Garrote

Un fulano condenado por homicidio a cuarenta años declara ante el Tribunal que no quiere que le otorguen la libertad condicional porque volverá a hacer el mal, es más: su abogado defensor avisa en la misma dirección y pese a todo se le concede. La consecuencia de esta atrocidad es que el “malnacido” ha reincidido asesinando a un niño de nueve años en La Rioja.

[Nuevas ofertas de empleo publicadas por Angulas Aguinaga]

Previamente unos días antes intentó secuestrar a otra niña ya que andaba merodeando por la zona como así lo han denunciado los padres de otros niños. La policía estaba al corriente de todo ya que incluso gente joven, chavales que pasa tiempo por los parques, le habían tomado fotos para que las fuerzas del orden público estuvieran alerta pero, según fuentes policiales parece que la niña a la que atosigó por su corta edad, no logró describirlo físicamente bien y el retrato robot no se ajustaba al del individuo en cuestión. Cuenta la madre de la niña que la dijo: “que la acompañara para ver los pajaritos que tenía en su casa”…

Esta misma semana el Tribunal Supremo ha ratificado que la prisión permanente revisable no causa ningún tipo de trauma al encarcelado por mucho que los miembros del Gobierno y sus socios comunistas aboguen por legislar en la dirección contraria, incidiendo en que las perturbaciones de tipo psicosocial que provoca el encarcelamiento deben primar sobre el riesgo de que los presos reincidan en su comportamiento criminal. La reinserción obviamente debería ser el fin de la privacidad de libertad aunque no en todos los casos. La permisividad como norma sea cual sea el delito cometido no debería ser causa negociable. En cualquier sociedad medianamente civilizada con unos dirigentes sensibles al pulso de la calle y no de sus propios intereses partidistas, nunca se legislaría para el beneficio de aquellos que dedican todo su esfuerzo y dedicación a la realización del mal, pero lo de España y el actual Gobierno es de conducta criminal hacia su propia población, asestando puñaladas traperas a la conciencia y honor de una sociedad cada vez más infantilizada carente de valores y bemoles para aceptar el debate y aplicar la pena máxima en este tipo de situaciones.

Un delito de sangre con la saña que en su día demostró “el asesino de niños”, asestando hasta diecisiete puñaladas a su víctima (una trabajadora de una inmobiliaria a la que acosó hasta el final), demuestra errores de serie en la mente del susodicho que ya de por si le deberían hacer merecedor de ser apartado de por vida de la sociedad incluso dependiendo de cada cual, hasta de la privacidad del premio más preciado que nos fue otorgado por Dios, y me refiero a la misma vida. En estas ocasiones se entiende a quienes defienden esta medida drástica y más teniendo en cuenta que nuestro país históricamente es experto en materia de ajusticiamientos.

He leído por las redes a personas ilustres y no tanto, pedir desde perfiles oficiales el garrote para este ser infame. Y desde luego si nos dejamos llevar por el odio y el cabreo generalizado digno de las peores turbas, sin duda que más de uno firmaría la petición, pues si somos capaces de malgastar millones y millones de euros en absurdeces ideológicas descatalogadas hace decenas de años defendidas actualmente en este puñetero país de románticos comunistas, liberales agilipollados y gobernantes populistas corruptos de toda condición, que podemos esperar…

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. A quien hay que colgar es a los que le dan la libertad, y encima en contra de su voluntad, en mi humilde opinión es que lo hacen apropósito para que pase lo que está sucediendo, nos están dando por el culo, nos están jodiendo y la gente no se da cuenta y no se saca el pañal de la boca por miedo a un bicho misterio e inteligente al que solo se puede hacer frente con una pócima ponzoñosa que te va a llevar a una fosa.

    • Exacto aunque puede que no haya sido ni el.
      O que haya sido el pero hipnotizado coges a un tipo de estos y lo atiborras a pastillas en manos de un loquero y te aseguro que mata a su madre sin enterarse y sin ser responsable porque le anulas la voluntad. Se esta creando psicopatas y enfermos mentales por parte de estos tarados.

  2. Jobar, antes de dar consejos, mejor revisar el artículo y ver que el Supremo no ha dictado sentencia y que no controla la constitucionalidad d las leyes. Y no se dice “privacidad de libertad”, sino “privación de libertad”. Aunque el debate sobre la prisión permanente revisable es más que legítimo, no lo es echar la culpa de este tristísimo suceso a un gobierno, porque la culpa no es de nadie, ya que lo que ocurre es que no se puede legislar para tipejos de esta calaña.

  3. Y si este no es el asesino y es un cabeza de turco para colarnos otra ley y de paso para hacer algún ritual que casualidad yo le daba garrote a todos estos mentirosos y manipuladores.

Comments are closed.