La verdad es que siempre hemos pensado del “urgenciólogo” César Carballo que no era más que un caradura que pretendía hacer negocio a costa de la pandemia y del sufrimiento de la gente. No nos hemos equivocado. Pero imaginándonos cómo era el tipo, no podíamos suponer ni por un momento que su caradura fuera a ser tan sumamente grande, casi infinita.

Además de forrarse con las televisiones, tras saltar a la fama gracias a Iker Jiménez, nos ha intentado vender protectores labiales y se ha hecho “youtuber”. Hace de todo, menos lo que es su verdadero trabajo, suponemos que sus compañeros no deben estar demasiado contentos con él ya que “libra” todos los fines de semana por sus compromisos televisivos.

Pero para Carballo, el incremento de ingresos de su cuenta corriente no ha debido ser suficiente con lo que ya se ha llevado “calentito” y ahora pretende que le compremos un libro. Se titula “Desde la Trinchera” y nos cuenta en la portada que son las “historias reales de un médico de urgencias”. Por cierto, la portada se la debe haber diseñado su mayor enemigo porque no puede ser más simple.

Esto es una nueva demostración de la inmensa desvergüenza que tiene este fulano. Hay que ser muy, muy miserable para hacer negocio de una forma tan descarada, aprovechándose del miedo y la confianza de la gente en un tipo que miente desde que se levanta hasta que se acuesta. Menudo desvergonzado es el sujeto.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

6 Comentarios

  1. Para el doctor Cesar Carballo, mentidero de los medios de comunicación, de mi parte tú libro te lo puedes meter por el culo y no creo que tengas ni idea de lo que son las trincheras, sinvergüenza, desgraciado tenías que acabar colgado, no eres más que un embustero que mientes por dinero, yo jamás compraría nada tuyo.

  2. En ese libro contará todas las mentiras que dice en televisión y en YouTube, por mi se lo puede meter por el agujero que sirve de cagadero.

  3. Este miserable se ha dado cuenta de que ya se le esta terminando su “minuto de gloria” y por tanto se tiene que buscar mas pasta por otro sitio, A ESTE TONTOLABAS LE QUEDAN DOS TELEDIARIOS Y EL LO SABE “”RECUERDEN AGENDA VEINTE Y TRINCA””

  4. Ya saben que un tonto engaña a ciento, si le dan lugar y tiempo. Y la plandemia ha servido para sacar a la luz todos los tontos del país, que son millares, por desgracia.

  5. ¡Bah! En esta pobre y desgraciada España hay idiotas aborregados suficientes para ser casi rentable poner idioteces entre dos “cartones”, llamarle un “libro” y dedicarse a cobrarlo… Lo único positivo es que en este desgraciado país la gente lee tan poco que lo mismo le saca como mucho unos tres mil euros que tendrá que declararlos a Hacienda, dado que su “público” (y es una suposición fundamentada, o eso creo) coincide con la gente seguidora de la “princesa del pueblo”, Belén Esteban, y de Iker y señora, los “vendedores de marcianos” españoles…

  6. Le sugiero que evite llamarles “tontos”. Utilice bien el lenguaje basándose en el significado de las palabras. Los “tontos” son los millones de españoles que van a “votarles” cada vez que se les ocurre en sus luchas de poder y de dinero. Son simplemente unos golfos miserables, una gran mayoría sociópatas de manual y los demás, salvo pocas excepciones, psicópatas. En fin, lo peor en esta vida (supongo que lo ha intuido) es no ser ni un lobo o un borrego social, si no ser un seguidor del “Partido Popular Payudá”, puesto que produce un estrés que ni le cuento…

Comments are closed.