Volvemos a enterarnos, una vez más, de una de esas muertes repentinas que se están produciendo, últimamente, mucho más a menudo de lo que había pasado hasta ahora. Según informa ‘El Comercio‘, un hombre de 62 años ha fallecido cuando estaba asistiendo a una misa en el barrio gijonés de Cimavilla por la fiesta de Nuestra Señora de la Soledad.

Justo antes de comenzar el acto religioso, el hombre cayó desplomado. Inmediatamente fueron avisados los servicios de emergencias y al Policía Local. Primero acudió una ambulancia y después unos agentes de la Policía Local. Los sanitarios que se trasladaron hasta el lugar no pudieron hacer nada por salvar la vida de este hombre y falleció a los pocos minutos de que llegaran.

Nos volvemos a encontrar con un nuevo caso en el que una persona relativamente joven fallece de forma repentina en la calle, en este caso en una iglesia. ¿Creen ustedes que una persona que se encuentra mal saldría de casa para dar un paseo, ir a misa o realizar cualquier tipo de actividad en la calle? Se quedaría en casa, ¿no creen? Descanse en Paz.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Y luego lo santos, que deberia llamarse los demonios, acusando de criminales, desinformados y terroristas a quienes sabemos perfectamente a estas alturas que eso que estan inoculando no es una vacuna sino un veneno mortal. Ojala este pobre hombre sea el ultimo “desinformado” en fallecer “repentinamente” y ojala el gilipollas de lo santos sea el siguiente que de tan informado que cree que esta se caiga al suelo. El golpe no sera gran cosa, casi esta a la altura del firme.
    Por cierto que el que fue comunista una vez lo es hasta que se muere, y a ese lo santos le ha salido al fin el comunista que lleva dentro.

  2. Debe ser por la mascarilla…por asfixia,además de por estar inyectado con el veneno,pero como no hacen autopsias…
    En las Iglesias los párrocos de verdad son muy ancianos,ahora hay párrocos nuevos de países muy diversos,algunos no hablan español como debieran.
    Es difícil de explicar,que si se cierran las Iglesias se termina con la tradición cultural de Occidente,y ese el el objetivo de los satanistas,matar a los cristianos con vacunas e implantar el satanismo.Aunque sabemos que hay una Iglesia Profunda dirigida por el antipapa Bergoglio,es muy importante que la gente acudan a misa,al menos a la dominical,y que se olviden de esos rollos de pederastia que ocurre sobre todo en el Vaticano, muchos curas son muy buenas personas.Agobados cristianos no cesa de poner demandas al gobierno globalista y carecen de recursos pues estas denuncias cuestan mucho dinero.Estan matando a nuestros ancianos,a nosotros y a nuestros hijos,debemos de mostrarnos cristianos sin pudor y apollar la Iglesia Católica,que es de lo poco que queda de España.

Comments are closed.