Quien diga que no miente nunca, está mintiendo porque eso es prácticamente imposible. Todos mentimos en momentos dados de nuestras vidas por los motivos que sean. Pero una cosa es mentir de vez en cuando y otra muy distinta lo de Pedro Sánchez y su más que miserable gobierno.

Porque hay que ser muy miserables y criminales para someter a todos los españoles de la forma que lo han estado haciendo durante dos años y todo a base de cometer legalidades, fundamentadas con mentiras. Como recordarán, hace poco Sanidad respondió a un juzgado que no tenía el virus ni aislado, ni secuenciado, ni purificado, es decir, eran incapaces de mostrar la existencia de ese virus.

Pero es que durante los estados de alarma provocados por ese virus del que son incapaces de demostrar su existencia, consultaban a un comité de expertos que se ha demostrado que no existía y ahora nos enteramos de la última tras una pregunta que se le ha formulado al gobierno a través del portal de transparencia y de la que informa ‘Vozpopuli‘: no tienen los informes clave en los que basó la famosa desescalada. Es decir, lo hicieron a capricho.

Es decir, todo, absolutamente todo ha sido una farsa, puesto que son incapaces de mostrar pruebas, y se han tomado decisiones arbitrarias e ilegales. Pero ojo, Sánchez y su banda siguen ahí sin inmutarse porque vivimos en un país en el que una inmensa parte de la población hace lo que se les diga desde la televisión o sus partidos políticos favoritos.

Estamos asistiendo a uno de los momentos más escandalosos de nuestra historia. Con un psicópata peligroso a la cabeza un gobierno de pelotas y enchufados que son tan miserables como él. ¿Qué más pruebas necesitan algunos para darse cuenta de que todo esto ha sido un invento para inocular a la gente con un medicamento experimental?

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

  1. Mi familia está toda inoculada, llevo tiempo mandando información a una de mis hermanas, pero creo que ni siquiera se dignan a revisarla, eso lo tenían muy bien previsto los creadores de esta gran mentira con eso de los bulos, quiero decir que toda información que no salga por televisión es considerada bulo y nosotros ya sabemos quienes lanzan los bulos.

    • El mundo se ha dividido en dos facciones incompatibles, dos facciones ocupando el mismo tiempo y espacio. Con la familia es donde más cuesta hacer esa diferenciación, dos mundos que se alejan inexorablemente, y nosotros impotentes sin poder hacer nada al respecto. El mundo adiestrado ni siquiera es consciente de ello, ellos pensarán que simplemente se nos ha ido la olla de tanto leer novelas de caballería jejeje, nos tratan con condescendencia, pobrecillos dicen, no se dan cuenta de que somos millones de personas en todo el mundo conscientes de lo que está pasando, sin saber a ciencia cierta el cómo sabemos el porqué.
      La “solución” con la familia pasa por, aparte de respetar, definir nuevamente el tipo de relación que tenemos entre miembros de la misma familia, intentando mantener las cosas buenas que tiene el pertenecer a una familia (en peligro de extinción) y cambiar los hábitos y sobre todo los sentimientos que tenemos con cada uno de ellos. No se trata de pelearse con el mundo, se trata de sobrevivir tal y como somos en ese mundo.
      Yo ya no hablo nada de esto con nadie que no tenga predisposición en querer saber. No saber es humano, no querer saber es irresponsable y el origen de la verdadera pandemia, la ignorancia.
      Ellos han decidido no saber, no quieren saber, y nosotros no podemos hacer nada al respecto más que esperar que alguno de ellos “despierte” y necesite saber, ahí es cuando hay que actuar. Seguro que muchos que creemos perdidos del todo son recuperables, como tantos de nosotros hasta hace poco.
      Sin pandemia muchos de nosotros seguiríamos sin enterarnos de cómo funciona el mundo, y no solo lo sanitario. Gracias a ella muchos nos hemos dado cuenta de muchas cosas, a nuestro tiempo. Cada uno a su tiempo, muchos son más lentos o todavía no se han dado cuenta de todo lo que van a perder para nada. Pero una cosa está clara. Nosotros cada día que pasa nos reafirmamos, cada día somos más, y más, y más…y ellos cada día serán menos, y menos, y menos, hasta que esa gran mayoría de adiestrados se den cuenta de que ya no son tan mayoría y como Vicente irán donde va la gente.
      Hay gente valiente desde el minuto uno, otros desde el minuto dos, otros a los dos días, otros dos semanas, otros dos años y otros necesitaran toda la vida y parte de otra y ni aun así.
      Hay que respetar a la gente, a todo el mundo, simplemente hay que marcar distancia con lo que no comulgamos, pero sin acritud, desaires ni odios.
      Hay que confiar en la especie humana, de hecho son momentos como los de ahora en los que más hay que confiar, cuando todo se resquebraja miserablemente. Los demás no son tan distintos a nosotros, solo tienen miedo y no saben gestionarlo, pero esta caricatura de mundo que se nos ha quedado les despertará por las buenas o por las malas.
      Yo tampoco quería despertar, …taba tan agutito en la cama calentito creyendo que vivía en un paraíso y…toma jarra de agua fría mecaguen…no ma quedao más remedio, que le vi a hacer. No es valentía, es que no me han quedado más cojones si quería seguir mirándome en un espejo y dormir por las noches. Ha costado, más que nada en la vida, pero ha merecido la pena. Estoy preparado para lo que venga, venga lo que venga y pase lo que pase. Me da igual vivir más o menos, pero con dignidad. Sin dignidad no merece ser vivido ni un instante. Prefiero vivir un segundo digno que mil años engañado, y todo el mundo funciona igual lo que pasa es que muchos, la mayoría, todavía no se han dado cuenta, pero se darán, no todos pero suficientes, los demás como Vicente…ya sabes.
      No estamos solos, todos nos acompañamos, hasta los enemigos, todos somos de la misma familia, la familia humana. Y quien no pertenezca a ella va tener todo el cosmos pa correr y se le va a quedar chico. Jamás hubiera dado un euro por nadie, todo me daba asco, hasta ahora, ahora daría mi vida por cualquiera. Es un milagro, no, es el humano. Y todo gracias a unos psicópatas. Increíble.
      Un abrazo.

  2. Mientras este sujeto indeseable y malnacido no este colgando de una soga, el y todo su gobierno, el y todos los que estan detras de esta gran estafa y de este crimen perpetrado contra los españoles, el y todos los politicos, medicos y sanitarios, todos los periodistas y medios de terrorismo informativo como autores y coautores y colabrodadores de este inmenso crimen hasta que todos estos y los otros colaboradores silenciosos y no tan silenciosos, como los chulolicias que han estado ejerciendo de maldita gestapo, los jueces que durante casi dos años es como si no vivieran en España, el estruendoso silencio del ejercito (antes español) y el servilismo del preparao que ha sido incapaz siquiera de elevar una timida protesta, hasta que todos estos no esten sentados ante un juez de los de verdad, preferiblemente un tribunal militar no español porque aqui unos a otros se cubren el culo, y sean todos condenados a la pena de muerte, no habra ni se habra hecho justicia.
    Hijos de puta le habeis arruinado la vida a millones de españoles ¿y aun teneis la caradura de seguir haciendolo? Malnacidos os deseo el peor de los infiernos en esta vida a vosotros y a vuestras familias.

  3. Lo mas peligro son los estupidos que no piensan, porque defienden a sus verdugos, y venden a sus familias.

Comments are closed.