NOTA DE PRENSA DE ACODAP

La denuncia ha sido presentada a través del buzón de denuncias de ACODAP, la Asociación contra la Corrupción y en Defensa de la Acción Pública liderada por el juez Presencia. Los hechos denunciados han sido inmediatamente puestos en conocimiento de las autoridades competentes. Recordamos que al buzón se accede a través del enlace directo: https://box.viadenuncia.net/4049845951?lang=es

En el escrito de denuncia se aporta un espeluznante informe elaborado por un perito veterinario, emitido en el año 2018, en el que se hace constar que la detección de una alta cantidad de tóxicos en el agua y en el alimento de los animales de la explotación” destinados al consumo humano, llegando a la conclusión de que “existen evidencias claras de SABOTAJE al ganadero” recomendando el mismo informe “realizar la denuncia pertinente ante quien corresponda”.

Los hechos son tan  graves que el artículo 364.2.1º del código penal castiga con penas de prisión el hecho de “administrar a los animales cuyas carnes o productos se destinen al consumo humano sustancias no permitidas que generen riesgo para la salud de las personas, o en dosis superiores o para fines distintos a los autorizados”.

Por otro lado, la Directiva UE 1937/2019 sobre protección de los denunciantes de corrupción establece y refuerza las normas mínimas comunes para la protección de las personas que informen, entre otras, sobre las siguientes infracciones del Derecho de la Unión: “seguridad de los alimentos y los piensos, sanidad animal y bienestar de los animales, salud pública, y protección de los consumidores”.

El ganadero afectado y denunciante asegura en su escrito que el autor de los estragos que describe el informe pericial es el alcalde del municipio, con quien el perjudicado y su familia mantienen litigios y pleitos por cuestiones de tierras y servidumbres de paso desde hace más de veinte años. Por ello es evidente que la cadena de sabotajes son ajustes de cuentas promovidos por el primer edil Zaballos, que se aprovecha de su condición privilegiada como autoridad y regidor para perjudicar a su enemigo.

De hecho, un revelador documento de gravísimo contenido que aporta ACODAP como prueba es uno de los muchos bandos dictados por el consistorio salmantino. En el “aviso” el consistorio reconoce sin reparos que se vierten potentes tóxicos, sin informar sobre su composición o marca comercial, en los caminos y vías que son habitualmente utilizados como pasos para el ganado.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL