Si en esta sociedad hubiera más gente valiente y no tanto cobarde que se vende por cuatro duros sin importarles las consecuencias de sus actos, no estaría pasando lo que está pasando en estos momentos. Si así fuera, si no hubiera tanto cómplice vendido y cobarde, los miserables criminales que mandan no podrían cometer todas las fechorías que están cometiendo.

Qué gran decepción. Cuántos profesionales, en quienes confiábamos, nos han decepcionado. Cuánto silencio cómplice, cuánto secretismo para que no nos enteremos de lo que está pasando. Cuánta miseria humana vendida al mejor postor. Cuánto miserable que vende a sus semejantes por un puñado de euros.

Y lo peor es que, cuando hablan en público, van de superhérores por la vida. Demasiados aplausos ridículos a las ocho de la tarde que se les han subido a la cabeza. Demasiado protagonismo injustificado. Y encima, a muchos tenemos que aguantarles que nos digan lo que le dijo una médico a su paciente, una lectora que nos envió la conversación telefónica que mantuvo con alguien que pertenece a un colectivo profesional que, en su mayor parte, se han convertido en simples vendedores de vacunas: “Nos hemos sacrificado por vosotros”. ¡Manda narices!

Ojalá hubiera más personas valientes que pensaran en el prójimo. Ojalá hubiera más personas como esta sanitaria que se dirige a sus compañeros de profesión sacándoles sus vergüenzas y sus miserias. Más personas como ella, los otros son completamente prescindibles. Ojalá les veamos pronto sentados delante de un juez.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

7 Comentarios

  1. Dan repulsión y miedo a partes iguales. Han pasado de “héroes” (muy creciditos ya, ahora más aún se lo tienen creído estos suficientes) a villano todo orquestado bajo la batuta del globalismo.

    Lo más seguro en estos tiempos es mantenerse lo más alejados posible de uno de ellos. Unos a conciencia y otros por inconsciencia se han convertido en el enemigo n° 1, un peligro total, porque no sabes quién es quién y bajo esa bata pulcra y prístina puede anidar un doctor muerte encantado de serlo.

  2. Bueno.
    A estas alturas de la película, quienes no sepan ya cómo comenzó todo esto, aún les debe costar asimilarlo. Como ya he comentado en varias ocasiones, los aplaudidos a las 20h00´, sabían perfectamente lo que estaba ocurriendo y aún así y cómo les debía alimentar su ego, siguieron con el engaño, pues ya no tenía marcha atrás. Toda la atención se centraba ellos y sus “esfuerzos” luchando a brazo partido contra un “virus letal”, para salvar vidas de los que ingresaban con esos supuestos síntomas. Se certificaban los fallecimientos en base a unos síntomas que eran exactamente iguales que los producidos por la gripe A e incluso B. Lo tenían fácil, pues desde enero, estaban las UCIS y parte de las plantas de los hospitales, al límite, casi el colapso, de casos con la influenza A y B, con mayor incidencia en la primera, un 70%. Estos datos, publicados en el mes de enero y claro está, en cuanto metió mano la OMS e Illa y por supuesto Bruselas, se cambiaron los del bicho nuevo, por los que ya tenían de la gripe, porque a ver quién se cree que en enero a tope y en febrero, ya no hay casos. Se extendieron certificados de defunción con la osadía de poner POR y CON, cuando ni se tenía prueba para diagnóstico ni se realizaban autopsias. EL INE publicó , groso modo, las estadísticas de los casos de fallecimiento POR y CON( estas de CON, las suavizan poniendo ” con sospecha de”) y viendo los resultados, aparecen más casos con sospecha de, que POR. Esta claro que, sin seguimiento de cualquier enfermedad por el facultativo de turno, diagnosticar algo sin pruebas y sin autopsias o necropsias, el fraude estaba servido. Emitir certificados de defunción “falsos”, es un delito penal, el cual siguen tratando de eludir con su silencio y corporativismo. Por eso, quizás, los colegios de médicos están a la que salta con el oficialismo, para que no se les vea el plumero y terminen dónde deberían terminar muchos de ellos. De las praxis, ya ni hablar y de las “paguitas y bonificaciones” a unos y a los hospitales, ¡¡qué decir!!. Cuidado con la futura vacuna de la gripe, que puede dar el mismo resultado que la inoculada en el 2019.

  3. No sé si la persona que sale hablando es sanitaria o guía turístico. Lo lógico, honesto y serio sería iniciar la transmisión dando su nombre, profesión y número de identificación profesional. Desde que empezó esta farsa asesina de la Plandemia apenas he visto a 10 o 15 sanitarios médicos dar la cara, identificándose. Dr. Luís de Benito, Dr Valdepeñas, una Dra de un Hospital de Mallorca…poco un pequeño puñado más de gente valiente. No pasarán de 10 o 15. Que dios nos coja confesados a los españoles, porque si el desenlace de esto depende de nosotros…

  4. Sr. de la Salud de Canada, Sr. Arouda:

    Su discurso en todas sus apariciones televisadas:
    ” El virus es un traidor”
    “Ataca por la espalda”
    “Yo maldigo este virus”
    “El virus está por todas partes”
    “Se esconde y ataca por la espalda”
    “Nos ha atacado nuestra vida”

    ¿Recordaís las palabras de Trump “estamos frente a un enemigo invisible”, y Macron en su discurso de Marzo 2020 repitiendo 6 veces “Estamos en Guerra”????
    13 de Octubre 2021 debate en Senado de Francia de la vacunación obligatoria a partir de los 5 años.
    Ya vienen los campos de concentración.

    Me da la sensación que si cambiamos estas palabras calificativas y actitudes del virus por “Energía Crística” se puede entender muchas cosas.

  5. Pues ahora habrá que salir a las ocho a insultarlos y a tocar calderos.

    Mi dentista de ahora es una psicópata al 100% y por primera vez que fui hace un par de semanas, y se le nota a leguas y sus “jugadas” y “naturaleza malvadas”. Y porque la que la ayuda no lo es y está controlando, si no salgo por patas, la segunda cita estoy por cancelarla….

Comments are closed.