbre, libertad, propiedad privada, ley y contratos, sanidad, educación (las universidades e institutos son creación católica), obras públicas que aún hoy generan mucha parte del PIB (piénsese por ejemplo en el Camino de Santiago. O si los turistas japoneses, p. ej., no acuden a Burgos a ver la Catedral, etc.).

      ¿Un Estado para garantizar el bienestar de su población o para garantizar el bienestar de uno u otro grupo de presión de los sin Dios de derechas o izquierdas con una policía y ejército a sueldo de los poderosos monopolio de la violencia (a diferencia de USA, con libre disposición de armas)? Hasta que el poder no recaiga en los que viven volcados en misiones (consagrados y no consagrados) en pobreza, castidad y obediencia, ese Estado, mejor que desaparezca para dar paso a la Iglesia de Dios, la católica apostólica. Al fin y al cabo, la civilización es cristiana. Al margen de ella solo hay barbarie satánica.
      Reino de Dios a través de sus elegidos.

  4. Menudas chorradas que nos-os convencen por psicópatas fariseos ‘liberales’ engañabobos, es como decir, no hacen falta cárceles ni leyes, los humanos ya nos regulamos solos jaja, pero seréis idiotas como os m3an y c4gan y os dicen que llueve y es chocolate, por cierto, detrás de los “mercados” regulándose y haciéndose sus leyes a medida a sí mismos, shhhh un secreto, SON PERSONAS, jaj

    Un bando de los idiotas y otro los sabedores y urdidores ultra criminales organizados mafiosos a galope en la altísima traición, mentira, robos, engaños e hipocre3sías. Y así con infinidad de asuntos.

    ¿De qué te trata convencer un criminal estafador mentiroso?:

    .- No hace falta leyes que me perjudiquen, ya nos regulamos solos, liberalismo, libertad, que bonito y maravilloso, es lo mejor para ti y para mí.
    (dijo sin inmutarse ni sonrojarse lo más mínimo interpretando su papel hipócrita fariseo psicópata teatrero malvado e intentando manipular y engañar con el lenguaje para esclavizarte y acabar con tu libertad, ¿libertinaje?)

    jajaj, tanta idiotez me desborda.

    • Y el rallo y el daniel lacallo son sus perros, conscientes o inconscientes, con la incoherencia e irracionalidades e ilógica típica de las estafas y crímenes y mentiras y de los estafadores, fariseos hipócritas, criminales y mentirosos, y ahí están “elles”, elevados a los altares como hespertos y “palabra de Dios”, elevados por las “organizaciones y organizadores criminales” nacionales y globalistas.

      Los comunistas son liberales, jaj, reflexiona eso, jaja

      • No tienen ni puñetera idea de Análisis Económico. Si a esos les pusieran un examen de Macroeconomía, Microeconomía o Econometría avanzadas, ni de coña las aprueban. Son políticos liberal conservadores que tratan de convencernos de la falacia de la curva de Laffer, que en los USA de Reagan no funcionó porque el gasto militar se disparó. Esa supuesta curva de Laffer (mayor recaudación con tipos impositivos sobre la renta menores) solo funciona en expansión, no en recesión, y bajo ciertas condiciones que hoy no se dan en ningún país del mundo. Esos señores no entienden lo que es la inconsistencia dinámica de la política económica, que es el verdadero problema que aqueja a todas las economías avanzadas. La falta absoluta de credibilidad de las autoridades económicas para reducir la deuda pública. Solo se está intentando trasladar al futuro la quiebra de todo el socialismo de bienestar actual.
        En la feria del libro pude comprobar en una conversación con el segundo que ud. cita, lo ignorante que es en cuanto a análisis económico.

    • Lo que no hay que hacer es confundir LIBERTAD con liberalismo, como no hay que confundir MARXISMO con bondad con los pobres y “oprimidos”.

      El mercado tiende a autoregularse, pero si solo hay un oferente (monopolio), dos (duopolio) o pocos oferentes (oligopolio) o un solo demandante (monopsonio), el equilibrio al que se llega es un equilibrio muy desventajoso para la inmensa mayoría y solo beneficioso para los dueños de esos poderes de mercado (por cierto, las patronales y sindicatos son MONOPOLIOS de la negociación colectiva, que quede claro a los criminales intervencionistas antes de que Dios los mande al infierno por no dar de comer al hambriento). Pero una intervención no significa que mejore las cosas. Suele suceder que las empeora, incluso descomunalmente. Al menos a largo plazo. Y es que la mayoría de la gente es atea y no se le pasa por la cabeza que lo que come y bebe todos los días de su vida viene de la OFERTA de Dios Todopoderoso, que hace llover sobre tierras y prados, que creó los peces y los dotó, como a todos los seres vivos, de capacidad reproductiva, que vivimos en un mundo distorsionado por el mal o pecado y que a veces nos da espinas y abrojos. Pero la testarudez humana parece que no encuentra un límite. No entiende la naturaleza por más que se la explique incluso su Creador en la Bíblia.

      Además, cuando hay oligopolios, suele haber mucha rentabilidad, lo cual atrae a inversores de todo el globo. Y, o bien se establecen barreras a la competencia (eso es precisamente lo que suelen hacer los INTERVENCIONISTAS del ESTADO en beneficio no de la población, sino de su pocilga política, patronal o sindical, engañando como el demonio al resto de la gente), o se deja entrar en el mercado a nuevos competidores, haciendo bajar precios y elevando calidades, que es precisamente lo que beneficia al conjunto de la población, al hacer asequibles bienes y servicios a cada vez más gente. Por eso se suele sostener acertadamente que EL MERCADO TIENDE A AUTORREGULARSE, al menos a largo plazo. Lo que ocurre es que ese largo plazo no es soportable por muchos o es prolongado artificialmente por algunos. Es el caso de las patentes o la propiedad industrial sobre avances tecnológicos. Por cierto, los países socialistas y comunistas ni siquiera las respetan (China p. ej.). Cuanto más neokeynesiano es un economista (funcionario seguro), más intervención exigirá y más engañará a sus seguidores con las supuestas maldades de la Divina Providencia o mercado libre natural (que, por cierto, ningún liberal defiende ni en sueños).

  5. Pero si satanc hez el liberal lo decía lo que le ordenaron, que quería las deudas perpetuas y los tratados en que los accionistas de las empresas son los que mandan y más que sobre un Estado, solo quedaría, y ni eso para lo que nos-os entretienen o lo tratan siempre, que si mareando educación, sanidad y poco más, y en ello están, jaj, ¿y quienes o quién, son los accionistas con sus entramados “criminales” testaferros mafiosos, y que quieren que parezca que son muchos y no les descubran?.

  6. Enseñaba Jesucristo que quienes no están contra nosotros (los católicos) están con nosotros. Pues bien: ¿Quién de esos colectivos citados, incluyendo a los liberales, estuvo con o contra nosotros los católicos? ¿Los de la Legión Cóndor o los asaltacapillas del judío Mendizábal contra los tradicionalistas del siglo XIX, todos católicos?
    ¿Quién ayudó más a los católicos, los liberales que asesinaban frailes y fieles católicos porque afirmaban que envenenaban las aguas y disparaban desde campanarios, o la famosa Legión Cóndor, de la que aún los histeria dores ROJOS democráticos no han inventado la mentira de cuántos judíos gaseó aquí en España en nuestra Gloriosa Cruzada?
    El liberal se atribuye la defensa de la libertad (que es indisoluble de la Verdad: “Conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres”), como el ROJO la defensa del trabajador y del oprimido. El resultado de ambas armas de satanás es el que es según hechos históricos. Sobran más palabras.
    Pero la libertad, o libre albedrío, el mercado como asignación de recursos natural según el abandono en la Divina Providencia, no la del Estado que es muy posterior y cosa de ególatras sin Dios (con Iglesia católica sobra el Estado), la propiedad privada legítima, todas ellas dones naturales de Dios que muchos nos quieren arrebatar y que muchos se atribuyen como mérito con todo tipo de mentiras, han de ser garantizados si es necesario mandando al infierno a sus enemigos, entre ellos los liberales.
    En Alemania queman más carbón del Ruhr que durante cualquier año del siglo XIX en su suelo. Allí no tienen reparos cuando se trata de proteger a los suyos. Ni talas, ni gas, ni nuclear. Queman carbón. Sin más. Ni cambio climático ni gaitas en vinagre. Por contra, aquí en España, las cuencas mineras de León y Asturias están muertas de risa y los ROJOS han demolido (como diría el infame Azaña) hasta la última central térmica.
    Y lo de volver al mercantilismo de la balanza comercial favorable es ENGAÑAR a los tontos y analfabetos económicos, pues ningún otro país va a dejar de desencadenar una despiadada guerra arancelaria si se llevase a cabo tal subnormalada. El precio del petróleo importado sería tal que solo los multimillonarios podrían usar el coche, no se podría importar bienes de equipo, alta tecnología y materias primas absolutamente necesarios para producir. Volveríamos al siglo XIX del proteccionismo. El mercantilismo de las compañías de indias occidentales FRACASÓ. Y el proteccionismo solo hizo muy ricos y poderosos a los PROTO ETARRAS y a los ANTIESPAÑOLES CATALANES Y VASCOS con sus industrias bestialmente ineficientes con las que ningún producto mucho mejor y más barato podía ser adquirido por los pobres en España. Con esta cultura así nos luce el pelo. Cuanto ROJO de derechas y de izquierdas. Cuanto más viven, más daño hacen. Dios Todopoderoso nos libre de todos. No saben ni distinguir entre SOBERANÍA, especialmente en el orden moral, y libre comercio de bienes, servicios y capitales que enriquece a la inmensa mayoría y hace más eficiente la producción.

Comments are closed.