Tan malo como pueda llegar a ser un criminal son aquellas personas que, normalmente de una forma cobarde, colaboran con ese criminal convirtiéndose en cómplices. Arruinar la vida laboral, social o sanitaria de cualquier persona es de criminales, de miserables criminales. Y colaborar en arruinar esa vida es igualmente criminal y miserable. Hartos estamos de los que lo justifican todo porque cumplen órdenes, sean estos quienes sean.

Vean, por ejemplo, lo que han hecho con esta mujer. Su nombre es Julie Ponesse y es catedrática de Ética en la Universidad de Western Ontario. Julie va a ser despedida porque no se quiere inocular, porque como dueña de su cuerpo que es decide, tal y como explica en el propio vídeo, no someterse a dejarse inyectar un medicamento experimental.

Ahora, después de 20 años de trabajo, va a ser despedida por no hacerlo y decide contárnoslo a todos y darnos una última lección de Ética. Vean el vídeo con atención, la lección que da esta mujer es maravillosa, valiente y tremendamente emotiva.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

7 Comentarios

  1. Los que “cumplen ordenes” deben pasar por la guillotina uno detras de otro igual que los que dan esas ordenes.
    Y ojala que llegue el dia en el que vemos a todos los federicos j losantos de España subiendo las escalerillas que los llevaran a la afilada cuchilla de esa guillotina. El mundo debe ser limpiado de todos esos malnacidos sean politicos, perrodistas, medicos, enfermeros, policias, militares, jueces que se van a colombia, presentadores de programas, farmafiosos, chivatos de balcon y el resto de basura semi humana que creiamos que tenian corazon y alma y hemos descubierto que lo que tienen es un trozo seco de mierda.

  2. Le sobró decir que no es sanitaria para ser obligada. Éste veneno no debe ser por obligación a nadie. Sólo los imbéciles que acudan voluntariamente!!.

  3. Pues no se va a vacunar por qué está en su sano juicio.
    Ahora en los hospitales solo quieren que haya,un enfermo en cada habitación…es un desastre,va todo lentísimo y nadie sabe dónde están los pacientes,lo han complicado como nunca,hay muy buenos médicos,pero da la sensación de que operan por dinero,por qué hay medicación para todo,pero prefieren la cirugía.
    Si algún enfermo no tiene visitas de familiares…no sabemos que puede ocurrir,eso sí la gente está covidiotizada totalmente,y son fanáticos agresivos de la masacarilla,puede que lleguen a matar si no te asfixias con la mascarilla y decides respirar por la nariz.Es el colmo del absurdo mundial…mientras en algunos países no las usan,y ya no hay pandemia ni restricciones.
    En la India,donde viven millones de personas,han erradicado el virus con ivermectina!,es increíble,pero en España los políticos son tan nefastos!.

  4. Asesinos: asesinos son aquellos que quieren obligarte a que te inyecten algo contra tú voluntad, asesinos son jefes que obligan a sus empleados a que le inoculen mierda, asesinos son personajes como el vendido Federico Jiménez Losantos, asesinos hay tantos, unos se dedican a la política, otros al crimen organizado y otros a la medicina y también aparecen algunos en las fuerzas de seguridad del estado, el genocidio ya está asegurado con los pinchazos, pero la culpa también es de quien pone el brazo.

  5. Mi deseo es que políticos, policías, periodistas, locutores, sanitarios y presentadores acaben todos dentro de contenedores y le deseo cosas mucho peores por todo el daño que están haciendo, yo no comprendo como hay quien confía en su verdugo el dictador, traidor y embustero que llegó al gobierno mintiendo y se va a ir jodiendo al prójimo , yo al enterrador le deseo lo peor.

  6. Desde el primer momento se lo dije a todo el que me quería escuchar: “No os pongáis la vacuna, es un medicamento experimental que en dos o tres años puede matarte”. Ni puto caso y además si me descuido me quieren pegar gente que conozco toda la vida. Al final paso de decir nada y que cada uno se las ventile. Si se mueren peor para ellos por covidiotas.

Comments are closed.