¡Cómo está el patio! Resulta que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, la lió parda en una conferencia organizada por la Fundación Mapfre.

[Nuevas ofertas de empleo publicadas por Angulas Aguinaga]

Resulta que el ministro confundió el hueco del atril en el que hablaba, destinado a una botella de agua, con el propio vaso, en el que vertió el agua que contenía la botella. Rápidamente el ministro se dio cuenta de su torpeza y se empezó a reír a carcajadas.

La verdad es que solo se trata de una anécdota graciosa, pero que denota también la torpeza del señor Escrivá. Una torpeza preocupante cuando en sus manos están las pensiones de todos los españoles.

A ver si su próximo acto de torpeza consiste en el cálculo de las pensiones o en la edad de jubilación…

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

Comments are closed.