Una de las cosas que más nos ha llamado la atención a lo largo de toda esta “pandemia”, todo este cuento del virus y la estafa de las “vacunas”, es que aquellos que, en teoría, estaban posicionados en contra de la globalización y de la dictadura de gobiernos y multinacionales, aquellos que iban de progres, de revolucionarios y que formaban parte de supuestas “tribus urbanas”, han sido los primeros en poner el brazo y de defender el relato oficial.

Cantantes, actores, escritores, músicos que iban de “outsiders” han demostrado que lo que más les importa es la pela, quién esté gobernando y no salirse de lo que piense todo el mundo por si les tachan de negacionistas, les ponen un gorro de papel de plata o, simplemente, le llaman loco, como le está sucediendo, por ejemplo, a Miguel Bosé.

Por eso nos alegra ver a gente valiente y conocida, como el cantante y productor Alex de la Nuez (Zombies, Tequila, Alex&Christina), dar un paso al frente y llamar a las cosas por su nombre, asumiendo el riesgo del insulto fácil al que recurre mucho vendido grafenado. Mucho nos gustaría que tomara nota el resto de colegas de profesión pero cada día está más claro que ellos están a la “sopa boba” y a hacer lo que sea necesario para conseguirla.

La verdad es que no esperábamos menos de ellos. Nos tienen demasiado acostumbrados a verles intentando cazar subvenciones. Y cuando se pretende vivir de las subvenciones ya se sabe, el que se mueva un poco no sale en la foto.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Efectivamente. Al hilo del twit sobre el VAR y VAERS. Tenemos una sociedad que ha declinado ejercer la reflexión a cambio de un asiento de circo. Así nos va…

  2. A mí no me ha sorprendido ni una pizca ver a todas esas maquinitas amplificadoras de consignas de la banda macarra dominante mostrar su verdadera naturaleza, que no es más que la naturaleza del ejemplar humano más simple, cobarde, mezquino, hipócrita, egocéntrico y de visión de corto alcance.

    Recordad a los parásitos de la “cultura” el cine español, ese que cuesta millones en subvenciones y que obtiene unos pocos cientos de euros en taquilla, arrastrándose mendicantes cuando el confinamiento quebrador.

    Hay una parte de toda esta ruina que nos sirve de deleite. A mí por lo menos.

  3. Esta Farsa del timovirus, de los venenos atroces inoculados al Pueblo para asesinarlo y esclavizarlo, nos está dejando tambén información valiosa sobre la calidad de las gentes que nos rodean, y concretamente con la calidad de la gente del ‘mundo del espectáculo’, cine, música, teatro o televisión. Sabíamos de ellos que en su mayoría eran una colección de putas y golfos sion oficio ni beneficio y vividores del dinero público, del dinero de los que pagamos impuestos. Ahora ya sabemos que muchos de ellos son la escoria más mañvada, sucia, repulsiva y repugnante jamás pensada. Y disponer de esa información, de ese conocimiento creo que es útil. Tod esta Patraña y el Gonocidio que está trayendo asociado nos está enseñando cosas, muchas cosas.

Comments are closed.