Ya no encontramos calificativos para personajes como Sánchez, como Macron o como Biden, pero tampoco encontramos calificativos para esos agentes de policía que, con la excusa de cumplir órdenes, están actuando con una brutalidad injustificada contra la población que les paga sus sueldos a la que tratan como si fueran muñecos de pim, pam, pum.

Hoy nos hemos encontrado con un vídeo en el que se nos muestran imágenes de lo que sucede en Francia con un numeroso grupo de policías que persiguen a dos mujeres por no llevar pasaporte COVID y las golpean con una brutalidad injustificada, cuando después estos mismos policías se comportan como auténticos mierdas con los auténticos y peligrosos delincuentes.

Y no crean que porque esto se esté produciendo en Francia sea algo que nos quede demasiado lejos. Aquí, por desgracia también hemos asistido a escenas de este tipo por parte de esa policía a la que siempre hemos apoyado y que nos devuelven ese apoyo con palos y con abusos de autoridad.

Es posible que estos agentes miserables se crean que por ponerse del lado de quien tiene el poder ellos no van a sufrir lo mismo. Además de violentos y abusones, no son más que unos pobres ignorantes cuya única justificación sería que fueran con la cabeza totalmente grafenada.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

  1. Y como en España el ejercito frances y los jueces tocandose los cojones. Si un dia acaba esta pesadilla espero ver a todos estos hijos de puta sentados en una silla electrica o colgando de un pino

  2. Totalmente de acuerdo, pero dudo que usted y yo, junto a millones de personas, lo veamos. Tristemente nadie está dispuesto a entregar su vida por la libertad y la lógica… Salvo que le paguen, claro; y sólo pagan los actuales dictadores económicos y políticos… Un saludo cordial.

  3. Pensemos que si los policías fueron adiestrados para obedecer órdenes que atentan contra el más puro y básico instinto de supervivencia como lo que vimos en Barcelona hace dos años cuando el frente popular intentó que policías nacionales fuesen asesinados por la guerrilla ‘antifa’ sorosiana (indepes había pocos, su lavado de cerebro tiene otros comandos), o las salvajadas de Chile también del 19, o cómo se dejaban matar los policías franceses en Nochevieja o los belgas huyen de las manadas sarracenas, con más razón obedecerían las órdenes de machacar respiracionistas.
    La conquista de las policías occidentales para convertirlas en “esto” viene de muy atrás. Sería cuestión de encontrar la forma de sacarlos del Engaño en el que viven, y que los lleva también a ellos y a sus hijos a una vida de pesadilla o a la muerte.

    Ni hubo nunca razón para que se dejasen matar y apalear o hacer la vista gorda con cosas inaceptables, ni la hay para que se conviertan en agentes brutales de dictadura. Es todo un Engaño, y está conectado.

  4. Acojonante!!!
    Desde que a los animales de compañía, se les van a reconocer más derechos que a los humanos, poco hay que decir. Si resulta que, para tener un animal, generalmente un canido, hay que someterse a una tipo de test psicológico, curso de formación y demás, o sea, no cómo un master de Sorchez, para ser conscientes de la responsabilidad que implica, igual sería necesario y con más razón, hacer test psicológicos continuados, a quienes han de defender nuestros derechos y no pisotearlos. La desproporción en la represión, en este caso y otros tantos, ha de guardar proporción con el supuesto o demostrable delito o falta, que cometa un individuo o grupo de individuos. El uso de uniforme , junto con la fuerza bruta y desmedida, pone en una posición de indefensión al agredido, que dista mucho de preservar sus derechos civiles en ese momento, porque no sirve una posterior denuncia, para resarcir el daño moral y fisico que se le infringió en su momento.
    Luego ocurre, como al anciano que está en la cárcel, por esa supuesta superioridad desmedida en la respuesta al intruso. El resultado no es el mismo claro, pero no deja de ser una acción presuntamente desproporcionada sobre una acción, también presuntamente, punible del intruso. Acción- reacción, debe ser lo proporcionado y así lo entiende la justicia. Por lo tanto, lo desproporcionado de la acción ante cualquier persona pacifica, por parte de las fuerzas del orden, también debiera ser punible por abuso de autoridad y utilización de la fuerza qué, aún estando permitido en sus actuaciones, dependerá de las situaciones y no del criterio de un funcionario cuyo deber principal es velar por el orden, bienestar y seguridad de los ciudadanos y no crear situaciones de conflicto, cuando estas no comprometen la seguridad de un tercero ni la suya propia. Hay demasiados casos ya y cómo escribe El Diestro, para perseguir a auténticos y peligrosos delincuentes, ni están ni se les espera. Mejor que se desahoguen en gimnasios o en sus casas con los PuchinBoll o acudan a un profesional de la psiquiatría.

Comments are closed.