No es que Melendi haya sido nunca un personaje de nuestro agrado, pero cuando creemos que tiene razón, hay que dársela y punto. El cantante actuaba la pasada noche en Alicante y en un momento de su actuación observó cómo uno de los guardias agarraba a una de las mujeres de la primera fila porque se “levantó para saltar”.

Según versiones de los presentes en la actuación de Melendi, los hechos se produjeron “en la última canción” cuando “una mujer se levantó para saltar”. Uno de los miembros de seguridad del concierto habría “ido a por ella” y “se le fue la cabeza”. La empezó a agarrar bruscamente provocando daño». En un primer momento Melendi habría empezado «a gritar desde el escenario» pero, cuando vio que el altercado continuaba, este bajó a hablar con él cara a cara.

Al darse cuenta de lo que sucedía, Melendi se bajó corriendo del escenario y le gritó “¡que no se coge a la gente, gilipollas!, ¡que no se toca a la gente! ¡Vete para allá, idiota!”

Aplaudimos la actitud de Melendi, pero por lo que parece, hay otra mucha gente a la que le gusta que se le trate como ganado y que justifica cualquier cosa que se haga con ellos por la supuesta “pandemia”. La verdad es que nos parece increíble a qué nivel de sometimiento han llegado algunos que, evidentemente, padecen un terrible “Síndrome de Estocolmo”. Se darán cuenta leyendo algunos comentarios de respuesta a este tuit que hemos publicado.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

    • Ahora inseguridad es una fan que pega un saltito despues de ver todo el concierto sentada como una lerda? Estamos locos? Seguridad de que? Has visto el metro en hora punta?
      El mero hecho que tenga que ver el concierto sentada es lo alarmante para nuestra seguridad.

  1. Como bien dice el Cardenal Vigano,no es una vacuna sino un experimento génico.En consecuencia,la legislación debería girar hacia el concepto de experimentación con humanos,para el que la legislación española exige:consentimiento informado,y un seguro que cubra los efectos secundarios.

    Por lo visto,los jueces siguen sin entender que llaman vacuna,a algo que no lo es,en todo el mundo consideran vacuna este experimento.No es vacuna por qué su licencia es ilegal y se ha demostrado en juicios,por qué no está aprobada por ninguna agencia de medicamentos y por qué se administra por una supuesta situación de emergencia más política que sanitaria.

    Que se centren en la legislación de experimentación con humanos.

  2. Buena parte de estos mindundis seguratas son gentuza que piensan que tienen alguna clase de autoridad, y solo pueden actuar si se está cometiendo un delito flagrante. Que un mierda de esos se atreva a llamar la atención a alguien por levantarse de una silla, o lo que es peor, a tocarlo, es propio del Fascismo. Deberían denunciar a ese comemierda e inhabilitarlo.

  3. Bueno, pero, ¿la defendió porque vio una agresión o porque estamos en “plandemia” y “no se toca a la gente”?

Comments are closed.